EL PAíS › DURáN BARBA INTENTA ZAFAR DE LA JUSTICIA

Con el estilo de Macri

Igual que el jefe de Gobierno, su consultor trata de ganar tiempo y evitar una declaración sobre la campaña sucia.

 Por Martín Granovsky

Mauricio Macri tuvo ayer la oportunidad de ser el asesor de su asesor. Hoy estará el resultado: el jefe del grupo de operaciones quirúrgicas Jaime Durán Barba está citado a indagatoria por la jueza federal María Servini de Cubría. Por la mañana los ciudadanos sabrán si postergó la asistencia a la Justicia al estilo de Macri, como era su intención, o compareció para explicar presuntas irregularidades en la campaña para la Jefatura de Gobierno de 2011.

Ayer fue el turno de Guillermo Garat, miembro destacado del grupo Durán Barba. Garat fue fiel a Macri. Igual que el jefe de Gobierno en casos como las escuchas ilegales, prefirió no prestarse a declaración indagatoria.

La causa en el fuero federal comenzó cuando al senador Daniel Filmus pidió investigar quién había enviado mensajes a los porteños preguntándoles qué opinarían si se confirmase que su padre trabajaba como arquitecto junto a Sergio Schoklender. El padre de Filmus no sólo no trabaja con Schoklender. Ni siquiera es arquitecto.

Como informó este diario el último domingo, ésa fue solamente una más de la artillería de preguntas disparadas desde varios call centers que pertenecen al grupo Durán Barba. Entre las preguntas que no eran tales figuraban menciones a “los sindicatos”, convertidos así en un demonio, al secretario general de la Confederación General del Trabajo, Hugo Moyano, y a la presidenta de la Asociación Madres de Plaza de Mayo, Hebe Bonafini.

Garat es uno de los firmantes de un acuerdo de confidencialidad y fuerza conjunta de tareas. Los otros son el propio Durán Barba y Rodrigo Lugones, citado por la Justicia para mañana. También figura Santiago Nieto, coautor junto al asesor dilecto de Macri de un libro llamado El arte de ganar. Cómo usar el ataque en campañas electorales exitosas.

Según pudo establecer Página/12 de un funcionario que pidió reserva de su identidad, en la investigación surgió que Garat es el mismo Guillermo Garat que en 2006 facturó honorarios a la Legislatura de la ciudad de Buenos Aires. En ese entonces era un monotributista con dirección en Paraná 1263.

El acuerdo de confidencialidad entre los operadores tuvo en cuenta que “el señor Guillermo Garat y su equipo tienen experiencia en el desarrollo de la actividad de call center, explotando dicho negocio en el ámbito local e internacional, como principal accionista de la sociedad denominada Connectic S.R.L.”.

En cuanto a Lugones, el posible indagado de mañana, dice el acuerdo al que tuvo acceso este diario que su experiencia reside “en la actividad de encuestas, siendo titular del know how respecto de esta actividad”.

La defensa del grupo de tareas de Durán Barba intenta, mientras tanto, que la causa pase del fuero federal a la Justicia porteña. Tienen toda su confianza colocada en el juez contravencional y de faltas Carlos Bentolila para que avancen los planteos que ya realizó el fiscal porteño Martín López Zavaleta para que Servini se inhiba.

Si hay una diferencia, deberá ser dirimida por la Corte Suprema de Justicia. Sin embargo, un funcionario judicial que pidió reserva de identidad dijo que nada impide que, hasta que llegue ese momento, el juzgado de Servini siga investigando, buscando más elementos de prueba e insistiendo en las citaciones que vienen del año pasado.

También detalla el documento de confidencialidad ya mencionado que el 11 de noviembre de 2008 Lugones y Garat “han constituido una sociedad de responsabilidad limitada denominada Opinión Confidencial S.R.L, la que se encuentra en trámite de inscripción por la Inspección General de Justicia de la Nación”.

La sociedad tiene como objeto “realizar actividad encuestadora en el ámbito de la República Argentina y en exterior a través de la tecnología y de los servicios de call center”.

La Parte Call Center del acuerdo, o sea Garat y su equipo, “se obligó a poner a disposición de la Sociedad su tecnología y conocimientos técnicos en materia de actividad de call center a fin de utilizarlo como medio de realización de encuestas, y de esta forma lograr una actividad rentable que será canalizada a través de la Sociedad y mediante la unión de los conocimientos y el esfuerzo de las Partes; la Parte Call Center también está interesada en mantener y proteger la información que develará durante la vigencia de la Sociedad”.

Una clave del acuerdo entre el equipo de Durán Barba y Lugones y el de Garat es el compromiso de no competir. Dice el texto: “Las partes asumen la responsabilidad irrevocable y expresa de no desarrollar en forma directa o indirecta la realización de actividad alguna en competencia con la Sociedad en todo el ámbito de la República Argentina”. Y agrega: “En consecuencia, ninguna de las Partes podrá establecer una sociedad, compañía, establecimiento o negocio de cualquier índole o asociarse a un negocio o actividad que pueda considerarse como competidor de las actividades actuales de la Sociedad”.

La Parte Encuestadora, para decirlo en los elegantes términos del Acuerdo de Confidencialidad y No Competencia, es la que está integrada por Nieto, Durán Barba y Lugones.

Tanto Garat como Durán Barba, jefe del grupo de tareas quirúrgicas, distribuían también tarjetas impresas con la razón social Informe Confidencial, firma con varias sedes: en Quito, en el estado brasileño de Belo Horizonte y en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. En la capital argentina la dirección de ambos es Libertad 1240. Se trata, justamente, de uno de los domicilios allanados el año pasado por la Justicia federal.

El know how es la expresión habitual en inglés para hablar de una habilidad específica o, comercialmente, de una técnica ya desarrollada.

Martín Vicente Peluffo, otro de los miembros del grupo Durán Barba, es firmante autorizado de Call and Contact Center, una de las empresas que realizó la laborcampaña de preguntas con base falsa en la campaña porteña.

Garat es firmante autorizado de Tag Continental, otra de las participantes. La dirección de Tag Continental es Libertad 1240.

Connectic, otra de las empresas del grupo que posee know how, es la misma que ofreció sus servicios inteligentes para la campaña electoral de Jorge Macri en Vicente López, el año pasado.

La inteligencia “consiste en llamar a todos los domicilios de la provincia de Buenos Aires con el fin de transmitirle un mensaje, solicitar información o consultar sobre sus preferencias políticas”, decía un documento de la empresa. Esas llamadas “serán monitoreadas de manera constante por gente capacitada”. “La información recolectada en la identificación será procesada y entregada de manera de poder hacer un seguimiento y una posterior campaña de persuasión”, prometió Connectic. El fundamento es el cruce con una base de datos. Los trabajos realizados “en forma quirúrgica” son productivos por lo siguiente: “Tenemos información de que grupos familiares comulgan con nuestras ideas y de esta manera podemos identificar posibles voluntarios en distintos barrios del conurbano”. Y algo más: “Podemos organizar una red de voluntarios que abarque las zonas más marginadas, donde de otra manera sería muy difícil llegar”.

[email protected]

Compartir: 

Twitter
 

Imagen: Bernardino Avila
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.