EL PAíS › REVELACIONES DE LA INVESTIGACIóN JUDICIAL

Cocaína en un móvil policial

 Por Raúl Kollmann

El fiscal Enrique Senestrari ratificó las imputaciones contra los jefes policiales de la División Drogas de Córdoba y agregó un dato relevante: no sólo se encontraron cantidades pequeñas de cocaína y marihuana en el Departamento Central de la policía cordobesa, sino que en uno de los autos de la división se detectó medio kilo de cocaína. El jefe de Drogas, comisario Rafael Sosa, había argumentado que las pequeñas cantidades encontradas eran para entrenar a los perros, algo que Senestrari desmintió: “Se usan sustancias similares, no la misma droga, para entrenar a los perros. Y, además, se hubiera hecho con actas ante un juez, cosa que no se hizo. Ahora, encima, hablamos de medio kilo encontrado en un vehículo policial”.

Senestrari habló con el programa Rayos X de Radio Del Plata y rechazó también el tinte político que le quisieron dar voceros del gobierno cordobés. “Dijeron que esto es una maniobra del gobierno nacional porque yo soy de Justicia Legítima –reflexionó el fiscal–. Y la realidad es que junté pruebas que fueron sometidas a un juez, que si habría que ubicarlo políticamente, cualquiera diría que es cercano al gobierno de Córdoba. Creo que hemos actuado con absoluta imparcialidad y seriedad”, redondeó Senestrari. El juez a cargo del expediente es Ricardo Bustos Fierro.

En la central de policía no sólo se encontró droga sino también dos armas, ambas no registradas y una de ellas –escondida– con la numeración limada. Todo esto habla de operaciones paralelas, en sintonía con las que denunció el buchón policial Juan Viarnes, “El Francés”, a quien los uniformados le soltaron la mano y comenzó a denunciar todo el accionar de la División Drogas en el programa ADN del canal de la Universidad. Viarnes, que estuvo preso en Corrientes, La Plata y Río Cuarto por vinculaciones con secuestros, piratería del asfalto y tráfico de drogas, contó que los efectivos usaban los estupefacientes para hacer operativos truchos e incluso para vender una parte de lo secuestrado.

El fiscal Senestrari le pidió a Bustos Fierro que requiera a la Justicia provincial el expediente por el supuesto suicidio de un oficial de la policía cordobesa, Juan Alós, quien fue señalado por El Francés como uno de los que participaban en las maniobras. Alós se habría suicidado por ese motivo y en su entierro hubo durísimas acusaciones contra el periodismo y la Justicia. Senestrari quiere revisar las circunstancias en que el oficial se pegó un tiro dentro de un auto.

[email protected]

Compartir: 

Twitter
 

El fiscal Enrique Senestrari.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.