EL PAíS › CRISTINA FERNáNDEZ DE KIRCHNER ESTUVO CON JOSé “PEPE” MUJICA EN MONTEVIDEO

Un encuentro para reafirmar la relación

Ambos presidentes encabezaron la inauguración de una planta de la petrolera estatal uruguaya construida con la colaboración de YPF. “El anillo energético en la América del Sur es central para nuestro desarrollo”, destacó CFK.

La presidenta Cristina Fernández de Kirchner y su par uruguayo, José Mujica, reafirmaron ayer la relación “estratégica” entre ambos países en el marco de la Patria Grande sudamericana, durante un acto que compartieron en Montevideo con motivo de la inauguración de una planta de la petrolera estatal de ese país, Ancap, construida con colaboración de la argentina YPF. “El anillo energético en la América del Sur es central para nuestro desarrollo”, señaló CFK, que durante su breve estadía recibió las llaves de la capital uruguaya, a pesar de que la oposición al gobernante Frente Amplio cuestionó el reconocimiento. “La integración no es cosa de izquierda o derecha, es cuestión de ser o no ser”, dijo a su turno el “Pepe”, quien destacó la relación entre ambos Estados a pesar de algunos encontronazos: “Los conflictos se negocian”, concedió.

La mandataria sostuvo que la obra inaugurada es “la muestra más cabal” de la forma en la que los países de la región estrechan relaciones: “La integración es muy amplia, es integración física, a través de obras de infraestructura que tenemos que seguir realizando en materia de conectividad entre nosotros, es integración en materia energética, que es lo que estamos haciendo hoy con esta importantísima inversión de más de 400 millones de dólares –afirmó–. Podemos ayudar a la República Oriental del Uruguay a tener hidrocarburos que contribuyan a lo que va a ser, a nuestro criterio, la verdadera integración regional, que pasa por la integración y soberanía hidrocarburífica”. Además, elogió al pueblo uruguayo por ser “esclarecido y previsor”, al haber rechazado la privatización de la empresa petrolera nacional durante la década del 90.

Asimismo, la Presidenta ratificó que, en ese sentido, el principal objetivo de los gobiernos de América del Sur es “mejorar la calidad de vida de los compatriotas y evitar cualquier tipo de enfrentamiento” entre los países vecinos. “Hay determinados sectores que en los últimos 200 años manejaron los destinos de nuestros pueblos y nos quieren colocar una cabeza no latinoamericana ni de la América del Sur, pero no les vamos a dar el gusto. Somos orgullosamente americanos del sur”, agregó. Eso “no forma parte de un chauvinismo vacío, ni un nacionalismo que apela a la simbología”, sino que significa “en la última década una experiencia de grandes adelantos en materia de equidad, de justicia y de redistribución del ingreso”, sostuvo.

Por su parte, Mujica agradeció a los trabajadores y técnicos “de la Patria Grande” que hicieron posible la construcción de la planta industrial, y recordó especialmente a “alguien que se fue: Hugo Chávez, que con un sistema de crédito benigno durante mucho tiempo en la cuenta petrolera permitió hacer inversiones de este tipo”. También lamentó que en América del Sur se construyeron “un montón de países porque fracasamos al construir una nación” y que eso hace que no sea “sencillo” articular políticas entre los diferentes países y que los conflictos sean “inevitables”. Pero, advirtió, “los conflictos se negocian”.

El acto tomó la mayor parte de la breve estadía de la Presidenta en Uruguay, ya que debía retornar por la tarde a Buenos Aires a encabezar una nueva reunión de diálogo con empresarios, banqueros y trabajadores. Pero también tuvo tiempo de recibir las llaves de Montevideo de manos de la intendenta de esa capital, Ana Olivera.

“Los honores y los títulos no son para las personas, sino para la representación que esas personas tienen”, dijo Fernández de Kirchner, haciéndose eco de las críticas que recibió por parte de opositores uruguayos que se resistían al homenaje.

Acompañaron a CFK en su breve viaje el canciller Héctor Timerman; el secretario de Política Económica y Planificación del Desarrollo, Axel Kicillof; el secretario de Comunicación Pública, Alfredo Scoccimarro; el secretario de Legal y Técnica, Carlos Zannini, y el secretario general de la Presidencia, Oscar Parrilli. También estuvieron presentes titulares de la Administración Nacional de Combustibles, Alcoholes y Portland (Ancap) del Uruguay, Raúl Sendic, y de YPF, Miguel Galuccio.

Compartir: 

Twitter
 

CFK participó del acto con Mujica y después recibió en Montevideo las llaves de esa ciudad.
Imagen: Télam
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.