EL PAIS › DANIEL SCIOLI ADVIRTIO SOBRE EL “TRASFONDO POLITICO” DE LA HUELGA Y VINCULO A MASSA CON BARRIONUEVO

Los cuestionamientos al paro no paran

El gobernador bonaerense relacionó la medida de fuerza con el “apoyo contundente” del gastronómico en favor del líder del Frente Renovador. Desde ese espacio le salieron al cruce y buscaron despegarse de los sindicalistas que impulsaron el paro.

Tras el paro nacional del jueves, llegaron los cruces entre dirigentes del oficialismo y el Frente Renovador por el “trasfondo político” que – según advirtió el gobernador bonaerense, Daniel Scioli– tuvo la huelga. De un lado, el mandatario provincial vinculó al diputado nacional Sergio Massa con el jefe de la CGT Azul y Blanca, Luis Barrionuevo, en función del “apoyo contundente” que el gastronómico le dio al ex intendente de Tigre apenas un día después de la huelga. Desde el otro, los massistas salieron a responder las críticas de Scioli y lo tildaron de “pajarito bobo” y “lorito que repite”.

“Se ha puesto en evidencia el trasfondo político del paro”, afirmó ayer Scioli respecto del respaldo que el viernes dio Barrionuevo a una candidatura presidencial del ex intendente de Tigre y actual diputado nacional. “Massa los va a matar en las elecciones” de 2015, declaró el dirigente gastronómico en apoyo al líder del Frente Renovador, un día después de la huelga a la que convocó junto al titular de la otra CGT opositora, Hugo Moyano, y a la CTA de Pablo Micheli.

El gobernador bonaerense también apuntó a los sectores que, con “gran intencionalidad política”, intentan “generar situaciones de imprevisibilidad, incertidumbre en lo económico, en lo social e institucional que ha generado este paro general”. Dicho eso, Scioli le apuntó sin nombrarlo a Barrionuevo, al hablar de “uno de los gremialistas” que convocó al paro y que apenas al día siguiente de la medida de fuerza dio “un apoyo contundente” a Massa como candidato a presidente en 2015. “Desde el mismo sector siempre se estaba instalando una percepción negativa de la Argentina”, remarcó el gobernador bonaerense y se refirió al massismo como ese “determinado espacio que veía, preveía y difundía que la Argentina iba camino a quedarse sin divisas, en un proceso hiperinflacionario, que esto iba a tener consecuencias institucionales”.

“Como nada de eso ocurrió, esta inestabilidad financiera o de reservas, ahora se alienta y se pone en evidencia el trasfondo político a través de un paro con las declaraciones de uno de los sindicalistas de apoyo a uno de los referentes políticos”, concluyó Scioli.

Desde el oficialismo también el ministro de Defensa, Agustín Rossi, continuó con las críticas al paro y consideró que la medida de fuerza del jueves pasado fue “un intento de dos dirigentes para posicionarse políticamente”. “Con el paro del transporte y con los piquetes

intentaron suplantar su baja representatividad”, señaló el funcionario nacional, al tiempo que consideró como un “sector minoritario del movimiento obrero” a los convocantes de la huelga.

Por su parte, Massa evitó entrar en la polémica por el trasfondo político del paro y, en declaraciones radiales, simplemente calificó a la huelga como “claramente importante”. El ex intendente de Tigre se limitó así a describir como “una locura” y una “mancha feroz” los piquetes y los cortes de calles y rutas que acompañaron la medida de fuerza del jueves y fueron realizados por distintos sectores de izquierda.

“Es una locura forzar con piquetes la ausencia al lugar de trabajo. Creo que ensucia cualquier opción de voluntad que libremente quiera llevar adelante un trabajador”, añadió el legislador nacional.

El que sí salió a cruzar a Scioli fue el diputado massista Alberto Roberti, que tildó al gobernador bonaerense de “pajarito bobo alineado con las políticas ausentes del kirchnerismo”. De esta manera, el legislador nacional rechazó los vínculos entre el massismo y Barrionuevo enunciados por Scioli. “Son palabras irresponsables de una persona que ejerce el cargo de gobernador y de una persona muy cruel, porque cómo puede hablar de estas cosas frente a la tragedia que vive la provincia”, cuestionó el diputado, miembro del bloque del Frente Renovador que entre sus figuras más destacadas tiene a Graciela Camaño, la esposa del gastronómico. “La ola naranja que impulsa se está transformando en una ola roja de sangre y de muerte”, añadió Roberti.

El intendente de Olavarría, José Eseverri, se sumó a la réplica y destacó que el Frente Renovador ganó en las elecciones legislativas de octubre pasado “sin Moyano ni Barrionuevo”. En la misma línea que Roberti, Eseverri minimizó a Scioli y lo consideró un “lorito que repite y repite lo que la Presidenta le pide que diga”, como una muestra más de las declaraciones cruzadas entre ambos espacios.

Compartir: 

Twitter
 

Daniel Scioli señaló que “se ha puesto en evidencia el trasfondo político del paro”.
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.