EL PAíS › EL ROBO OCULTADO EN LA CASA DEL INTENDENTE DE TIGRE, SERGIO MASSA

Los vínculos con el ladrón

La empleada de la esposa de Massa, María Ester Martínez, fue suspendida después del robo, por lo que se presume que tenía algún vínculo con el acusado. Cuatro prefectos declararon que el detenido se presentaba como amigo de Massa e iba a verlo dos veces por semana.

Las hipótesis y, sobre todo, las dudas se mantienen en torno del curioso robo en la vivienda del candidato a diputado bonaerense Sergio Massa y su esposa, Malena Galmarini. Por un lado, se habla de la acción infiel de un hombre de confianza, militante de la agrupación de Ma-ssa, que teniendo vínculo con la familia del intendente se aprovechó de la situación y entró a robar. También se sigue sospechando de que, sobre la base de un hurto real, se estuviera preparando una operación política en la que Massa acusaría al gobierno nacional casi sobre el cierre de la campaña. En cualquiera de las dos alternativas, lo que quedó certificado es el adelanto de Horacio Verbitsky en Página/12 del domingo pasado: el robo ocultado en la casa del intendente. Ayer quedó claro que María Ester Martínez, asistente de la esposa de Massa, tenía algún vínculo con el ladrón, al punto de que la suspendieron del trabajo en la vivienda del matrimonio Massa. Por otra parte, fueron convocados a declarar otros prefectos que hacían guardias en el barrio cerrado Isla del Sol, donde vive Massa, y todos coincidieron en que el detenido, Alcides Gorgonio Díaz, se presentaba como un puntero y amigo de Massa y que entraba a verlo dos veces por semana.

El robo tiene elementos grotescos, aunque los investigadores sostienen –según versiones difundidas a los allegados del intendente– que las cosas no fueron tan sencillas como aparecen ahora en las cámaras de seguridad. Según ellos:

- Está claro que el prefecto Gorgonio entró con su propio vehículo y así lo muestran las imágenes. Estuvo charlando largamente con los hombres de la garita.

- El delincuente dejó el vehículo a bastante distancia de la vivienda de los Massa.

- No está registrado cuándo se acercó a la casa, sino cuando ya empezó a forzar la puerta. Para ese momento, ya usaba una especie de campera con capucha, en la que no se le veía el rostro.

- Según los investigadores, hubo que mirar las cámaras un buen rato para determinar que se trataba de Gorgonio y que se logró esencialmente comparando cómo caminaba y pequeños detalles del calzado.

- Aun así, los comportamientos del ladrón resultan muy extraños, porque dispara sin razón a una cámara de seguridad y no se llevó la vaina, algo que no hace ningún delincuente con un mínimo de experiencia. Tampoco luego descartó el arma y lo encontraron a las pocas horas en la vivienda de su padre, con las pistolas y todo lo robado.

El vínculo entre Gorgonio y los Massa quedó totalmente probado. La esposa del candidato admitió que la doméstica María Ester Martínez, que trabaja hace quince años con la familia, fue suspendida después del robo. Es decir, Malena Galmarini conocía que ella tenía algún vínculo con Gorgonio. Martínez ayer dijo que efectivamente conoce al prefecto, pero que su vínculo con él era de conocimiento, no sentimental. La esposa de Massa ayer sentenció: “No soy chusma, no sé qué relación tenían”.

Los que resultaron concluyentes fueron los otros prefectos que trabajan haciendo adicionales en Isla del Sol. La cabo Graciela Natalia Gacio dijo que “Gorgonio entraba sin problemas y luego veíamos, por los monitores, que se dirigía al lote perteneciente a la familia Massa. Todos los que prestábamos servicio sabíamos que Gorgonio era allegado a los Massa”. Por su parte, el prefecto principal Roberto Andrés Gaira contó que Gorgonio Díaz concurría “a un almuerzo de confraternidad que se hace los viernes en la Prefectura de Tigre y en esos encuentros siempre decía que era muy allegado a los Massa y trabajaba con éste en labores comunitarias”. El ayudante Andrés Marvezy dijo que se sorprendió de lo ocurrido “porque Gorgonio Díaz siempre se jactaba de ser acreedor de una relación personal con el intendente Massa”. Otro prefecto, Carlos Germán Schultze, relató que en una ocasión Gorgonio llegó tarde a tomar servicio y que argumentó que había estado reunido con Massa.

Con todos los elementos a la vista, parece claro que hubo un robo. El hecho se mantuvo en reserva y el fiscal Mariano Magaz acompañó al intendente en la estrategia de que no se difundiera. Desde un punto de vista político, no le favorecía a Massa que se conozca que el candidato que basa su imagen en los temas de seguridad, haya sido robado en su propia casa por un conocido, integrante de su movimiento. La otra sospecha es que Massa sí iba a hacer público el robo, pero adjudicándoselo a una maniobra del Gobierno. Ese enfoque hubiera sido difícil de sostener: su jefe de campaña, Juan José Alvarez, pidió por Gorgonio en 2007; María Ester Martínez trabaja con los Massa hace 15 y el prefectoladrón entraba al lote de la familia del intendente dos veces por semana.

Compartir: 

Twitter
 

Massa se mostró ayer junto a un grupo de artistas que apoyan su candidatura a diputado.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.