EL PAIS › ACUERDOS CON CENTROS DE ALMACENEROS E IMPULSO A FERIAS Y MERCADOS CONCENTRADORES, FUTUROS PASOS DE PRECIOS CUIDADOS. ENTREVISTA A AUGUSTO COSTA

“Hay que llegar a todo el consumo popular”

El secretario de Comercio, Augusto Costa, anticipó que el objetivo inmediato será extender los acuerdos de precios de referencia a un arco mayor de bocas de venta, que alcance a los comercios más pequeños y a más regiones.

 Por Javier Lewkowicz

“El gran desafío es que Precios Cuidados alcance a los formatos de omercialización más pequeños. También vamos a impulsar canales alternativos como ferias y mercados concentradores.” Así definió el norte del acuerdo de precios el secretario de Comercio, Augusto Costa. En diálogo exclusivo con Página/12, recuerda que el programa debió enfrentar “el peor de los contextos”, pero asegura que la situación es ahora de mayor certidumbre y que la inauguración de la nueva etapa es prueba de éxito. Sin embargo, la inflación creció en los últimos meses. “Los precios se están desacelerando y todavía faltan correcciones por aumentos desmedidos”, replica. Costa también analiza en detalle en qué consiste el control que el Gobierno tiene sobre las importaciones: “El sector privado exige previsibilidad, y me parece muy bien, pero el Estado también la requiere”.

–Días atrás se lanzó la segunda etapa de Precios Cuidados. ¿Su vigencia llegó a peligrar con la inestabilidad económica del verano?

–La política se lanzó en un momento muy particular, logró dar señales de precios transparentes, estables y previsibles en el peor de los contextos, cuando se verificaron actitudes muy irracionales que hicieron que los consumidores perdieran referencia. Que tres meses después, con un contexto macroeconómico y de previsibilidad completamente distinto estemos actualizando la canasta, muestra el éxito de la política.

–En algún momento circularon versiones de una fuerte tensión con las empresas del acuerdo, en especial con los supermercados. ¿Cómo fue el proceso de negociación?

–Cuando lanzamos esta política, la única manera de restablecer la referencia de precios era a través de una agresiva campaña de comunicación. El programa se instaló rápidamente, eso sorprendió a las empresas y les generó preocupación, porque la concientización en los consumidores fue más veloz que la capacidad de puesta en marcha del programa. Luego bajó la tensión: los productos se encontraban y los supermercados y proveedores mejoraron la comunicación entre sí. En esta negociación hubo algún momento en el que la situación con los supermercados se puso más difícil. También hubo diferencias con una empresa que aspiraba a tener una mayor recomposición de precios. Pero nosotros siempre tuvimos muy en cuenta que la canasta tiene que ser una referencia real de precios. No nos sirven precios desfasados.

–Hubo empresas que se sumaron al acuerdo, con lo que algún incentivo de mercado debe haber. ¿Cómo evolucionó la demanda de los productos del acuerdo?

–El acuerdo les permite a las empresas acceder a una demanda mucho mayor. El movimiento ilógico de los demás precios hizo que se vuelque mucha demanda a Precios Cuidados. En los artículos del programa, el aumento de la demanda estuvo en todos los casos entre el 200 y el 1000 por ciento. La negociación con las empresas estuvo muy influenciada por toda esta lectura.

–¿Cuál es el objetivo del programa para el segundo trimestre?

–Creemos que ya tenemos consolidada la política para los supermercados más grandes, tanto en Ciudad de Buenos Aires y Gran Buenos Aires como en muchas otras ciudades del país. Con las cadenas regionales también está avanzada. Ahora el objetivo es ampliar la cantidad de supermercados regionales adheridos, sobre todo en el sur del país, donde tuvimos una menor posibilidad de avanzar. Pero fundamentalmente, y éste es el gran desafío, la intención es que Precios Cuidados alcance a los comercios más pequeños, porque una gran parte del consumo popular pasa por allí. Para eso tenemos un acuerdo con la Cámara de Mayoristas y Distribuidores, que son los que abastecen a esos formatos. La semana que viene esperamos formalizar el convenio, ya anunciado en febrero, con supermercados chinos. También esperamos avanzar con almacenes, en convenios que funcionarán de la misma forma. A la vez, vamos a impulsar canales de comercialización alternativos como ferias y mercados concentradores, para brindar señales de precios en productos muy representativos en los que se pueda acortar la distancia entre el productor y el consumidor final.

–¿Cuál es el grado de avance en el fortalecimiento de canales alternativos?

–Estamos en una etapa de relevamiento de experiencias. En base a la localidad o a la región de que se trate, hay distintos esquemas que pueden ser viables. Tenemos buenas perspectivas de avanzar en ese plano. Con la coordinación de la Secretaría de Comercio, la idea es lanzar un programa especial para una red de comercios de proximidad y de mercados y ferias.

–¿Cuál va a ser el compromiso formal de los supermercados chinos y de los almacenes que eventualmente se sumen al acuerdo?

–Con los supermercados chinos se va a firmar un compromiso por el cual los precios al público de una serie de artículos van a ser los que se fijen en el acuerdo. Estos productos van a tener la identificación de Precios Cuidados. Con el sector de almacenes, estamos buscando acuerdos con los centros que los agrupan. Queremos que haya referencias de precios en todos esos comercios más chicos, y esperamos que quien no aplique una política de precios razonable, sea penalizado por el consumidor.

–El programa de Precios Cuidados está más consolidado. Pero el resto de los precios, en buena medida, desde fines del año pasado ya absorbieron la devaluación, lo que se reflejó en la suba de la inflación en los últimos meses.

–La política de administración de precios excede a Precios Cuidados, aunque el programa sea un eje de referencia. Nuestros relevamientos de precios de toda la economía muestran que existe una clara tendencia a la desaceleración, y en general la situación es mucho más estable. Todavía hay efectos del tipo de cambio que se están trasladando, pero también hay reversión de aumentos desproporcionados que se están dando, en algunos casos, en forma de bajas. Esto tiene que ver con Precios Cuidados pero también con el escenario general de mayor previsibilidad. Muchos empresarios me manifestaron que durante el mes de enero sintieron pánico. Esa sensación no estaba basada en condiciones objetivas, sino en una campaña de generación de incertidumbre y de desconfianza. Hoy admiten que la situación es completamente distinta, que están confiados en las perspectivas de la economía para el resto del año y que eso se replica en precios y en planes de inversión.

–¿El Gobierno utiliza otras herramientas en materia de precios?

–En primer lugar, cabe aclarar que los precios los ponen las empresas, no los deciden el secretario de Comercio ni el ministro de Economía. Ahora bien, el objetivo de la política es que la evolución de los precios sea consistente con el crecimiento con inclusión social basado en la industrialización, y con una distribución de la renta equitativa a lo largo de la cadena. Otra herramienta central para abordar la cuestión de los precios es la administración del comercio exterior, para que el flujo de exportaciones e importaciones sea consistente con una situación de pleno abastecimiento que defina precios con una tendencia razonable. Por ejemplo, frente a la actual restricción estacional en la producción de lácteos, estamos trabajando para que el abastecimiento interno esté garantizado. Lo mismo con respecto al sector del trigo.

–¿Qué se espera del índice de precios de marzo, que se publica esta semana?

–A partir de fines de febrero comenzamos a ver la desaceleración de precios. Más allá de subas puntuales en marzo, como servicios educativos, prepagas y combustibles, en el resto de los precios vimos una desaceleración clara. Nos enteraremos el martes cuánto de todo eso se va a ver reflejado en el indicador. Espero que lo capte.

–Comenzaron a cerrar las paritarias y una reacción empresarial conocida es el traslado automático a precios. ¿Cómo van a trabajar en ese tema?

–Vamos a analizar junto con cada una de las empresas con las que trabaja la Secretaría cuál es el impacto real del componente salarial en la estructura de costos y vamos a intervenir en situaciones donde veamos que haya traslado injustificado a precios, tanto para los productos del acuerdo como para los que no están en Precios Cuidados.

Compartir: 

Twitter
 

Costa: “La política con las cadenas más grandes ya está consolidada en Capital y Gran Buenos Aires y está avanzada con las cadenas regionales”.
Imagen: Sandra Cartasso
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared