EL PAíS › A PESAR DE PERDER, EL FPV LOGRó EL MEJOR RESULTADO DEL PERONISMO EN LA HISTORIA ELECTORAL DE LA PROVINCIA

La re-re fue para el gobernador radical

El escrutinio terminó avanzada la madrugada y dio ganador al radical por cinco puntos. El kirchnerismo mejoró la elección de las PASO, retuvo la capital por un punto y duplicó las intendencias que gobierna.

 Por Sebastian Abrevaya

Desde Corrientes

Uno se fue a dormir cerca de las cinco de la mañana de ayer. El otro, casi a las seis. Los dos sabían que descansarían sólo algunas horas y que al levantarse deberían atender decenas de llamados telefónicos, medios de comunicación y definir una línea de trabajo hasta el 10 de diciembre, cuando asuma el nuevo gobernador de Corrientes. El primero en aparecer fue el último en acostarse. Cerca de las 10 de la mañana, Ricardo Colombi se sentó, mate en mano, frente a las cámaras de televisión y dio una conferencia de prensa con el mismo tono de la noche anterior: “El resultado es muy claro, espero que a partir de ahora la relación con la Nación sea diferente, somos parte del país. Hemos dado mucha sangre, mucha vida y esta parte del país amerita un reconocimiento histórico”, reclamó el gobernador Colombi tras agradecer a los correntinos que le otorgaron la reelección por el 50,8 por ciento de los votos. Al mediodía, el intendente de la capital y candidato del kirchnerismo, Carlos “Camau” Espínola, felicitó al gobernador por su triunfo y reconoció la derrota, aunque explicó que están “muy contentos” por el resultado, que los dejó a cinco puntos de Colombi, alcanzando ocho diputados, tres senadores e imponiéndose en 28 municipios, incluida la ciudad de Corrientes.

Hasta pasada la medianoche del domingo, los dos candidatos se habían dado por vencedores y había un clima de incertidumbre alrededor del resultado producto de la lenta carga de datos en el escrutinio oficial. Con el 35 por ciento de las mesas escrutadas y una diferencia de seis puntos, Colombi encabezó una caravana de festejos por la ciudad, que incluyó la puerta del hotel donde se había instalado el bunker kirchnerista. Más cautelosos, en el Frente para la Victoria dijeron que los datos de sus fiscales daban un punto arriba para Camau y que esperarían a que el recuento de votos estuviera más avanzado.

Finalmente, el resultado no fue ni tan bueno para uno, ni tan malo para el otro. El gobernador se alzó con el triunfo en primera vuelta y mantendrá su mayoría en la Legislatura provincial. Sin embargo, el kirchnerismo logró retener el distrito más importante de la provincia para el diputado Fabián Ríos, que superó a Pedro Braillard Poccard por 47,7 a 46,7. El FpV esperaba que la diferencia en la capital fuera mucho mayor, para poder compensar así la victoria de Colombi en el interior, donde era más fuerte. Otro distrito importante, aunque mucho más chico que la capital, fue Goya, donde el kirchnerismo le sacó 14 puntos a la alianza Encuentro por Corrientes. Tal vez el dato más doloroso para el gobernador fue la derrota –por menos de un punto– de su candidato a intendente en Mercedes, su ciudad natal, donde fue tres veces jefe municipal.

Después de pedir disculpas por cancelar sin aviso una conferencia de prensa convocada a las 7 de la mañana, Camau recurrió a su inspiración sciolista y recordó las enseñanzas que le dejó su pasado como medallista olímpico. “Nunca bajé los brazos cuando tenía convicción y cuando quería lograr un sueño tan profundo”, explicó y adelantó que va a “seguir trabajando en la política”. “Estos números nos demuestran que hemos logrado un resultado importante, nos demuestran crecimiento y eso nos fortalece”, afirmó el intendente, en referencia al 30 por ciento de los votos obtenido por el FpV en 2009, frente al 45,8 de ayer. Espínola también le agradeció al gobierno nacional por su apoyo económico y político para la ciudad, que incluyó la visita de los gobernadores peronistas nucleados en el instituto Gestar. Luego de felicitar a Colombi, criticó la actitud “agresiva” del mandatario, aunque se puso a disposición para colaborar “por el bien de los correntinos”.

En la Casa de Gobierno, Colombi recibió a la prensa con una advertencia. “Esto no es Buenos Aires, esto es Corrientes”, les replicó el gobernador a los camarógrafos que le pedían que se corra hacia un costado. Enojado por la cobertura periodística aseguró que “todos los canales” lo trataron “muy mal”. Además, se quejó del “proceso de judicialización” de la política y habló de “presiones”, “aprietes” e “injurias” durante la campaña. “El dinero que pusieron en Corrientes fue infernal. La presencia de gente de distintos lugares del país se hizo sentir. Hasta hinchas de la barra brava de Boca estuvieron”, apuntó el mandatario radical, que les pegó a sus pares de otras provincias: “Tal vez algunos colegas pensaban que si hacían base acá iban a tener respaldo para su candidatura en 2015”, remató.

Consultado por el apoyo de dirigentes nacionales de la oposición durante las últimas semanas, Colombi remarcó que no recibió ningún llamado y se encargó de aclarar que se trató de un apoyo al proyecto político provincial. En diálogo con Página/12 y otros medios sostuvo que se enmarca dentro de un proceso de recuperación del radicalismo, pero no quiso compartir el crédito de lo ganado (ver página 6). Los dirigentes como el presidente del Comité Nacional, Mario Barletta, aseguraron que “el triunfo de Colombi ratifica la recuperación del radicalismo”. También el gobernador de Córdoba, José Manuel de la Sota, celebró la victoria ya que acompañó al vicegobernador electo, Gustavo Canteros. El mandatario correntino volvió a reclamar a la Nación fondos por coparticipación, que según dijo alcanzarían los 1600 millones de pesos.

Muy lejos quedaron otros candidatos como el senador nacional Eugenio “Nito” Artaza, que obtuvo el tres por ciento de los votos, perdiendo bastante terreno respecto de las Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias, que le habían dado un 8,7 por ciento. Respecto de aquella elección, quien logró mejorar el resultado fue Espínola, que pasó del 38,7 por ciento al 45,7 mientras que Colombi creció del 47,7 al 50,8.

A pesar del esfuerzo de la campaña y la tensión del domingo, la política correntina todavía no se tomará descanso este año, ya que el 27 de octubre volverán a medirse en la elección de diputados nacionales.

Compartir: 

Twitter
 

El candidato del kirchnerismo, Camau Espínola, junto a la fórmula que continuará su gestión en la capital.
Imagen: Télam
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.