EL PAíS › ACTOS Y MOVILIZACIONES A 37 AñOS DE LA NOCHE DE LOS LáPICES

Con los responsables presos

Emilce Moler, una de las sobrevivientes de los secuestros de estudiantes secundarios en La Plata, destacó que “este año los principales represores de este episodio están presos”.

@

“La particularidad que tiene esta fecha, este año, es que los principales represores de ese episodio están presos”, destacó Emilce Moler, una de las sobrevivientes de La Noche de los Lápices, como se conoce a la sucesión de secuestros de diez alumnos de la Escuela Normal Nº 3 de La Plata, de los cuales seis siguen desa-parecidos. Al cumplirse ayer 37 años de aquellos episodios de persecución de quienes militaban por sus derechos como estudiantes, hubo actos, marchas y expresiones de conmemoración no sólo en territorio platense, sino en distintos puntos el país. En todos lados fue reivindicada la militancia juvenil y el voto a los 16 años. “Hay que valorar estos logros colectivos que tanto costaron defender en su momento”, enfatizó Moler.

Los jóvenes que fueron víctimas de La Noche de los Lápices tenían entre 14 y 18 años y varios militaban en la Unión de Estudiantes Secundarios (UES). Entre el 15 y el 16 de septiembre de 1976, fueron secuestrados por un grupo de tareas del Batallón de Inteligencia 601 del Ejército y de la Policía de la Provincia de Buenos Aires. Daniel Alberto Racero, Horacio Angel Ungaro, Francisco López Muntaner, María Claudia Falcone, Claudio De Acha y María Clara Ciocchini continúan desaparecidos. Los cuatro sobrevivientes son Moler, Pablo Díaz, Patricia Miranda y Gustavo Calotti. Estuvieron detenidos en centros clandestinos del llamado Circuito Camps.

Ramón Camps, quien fue jefe de la Policía de la Provincia de Buenos Aires, murió en 1994, indultado por el ex presidente Carlos Menem. A raíz de la reapertura de los juicios por los crímenes del terrorismo de Estado, en diciembre del año pasado fueron condenados por el Tribunal Oral Federal Nº 1 de La Plata 23 represores por 280 crímenes de lesa humanidad en el circuito Camps, entre los que se incluyen el secuestro, torturas y de-saparición de los estudiantes platenses. Miguel Wolk, conocido como “el Nazi”, quien fuera el jefe del Pozo de Banfield, uno de los centros de detención por donde pasaron, estuvo prófugo y hasta fingió su muerte, pero fue recapturado este año y será juzgado.

Por esta situación, Moler destacó el hecho de que los represores de este caso estén en prisión tras “una conjunción de años de lucha y una decisión política de poner los temas de derechos humanos como agenda de Estado”. Emilio López Muntaner y Santiago Plaza homenajearon a sus hermanos, Francisco y Juan Domingo, dos de los estudiantes desaparecidos.

En La Plata, los estudiantes secundarios hicieron dos movilizaciones. “La mejor forma de recordar aquella noche es reivindicando la política como herramienta de cambio social”, dijo Lucas Clarke, titular de la UES. Otra de las referentes, Abril De Rosas, estudiante de la Facultad de Bellas Artes, clamó que “los chicos de La Noche de los Lápices tuvieron que ser la resistencia a un gobierno que reprimía brutalmente sus ideas” y propuso homenajearlos desde “la militancia activa”, “levantando sus banderas y militando con memoria”.

En todo el país hubo centros de estudiantes y militantes de Unidos y Organizados nucleados en la Federación de Estudiantes Secundarios que realizaron jornadas, festivales y movilizaciones. El secretario de Derechos Humanos, Martín Fresneda, participó del acto que se hizo en Córdoba.

Compartir: 

Twitter
 

Emilce Moler ayer durante un acto. Fue secuestrada cuando cursaba el colegio secundario en La Plata.
Imagen: Télam
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.