EL PAíS › DIEGO PALLEROS VUELVE PARA DECLARAR EN LA CAUSA ARMAS

Un hombre de armas llevar

El ex militar llegará el lunes a Buenos Aires desde Sudáfrica para presentarse ante el juez Speroni por la venta ilegal de armas. “Esto va a terminar como el tema AMIA”, dice su abogado.

 Por Eduardo Tagliaferro

El intermediario en la venta de armas a Croacia y Ecuador, Diego Palleros, llegará el lunes a Buenos Aires y se reportará ante el magistrado que está a cargo de los restos de la investigación. En ese encuentro, el juez en lo penal económico Julio Speroni pondrá fecha a su declaración indagatoria. Este teniente coronel retirado, acusado de contrabando calificado, se presenta en los tribunales por voluntad propia. Abandona su estancia en Sudáfrica para concurrir a Comodoro Py con la tranquilidad que le da haber sido eximido de prisión, luego de un fallo de la Cámara de Casación. En diálogo con este diario, su abogado, Isaac Wieder, no duda en sostener: “Esto va a terminar como el tema de la AMIA”. Desde el fallo de la Corte Suprema, que por entonces presidía Julio Nazareno, el expediente fue unificado en el juzgado penal económico de Julio Speroni. Este magistrado sobreseyó a Domingo Cavallo y a Carlos Menem, dictó la falta de mérito para su cuñado Emir Yoma, procesó a Erman González por contrabando calificado y fijó el techo de las responsabilidades en el ex interventor en Fabricaciones Militares, Luis Sarlenga y sus segundas líneas.
El escándalo por la venta ilegal comenzó en el fuero federal el mismo día en el que murió Carlos Menem Jr. Ese 15 de marzo de 1995 ingresó la denuncia del abogado Ricardo Monner Sans. El sorteo recayó en el juez Jorge Urso y en el fiscal Carlos Stornelli. A medida que se conocían los pormenores de la operación, el gobierno de Carlos Menem presentó una denuncia en el fuero penal económico. Precisamente en el juzgado de Marcelo Aguinsky, un ex colaborador del ex ministro del Interior, Carlos Corach. Como intermediario en la operación, Palleros fue señalado por Menem como responsable de lo que denominó “desvío”. El ex militar, retirado en 1968 luego del enfrentamiento entre azules y colorados, quería declarar en la causa federal. Allí no estaba comprometida su libertad. Luego de que desde el juzgado de Aguinsky trascendiera que podría quedar detenido, Palleros se fugó.
Desde la clandestinidad, llegó al juzgado de Urso una presentación en la que sostenía que había pagado una importante coima para un hombre de negocios vinculado con el poder político. Concretamente se hablaba de 400 mil pesos. Todas las miradas apuntaron a Emir Yoma. Este siempre lo negó y en una reciente entrevista periodística con La Nación, Palleros afirmó: “Nosotros nunca conocimos ni a Daforel, ni a Yoma”. En ese reportaje, Palleros señaló que “Menem sabía la verdad sobre las armas”. A pesar de sus dichos, Lourdes Di Natale, la ex secretaria de Yoma, dijo que el cuñado de Menem recibía en sus oficinas a Sarlenga, a Palleros y otros involucrados en el expediente.
Tres días después de ese reportaje, recibió una llamada telefónica en su casa de Sudáfrica. Número telefónico que pocos conocían. “¿Palleros habla? Bueno, no hable más. Si regresa es hombre muerto”, dijo un voz con claro acento argentino. No se trataba de la primera de las amenazas recibidas por este militar acostumbrado al negocio de la venta de armas. Entre sus antecedentes figura haber intervenido en una venta de tanques argentinos a Irán durante el gobierno de Raúl Alfonsín. A partir de este punto, en su momento el juez federal Juan José Galeano se planteó interrogarlo como testigo en el expediente por el atentado a la mutual judía de la AMIA.
“No hay ningún elemento que vincule a Palleros con Irán”, dice su abogado a Página/12. A partir de esta premisa fue que cuando las más de cien preguntas que Galeano le envió a Palleros a Sudáfrica, Wieder, su defensor, le recomendó no contestarlas.
Entre otras cuestiones, Galeano preguntaba si su contacto en ocasión de la operación de los tanques a Irán era Balanián Hashemi. La mayor sorpresa fue la última pregunta del cuestionario. Allí Galeano le preguntaba a Palleros, dada su condición de ex militar y conocedor de armamentos y explosivos, qué opinaba del atentado y cómo podrían haber sucedido los hechos. Ninguna de las preguntas tuvo respuesta. Habiendo tantos peritos judiciales no deja de ser sorprendente que el magistrado le formulara esa pregunta a quien declaraba como testigo. Sorpresas de la Justicia. El lunes Palleros tendrá fecha para su indagatoria. Palleros critica al menemismo por no haber reconocido la venta a Croacia. A diferencia de otros países que les vendieron armas a los croatas, aquí las cosas se hicieron por izquierda.

Compartir: 

Twitter
 

Intermediario en la venta de armas a Ecuador y Croacia, Palleros volverá el lunes desde Sudáfrica.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.