EL PAíS › EL SECTOR DE ALFONSIN Y EL DE MOREAU-STORANI DISPUTAN LA CONDUCCION BONAERENSE

Una pulseada radical en la provincia

Hoy cierra la presentación de listas para las elecciones internas de junio. Con el apoyo de Posse, el alfonsinismo postula a Alejandro Armendáriz (hijo) para presidir el Comité provincia. La otra lista impulsa al intendente de Chascomús, Juan Gobbi.

 Por Sebastian Abrevaya

El radicalismo bonaerense está a un paso de ir a elecciones internas para definir cargos partidarios. Hoy vence el plazo para presentar listas y los dos sectores que se disputan la conducción de la estructura política en el distrito más importante del país no logran alcanzar un consenso. Por un lado, el sector de Ricardo Alfonsín concretó ayer un acuerdo con el intendente Gustavo Posse y ambos impulsarán a Alejandro Armendáriz (hijo) como candidato a presidente del Comité provincia. Por el otro, el sector que conducen Leopoldo Moreau y Federico Storani, junto a los intendentes Mario Meoni y Héctor “Cachi” Gutiérrez, pide que todos los responsables de la “debacle electoral” del año pasado den un paso al costado y postulan al jefe municipal de Chascomús, Juan Gobbi. En esta elección se votan, además, los delegados al Comité Nacional, requisito para ser presidente del partido a nivel nacional. Con ese objetivo en vista, Ricardo Alfonsín encabezará la nómina de su sector en esa categoría.

“Nosotros hicimos todos los esfuerzos para evitar la interna, porque después aparece como que los radicales siempre estamos pensando en la interna y no en los problemas de la gente. Pero Moreau pretendió hacerle creer a los demás que no queríamos porque teníamos miedo de perder y esta interna nosotros la ganamos seguro”, afirmó Miguel Bazze, actual presidente del partido por el alfonsinismo. Lo cierto es que hasta que se concretó ayer el acuerdo con Posse, la situación estaba más pareja. Finalmente, el hombre fuerte de San Isidro abandonó a sus aliados de la elección pasada y se llevó consigo a un grupo de dirigentes que también habían enfrentado al alfonsinismo en 2010. Se trata del diputado Mario Barbieri, el ex diputado Daniel Katz y el jefe municipal de Ramallo, Walter Santalla, entre otros.

En el acuerdo con Posse, la lista del comité provincial quedó integrada por un representante de cada espacio y encabezada por el diputado provincial Alejandro Armendáriz, un joven dirigente, hijo del primer gobernador bonaerense tras la recuperación de la democracia. Los dos primeros lugares de la lista de delegados al Comité Nacional son para Alfonsín y Juan Manuel Casella, mientras que el intendente de San Isidro colocó los dos siguientes. Por primera vez después de haber fundado el partido Acción Vecinal, Posse volverá a tener un cargo en la UCR. Encabeza la lista de convencionales nacionales y deja abierta así la posibilidad de ser presidente de la Convención Nacional.

“No se hacen responsables de la política electoral y el acuerdo con De Narváez que nos llevó a la debacle y nos alejó de un partido popular y progresista”, sentenció Storani en diálogo con Página/12. El espacio que integra el ex ministro es muy crítico de la política de alianzas confeccionda por el alfonsinismo del año pasado, que llevó a la UCR a una sociedad con el peronista disidente Francisco de Narváez. “Eso no se lo cree nadie porque por el acuerdo con De Narváez hizo más fuerza Moreau que nadie. Nosotros hicimos la autocrítica, fuimos comité por comité, él puede decir lo que quiera en los medios pero nosotros no fuimos hipócritas”, replicó Bazze. Lo cierto es que Storani fue muy crítico de aquel acuerdo, pero los otros integrantes de su espacio lo convalidaron. Tanto Moreau como Meoni y Gutiérrez no formaron parte de la resistencia al pacto con el Colorado. Además de la candidatura de Gobbi para el Comité provincia, Meoni lidera la lista de delegados al Comité Nacional y Gutiérrez la de convencionales. Cecilia Moreau, diputada provincial e hija de Leopoldo, va de candidata a vice.

A pesar del flojo rendimiento de la UCR en este distrito, la elección que se hará el 24 de junio tiene un fuerte impacto en el radicalismo nacional ya que se eligen 73 convencionales, un número muy grande para la Convencional Nacional, el órgano partidario que deberá definir la política de alianzas en el marco de un fuerte debate respecto de un acuerdo con el PRO de Mauricio Macri o el FAP de Hermes Binner.

Compartir: 

Twitter
 

El sector de Moreau (der.) pide que se vayan los responsables de la “debacle electoral”, en alusión a Alfonsín.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.