EL PAIS › LA DEFENSA DE LOS KIRCHNER VA A RESPONDER A LAS ACUSACIONES EN UN PERITAJE

El negocio hotelero que no es hotelero

La defensa de la ex presidenta y su familia quiere dejar en claro de una vez que nunca estuvieron en la actividad hotelera: alquilaban edificios que otras empresas usaban como hoteles.

 Por Raúl Kollmann

Imagen: AFP.

La defensa de la familia Kirchner volverá a responder en las próximas semanas a las imputaciones por las sociedades Hotesur y Los Sauces. Será en el marco de una pericia de 33 puntos ordenada por el juez Julián Ercolini, en la que se piden respuestas a casi todo: alquileres, ganancias, declaraciones juradas. El abogado de los Kirchner, Carlos Alberto Beraldi, ya designó un contador que actuará como perito pero curiosamente todavía falta que se designen los peritos oficiales. El expediente Los Sauces es claramente una maniobra procesal a través de la cual el juez Claudio Bonadio trata de meterse, después de ser apartado de Hotesur. En la pericia ordenada por Ercolini –en 14 de los 33 puntos de pericia– se piden varias precisiones sobre los alquileres, contratos y operaciones de Los Sauces, es decir que esa sociedad era parte de la causa Hotesur. Sin embargo, en su obsesión en contra el anterior gobierno, Bonadio se niega a declararse incompetente y hasta ordenó allanamientos.

Las causas Hotesur y Los Sauces plantean numerosos interrogantes.

- ¿A qué se dedican las sociedades de la familia Kirchner?

Las sociedades Hotesur y Los Sauces son presididas por Romina Mercado, abogada, hija de Alicia Kirchner. Los accionistas son Cristina Fernández de Kirchner, Máximo y Florencia. “Estas sociedades no se dedican al negocio hotelero –señala Beraldi, el abogado de Romina Mercado en estos expedientes y de CFK en otras causas–. Las sociedades se dedican al alquiler de inmuebles, a un alquiler fijo. Después, hay otras empresas que alquilan las habitaciones, que tienen negocios con los mayoristas de turismo. En Los Sauces es lo mismo: se alquilan inmuebles, en Puerto Madero o en Río Gallegos, por ejemplo. Son inmuebles muy importantes”.

- ¿Existe documentación sobre esos alquileres?

Todos los alquileres figuran en contratos oficializados. “Nunca se cobró en efectivo ni existe ningún pago como se quiere hacer imaginar a la gente, con bolsas de billetes –explica Beraldi–. Los alquileres se cobraron siempre con cheque, se depositaron esos cheques, se pagaron los impuestos que corresponden. Los valores de alquiler son, según todo lo que hemos estudiado, valores de mercado. Es más, antes de ser apartado de la causa Hotesur, Bonadio hizo una pericia y los alquileres eran normales de mercado. Estamos listos para esta nueva pericia”.

- El hotel Alto Calafate, única propiedad de Hotesur, y las propiedades de Los Sauces ¿se alquilaron a empresas de Lázaro Báez y Cristóbal López?

Sí, a compañías de ambos empresarios. Cristóbal López incluso tiene su sede principal, en Puerto Madero, en oficinas alquiladas a Los Sauces. El Hotel Alto Calafate estuvo en manos de Valle Mitre, empresa de Báez, durante dos años y luego pasó a Idea, de Oscar Sanfelice, socio de Máximo Kirchner. “No existe incompatibilidad alguna en que la familia Kirchner le haya alquilado a Báez o López. No hay delito, no figura de ninguna manera en el Código Penal. Por supuesto que no hay lavado de dinero porque todo se operó con contratos, bancos, pagos con cheques. Todo el mito que se quiere armar, no tiene ningún fundamento”, insiste Beraldi.

- Alto Calafate le alquiló habitaciones a Aerolíneas Argentinas ¿no hay incompatibilidad ahí?

“Primero, hay que aclarar que Hotesur nunca le alquiló nada a Aerolíneas. Le insisto que Hotesur no está en el negocio hotelero, quien tenía un contrato con Aerolíneas fue Valle Mitre, la empresa que explotaba el hotel. Segundo, el contrato entre Aerolíneas y Alto Calafate es anterior a que Hotesur comprara el hotel. Es decir, Aerolíneas ya alquilaba habitaciones antes de que el Alto Calafate fuera de la familia Kirchner. Tercero, el contrato existía desde antes de la nacionalización de Aerolíneas o sea el acuerdo de habitaciones se hizo cuando Aerolíneas ni siquiera era del Estado. Cuarto y último, se hizo una auditoría en Aerolíneas para ver cómo era ese contrato y resultó de un concurso de precios, además de que era el hotel preferido por las tripulaciones”.

- En la denuncia, Margarita Stolbizer dice que a través de los alquileres los Kirchner cobraban coimas por la obra pública.

“En las causas judiciales no hay una sola prueba, no aportaron una sola evidencia”, responde Beraldi. Uno de los argumentos de la acusación es que muchas de las habitaciones estaban vacías. Según el cálculo al que accedió este diario, con datos que son públicos, el contrato de alquiler de Hotesur a Valle Mitre fue por diez millones de pesos por dos años. Esto significaba unos 130 pesos por habitación y por noche, un precio considerado razonable por los operadores que dijeron que con alquilar el diez por ciento de las habitaciones, Valle Mitre tendría ganancias. En la pericia hecha al principio de la causa Hotesur, se estableció que Valle Mitre tuvo años de ganancias y años de pérdidas. Habrá que comprobar todo eso en la nueva pericia. “Le repito, Hotesur no tiene relación con las habitaciones ocupadas o vacías. Es una sociedad que le alquila todo el hotel, por un precio fijo, a otra empresa, que es la que trabaja con los operadores hoteleros. Hotesur no está en el negocio hotelero, alquila propiedades”, reiteró Beraldi.

Cuando se terminó el contrato con Valle Mitre, de Báez, el hotel fue alquilado por Idea, de Oscar Sanfelice. Se le bajó el canon de alquiler, pero el acuerdo fue que se le dio participación en las ganancias. Según la defensa no hay diferencia entre uno y otro contrato.

- ¿Qué es la causa Los Sauces?

“El expediente conocido como Los Sauces es asombroso, porque era parte de Hotesur y fue aceptado por el fiscal Carlos Rívolo y, sobre todo, por el juez Bonadio pese a que ya se investigaba en el expediente Hotesur, una causa muy anterior, de noviembre de 2014. La particularidad es, además, que la Cámara Federal apartó a Bonadio del expediente Hotesur por irregularidades. La causa Los Sauces es más que reciente –el fiscal impulsó la acción el 2 de mayo de este año– y Bonadio desconoció que era parte de Hotesur, un expediente que conoce bien porque lo instruyó hasta que la Cámara se lo sacó. La prueba más clara de que Los Sauces es parte de Hotesur es que en la pericia ordenada por Ercolini, en 14 de las 33 preguntas que formula el juez, se piden respuestas sobre Los Sauces. Por ejemplo, en el punto 5, Ercolini pregunta si hubo pagos de Valle Mitre o Idea a Los Sauces; en el punto 23, pide que se determinen si hubo pagos de Inversora M&S o de Alcalis de la Patagonia; también el juez pregunta en el punto 29 si las ganancias de Los Sauces figuran en las declaraciones juradas de la familia y en otros puntos de pericia pregunta por los pasivos de Los Sauces, la cantidad de empleados y muchos otros detalles. El abogado Beraldi ya pidió que Bonadio no actúe porque se está metiendo en el expediente que instruye Ercolini, además de que en su momento fue apartado de la causa Hotesur, que abarca a Los Sauces”.

Más allá de estos hechos irregulares, Los Sauces es una sociedad, también presidida por Romina Mercado, en la que se manejan los alquileres de oficinas y predios de Puerto Madero, Calafate, Río Gallegos y El Chaltén. No abarca el hotel Los Sauces, que está en una tercera sociedad, la que reúne los bienes en sucesión de Néstor Kirchner.

- ¿Hacia adónde van las causas Hotesur y Los Sauces?

“Beraldi ya le pidió a Bonadio que se declare incompetente en Los Sauces, algo que el fiscal Rívolo y el juez seguramente rechazarán. La lógica es que resuelva la Cámara Federal que ya abogó para que se haga una sola investigación. De todas maneras, los manejos en Comodoro Py han sido tan irregulares en los últimos tiempos, que es difícil adelantar un pronóstico”. Respecto de Hotesur, Beraldi viene insistiendo con la necesidad de que se haga una pericia en la que se determine si hay dinero oscuro en el manejo de la sociedad. Por ahora se espera que la Corte Suprema designe a dos contadores que estén a cargo del trabajo y que, obviamente, sean peritos imparciales.

[email protected]

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.