EL PAíS › POR SUS ACCIONES EN UNA OFFSHORE

Cameron, investigado

El primer ministro británico, David Cameron, anunció el domingo la creación de un grupo de trabajo para investigar los llamados Panama Papers, en medio de una fuerte presión tras revelaciones de que tuvo participaciones en un fondo offshore. El grupo estará dirigido de forma conjunta por los agentes británicos del fisco y la Agencia Nacional del Crimen (NCA), pero es poco probable que consiga desviar todas las miradas sobre Cameron desde que admitió el martes que tuvo acciones en el fondo de inversión en las Bahamas de su difunto padre.

Mientras tanto cientos de personas se manifestaron ayer en el centro de Londres para pedir la dimisión del primer ministro británico, David Cameron, a raíz de la controversia por el caso de los Panama Papers y que ha salpicado al jefe del Gobierno.

El grupo de trabajo investigará los archivos filtrados para identificar a los clientes de la firma panameña Mossack Fonseca, sospechosos de lavado de dinero y evasión fiscal. Contará con un presupuesto de 14 millones de dólares. “Este grupo de trabajo reunirá a los mejores expertos británicos para hacer frente a cualquier irregularidad en relación con los Panama Papers”, dijo Cameron en un comunicado.

Con pancartas y sombreros de Panamá, cientos de manifestantes se congregaron ante la residencia oficial del 10 de Downing Street para exigir la renuncia de político conservador después de que éste admitiese que se benefició de una inversión en un paraíso fiscal. “Cameron se tiene que marchar”, “No te creemos más. Dimite Cameron” o “Lo que pasa en Panamá no se queda en Panamá” fueron algunos de los carteles que portaron los asistentes a la protesta mientras proferían gritos de “fuera, fuera Cameron”.

Fueron necesarios cuatro confusos comunicados emitidos por su gabinete antes de que el primer ministro británico se decidiera a reconocer que poseía participaciones en esa empresa basada en un paraíso fiscal.

Cameron prometió publicar sus declaraciones de impuestos de los últimos años, un gesto inédito por parte de un primer ministro en el país.

El jueves admitió que tuvo, hace seis años, acciones en el fondo fiduciario de su padre registrado en las Bahamas. Vendió sus acciones en enero de 2010 por 30.000 libras esterlinas (37.000 euros o 42.000 dólares), unos meses antes de asumir como primer ministro.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.