EL PAIS › EN LA CAUSA SOBRE MARCELA Y FELIPE NOBLE

Nuevo pedido de investigación

En la causa que busca establecer si Marcela y Felipe Noble son hijos de desaparecidos hubo un nuevo pedido de investigación. El abogado Pablo Llonto solicitó a la Justicia que tome testimonio a los empleados del juzgado en el que Ernestina Herrera tramitó la adopción de Felipe Noble, en 1976. Es porque una funcionaria de ese tribunal le contó a un diario que ella le tomó declaración a la madre biológica del joven, pero que no vio ningún bebé. En el expediente de adopción, la mujer figura como Carmen Luis Delta, pero el nombre, así como su documento, resultaron falsos.

Llonto señaló que “la ubicación de esta persona (que puede estar viva) o la identificación de sus datos reales (si es que se trata de una desaparecida víctima del terrorismo de Estado o de una militante asesinada) resulta clave para determinar si el origen de Felipe es una madre víctima de desaparición forzada”.

La empleada del juzgado que contó que tomó declaración a la madre, pero que no vio a ningún bebé, se llama Elsa Carmino. De 65 años, en 1976 trabajaba en el Juzgado Civil de San Isidro a cargo de la jueza Olga Hejt. Carmino fue entrevistada por el periodista Juan Carlos Martínez, de El Diario de La Pampa, al que le contó algunos detalles como que la jueza era una persona autoritaria, que trataba mal al personal y mantenía abierta la puerta de su despacho para controlar a qué hora llegaba cada uno.

Carmino confirmó que ella fue designada por Hejt para tomarle declaración a la mujer que, según su versión, se presentó a decir que quería dar en adopción a un niño. En el expediente figura como Carmen Luisa Delta, de 25 años, estudiante de abogacía domiciliada en Ugarte 2781, Vicente López, dueña de la Cédula de Identidad 5.847.175. Años más tarde, cuando se comenzó investigar si los hijos adoptivos de Herrera de Noble habían sido apropiados, el juez Roberto Marquevich comprobó que la cédula a nombre de Delta era inexistente.

Llonto pidió que sean llamados a declarar también todos los empleados que trabajaban en aquel momento en el juzgado de Hejt, en especial los secretarios, ya que la entrevistada sugirió que ellos podrían conocer “mucho más”. El abogado remarcó que si bien Carmen Luisa Delta es un nombre falso, según los dichos de la ex empleada la mujer que se presentó a dar en adopción al niño sí existió. Por esto, deberían tomarse todas las medidas para identificarla, para lo cual es necesario interrogar “a todos los empleados del juzgado de la jueza Hejt a fin de que describan a esa mujer”, una medida pendiente dado que, recordó Llonto, “se ha tomado declaración solamente a una parte de los empleados”.

Llonto agregó como nuevo elemento el libro Clarín, una historia, en el que Martín Sivak señala: “La hija de Hejt contó a la periodista Graciela Mochkofsky que su padre, el comisario Rodolfo Trentini, le dijo que su madre recibía bebés que... habían sido abandonados por militantes montoneros”. Pidió que sea citada a declarar también la hija de la jueza Hejt.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.