EL PAíS › CAMERON SALIO A RESPONDER DICHOS DE BERGOGLIO DE 2012, CUANDO ASEGURO QUE LAS MALVINAS ERAN ARGENTINAS

Un nuevo desacuerdo sobre una vieja declaración

Diarios británicos recordaron una frase de Bergoglio en una misa con ex combatientes por los 30 años de la guerra de Malvinas. Lo consultaron a Cameron, quien recordó el referéndum kelper de la semana pasada.

El primer ministro británico, David Cameron, salió a responder al flamante papa argentino Francisco a propósito de una antigua declaración por las islas Malvinas, que recobró vigencia a partir de su designación. “La fumata sobre las Falklands (islas Malvinas) fue muy clara”, dijo el premier conservador refiriéndose al referéndum que el fin de semana pasado el gobierno kelper realizó en las islas y en el que ratificaron casi por unanimidad que quieren seguir siendo súbditos británicos. Cameron respondió así durante una rueda de prensa en Bélgica, cuando lo consultaron por las palabras del entonces arzobispo de Buenos Aires, Jorge Bergoglio, cuando en 2012 y frente a ex combatientes argentinos de Malvinas dijo que las islas “son nuestras”, después de celebrar una misa en la Catedral Metropolitana al cumplirse 30 años de la guerra con el Reino Unido en archipiélago austral. La “votación” británica en Malvinas fue rechazada por el Congreso argentino –el mismo día que Bergoglio era consagrado papa– por tratarse de “una acción unilateral ilegítima”, “contraria a lo establecido por Naciones Unidas” y “sin consecuencias jurídicas internacionales”.

Cameron dijo expresar “respetuosamente” su desacuerdo con el papa Francisco frente a la postura que manifestó cuando era arzobispo de Buenos Aires sobre la soberanía del archipiélago del Atlántico Sur. “Hubo un referéndum extraordinariamente claro en las Falklands (islas Malvinas) y creo que es un mensaje para todos en el mundo que la gente de estas islas ha elegido claramente el futuro que quiere”, agregó el premier británico en Bruselas, donde participó de una cumbre de la Unión Europea, sobre la votación que su gobierno organizó el pasado fin de semana entre los habitantes británicos de las islas. La votación tampoco cambió la postura de la propia UE, que esta semana minimizó la consulta señalando que fue “una cuestión interna” del Reino Unido.

Los diarios ingleses The Times y The Sun publicaron el jueves que el entonces cardenal primado de la Argentina dijo que las islas “son nuestras”. “Venimos a rezar por aquellos que han caído, hijos de la Patria que salieron a defender a su madre, la Patria, a reclamar lo que es suyo de la Patria y les fue usurpado”, dijo Bergoglio durante la homilía que pronunció en la Catedral Metropolitana en 2012.

“Esperamos que sus sermones anteriores en los que simpatizaba con la posición argentina no se repitan”, expresó el diario sensacionalista The Sun, sobre la postura del Papa. “El (Francisco) podría apoyar a Gran Bretaña, haciendo claridad en los líderes argentinos, que se agitan acerca de las Falklands (Malvinas)”, sugirió en su editorial, siguiendo su tradicional línea nacionalista.

El Congreso argentino rechazó por unanimidad en su última sesión la consulta kelper en Malvinas, el mismo día que Bergoglio fue elegido Papa. “Es una acción unilateral ilegítima”, “contraria a lo establecido por Naciones Unidas” y “sin consecuencias jurídicas internacionales”, señalaron las dos cámaras legislativas.

Una postura en la que coincidieron todas las bancadas políticas del Parlamento, que se encargaron de remarcar el respaldo que el reclamo argentino recogió de todos los países latinoamericanos y del Caribe, de todos los Estados africanos, así como del G-7 más China. Allí también se denunció la militarización del Atlántico Sur y el riesgo ecológico que significa la explotación ilegal de sus recursos naturales. Además de reclamar el cumplimiento la Resolución 2065 de la ONU, que establece la necesidad de una negociación bilateral entre el Reino Unido y la Argentina para solucionar el problema de la soberanía sobre las islas Malvinas.

Una resolución que Inglaterra siempre se negó a cumplir. Insiste en que se trata de un territorio propio de “ultramar” y quiere imponer en las negociaciones a la población británica trasplantada a las islas como parte de una discusión tripartita, para inclinar la balanza a su favor.

Desde la Argentina, el presidente de la Cámara de Diputados, Julián Domínguez –que integrará la comitiva oficial argentina en la misa inaugural del pontificado de Francisco–, expresó ayer que “hay que pedirle a Dios que el Papa sea el instrumento para que se pueda construir diálogo” por la soberanía de Malvinas.

“Yo, como ex combatiente de Malvinas, porque estuve en el teatro de operaciones, la primera imagen que se me vino es la imagen de la bandera argentina en las islas Malvinas. Hay que pedirle a Dios que el Papa sea un instrumento para que se pueda construir el diálogo. Esa es mi aspiración”, dijo Domínguez, que fue uno de los conscriptos del Batallón de Artillería 601 de Junín movilizados hasta Río Gallegos sobre el final de la guerra con la intención de trasladarlos a las islas. “Voy a ir a rezar por las islas Malvinas y por los argentinos”, aseveró Domínguez.

La elección de un cardenal argentino como papa de la Iglesia Católica volvió a agitar la discusión sobre la soberanía de las islas Malvinas, en que el Reino Unido no logra sumar adhesiones a su postura colonialista.

Compartir: 

Twitter
 

El primer ministro británico, David Cameron, fue consultado durante la cumbre europea, en Bruselas.
Imagen: AFP
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.