EL PAIS › MOYANO Y BARRIONUEVO SELLARON SU ALIANZA CON UNA MANIFESTACION

Dos que ahora son aliados

Los camioneros, con Pablo Moyano a la cabeza, se manifestaron junto al gastronómico frente a la Superintendencia de Seguros de Salud. Así pusieron fin a cinco años de enfrentamientos. En el moyanismo dijeron que fue “el primer paso hacia el paro nacional”.

Luis Barrionuevo y Pablo Moyano se abrazaron y dejaron atrás sus diferencias.
Imagen: Leandro Teysseire.

El moyanismo y barrionuevismo sellaron ayer su alianza. Después de más de cinco años de división por diferencias políticas, Pablo Moyano confluyó con el gastronómico Luis Barrionuevo ante la Superintendencia de Seguros de Salud para reclamar por la deuda que el Estado mantiene con las obras sociales sindicales. Al sumar al referente del sindicalismo neoliberal de los años ’90, Moyano cuenta con otro aliado para su armado opositor.

“Este es el primer paso hacia el paro nacional”, señaló el secretario general del gremio de los panaderos Abel Frutos, dirigente de la CGT moyanista. Los seguidores del camionero realizaron una demostración de fuerza de cara a la huelga que encabezarán a fines de noviembre. Pero la novedad fue la movilización de los gastronómicos y el abrazo que se dieron Pablo Moyano y Barrionuevo al encontrarse en las inmediaciones del Cabildo porteño. Es la primera vez que comparten un escenario de protesta desde que el gastronómico abandonó la CGT que conducía Moyano cuando era aliado del kirchnerismo.

Mientras Moyano estuvo al frente de la central obrera, Barrionuevo se mantuvo dentro de la estructura gremial hasta que la figura del camionero se asentó como un puntal en la alianza con la Casa Rosada. Fue en el 2007 que el líder gastronómico abandonó la CGT con un puñado de gremios aliados y conformó la CGT Azul y Blanca, de la que todavía es el secretario general. El crecimiento de Barrionuevo como dirigente sindical se dio fundamentalmente en los ’90, bajo la presidencia de Carlos Menem, y se lo recuerda por haber señalado públicamente que “en la Argentina tenemos que dejar de robar por lo menos dos años”.

Abrazados como dos viejos amigos llegaron los dos dirigentes hasta la puerta de la SuSS para reclamar por la resolución 1200 que regula el reparto de fondos a las obras sociales con las columnas de sus seguidores detrás. “Es vergonzoso que la presidenta de la Nación haya firmado ese decreto que cercena el derecho a muchos trabajadores con hijos con capacidades diferentes, donde miles y miles de trabajadores que tienen hijos con capacidades diferentes no van a recibir los beneficios a través de las obras sociales”, criticó Pablo Moyano al arribar al frente del edificio. En rigor la resolución firmada por la presidenta de la SuSS, Liliana Korenfeld, se encuentra suspendida hasta el 30 de noviembre a pedido de la CGT que lidera el metalúrgico Antonio Caló tras haber encontrado “deficiencias técnicas” en la norma.

En la última interna de la CGT que dejó a Moyano sin representatividad legal, Barrionuevo se mostró permeable con los dos sectores. Incluso llegó a participar de algunas de las primeras reuniones del sector de Caló en la sede del sindicato de Luz y Fuerza. Finalmente, como no aceptaron su propuesta para que la central obrera fuera encabezada por un triunvirato del que él participara, decidió quedarse afuera.

La unión de las dos CGT no reconocidas por el Ministerio de Trabajo es el primer paso hacia el paro y movilización a Plaza de Mayo que se encuentran negociando y que podría concretarse el 20 de junio. Además de los dos espacios de la disidencia cegetista, la Central de Trabajadores de Argentina (CTA) del estatal Pablo Micheli ya anunció su participación y la Federación Agraria Argentina de Eduardo Buzzi también. A todos estos sectores sólo los une su enfrentamiento con el kirchnerismo, ya que arrastran diferencias históricas de años anteriores.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared