EL PAíS › EL PALCO DEL 25: BALANCE Y PERSPECTIVA

Una tricota abrigada

Kirchner repasa los borradores sobre los que improvisará el jueves, desde el mismo palco en el que cantarán Mercedes Sosa y Soledad. Un balance de tres años de gestión y una propuesta de profundización de los cambios, con el recuerdo de la fórmula Perón Balbín, que no pudo ser en 1973. Para Kirchner, la Concertación chilena no es el modelo a copiar, sino a evitar. El desafío oligárquico en ciernes, el divorcio de la oposición política con la realidad y la aparición de Lavagna.

 Por Horacio Verbitsky

Kirchner decidió hablar el 25 de mayo desde el mismo palco en el que antes cantarán Mercedes Sosa y Soledad Pastorutti y deja saber que su mensaje, que pronunciará sin leer, será “corto, serio y ordenado”. Por un lado trazará el balance de los tres años de gestión transcurridos; por otro definirá su visión sobre la nueva síntesis que considera necesario poner en práctica una vez consolidada la “salida del infierno” y que incluye una superación de las anteriores identidades partidarias. Esto es elocuente también por omisión: no se asomará al balcón de la Casa Rosada (tuvo “dueños legítimos y portadores contra natura”, dice) ni pronunciará un arrebatado discurso de campaña. Reservó este fin de semana, en Santa Cruz, para trabajar en las líneas reflexivas generales que planteará en esa concentración, cuya pluralidad es su mayor preocupación, descontado su carácter masivo. Estos son algunos de los puntos que figuran en los borradores sobre los que hará el balance de lo sucedido desde que asumió la presidencia, con apenas el 22 por ciento de los votos y sin la mayoría absoluta que le negó la deserción de Carlos Menem para la segunda vuelta:

- El 27 por ciento de incremento del Producto Interno Bruto, constituye el mayor ciclo de crecimiento económico de los últimos cincuenta años. Las perspectivas para este año siguen en el mismo nivel y no ya por ocupación de capacidad ociosa instalada, sino como consecuencia de un sensible incremento en la inversión. Esto se debe a una política heterodoxa.

- La quita conseguida en la deuda pública, con la aceptación del 76% de los acreedores, es la mayor de la historia que se conozca en el mundo. Además de la reducción en su monto, mejoraron su composición y sus plazos. La proporción en pesos sobre el total pasó del 3% al 37%; la proporción en dólares de la deuda reestructurada bajó del 66% al 37% y los plazos de pago se extendieron, algunos a más de 40 años.

- La cancelación anticipada de la deuda con el Fondo Monetario Internacional permite mayores cuotas de autonomía en las decisiones de política económica doméstica y liberó recursos para la inversión, que hasta entonces estaban inmovilizados como reservas.

- La tasa de pobreza cayó 20 puntos y la de indigencia 15. Esto significa que cada uno de los 1095 días de su gobierno salieron de esa situación 7300 personas.

- También se redujo la distancia que deben recorrer hasta superar la línea de pobreza quienes aún siguen sumergidos por debajo de su nivel. En mayo de 2003 los hogares pobres necesitaban aumentar sus ingresos en un 50% para dejar de serlo, ahora un 40%.

- Casi uno de cada tres jubilados o pensionados mayores de 65 años vivían en estado de pobreza, proporción que hoy se redujo a uno cada dieciséis. O dicho en otros términos: los siete aumentos sobre la jubilación mínima (que pasó de 200 a 470 pesos mensuales, es decir un 135 por ciento más) y el incremento del 11 por ciento para quienes cobran por encima de los mínimos, hizo que los jubilados pobres pasaran del 29 al 7 por ciento del total. En términos numéricos equivale a 6.100 jubilados pobres menos por día de gobierno. La transferencia anual de recursos hacia los jubilados es de 3.300 millones de pesos.

- En el mismo lapso se generaron 2.165 nuevos puestos de trabajo por día, luego de un lustro de destrucción neta de empleo que abarcó las presidencias de Menem, Fernando de la Rúa y el interinato del ex senador Eduardo Duhalde. Esto permitió reducir a la mitad los planes de ayuda a Jefas y Jefes de Hogar Desocupados, del 5,2 por ciento al 2,7 de la Población Económicamente Activa de las ciudades. La tasa de desempleo se redujo del 26,6 por ciento en el primer trimestre de 2003 al 11,4 en el primer trimestre de 2006.

- Los aumentos del salario mínimo fueron del 215 por ciento (de 200 a 630 pesos), lo cual fijó un nuevo piso para el conjunto de los asalariados, aunque la diferencia sigue siendo muy grande entre quienes están comprendidos por convenciones colectivas y los informales.

- Pero luego de doce años de informalidad creciente, se inició el ciclo de formalización del mercado de trabajo, con una caída de la tasa de trabajo en negro de un punto por año (del 48 inicial al 45 por ciento actual). Se quebró así por primera vez el pavoroso ritmo de ascenso en la precarización laboral de la década pasada (0,5 de Población Económicamente Activa asalariada informalizada por año) y que desde la devaluación de diciembre de 2001 hasta la asunción de Kirchner, en mayo de 2003, alcanzó un promedio de 5 puntos anuales.

- También la clase media volvió a respirar. Las franjas medias y medias altas (con ingresos mensuales desde los 1.900 hasta los 15.000 pesos por hogar) representaban el 23 por ciento de la estructura social nacional en mayo de 2003, pero ahora comprenden al 34 de la población.

- El ingreso promedio por hogar era de 900 pesos en mayo de 2003 y llega a los 1.506 ahora. Ese incremento, del 67,5 por ciento, debe cotejarse con una inflación del 25,5 en el mismo lapso, según el Indice General de Precios al Consumidor.

- El poder adquisitivo general de los salarios (aumentos nominales menos impacto inflacionario) creció casi un 15 por ciento. A marzo de este año todos los trabajadores habían recuperado parte de su capacidad de compra, salvo los empleados públicos, que respecto a mayo de 2003 perdieron un 2,5 por ciento de poder adquisitivo. Pero el incremento del 19 inicial acordado también modifica esa situación.

- A raíz de los permanentes incumplimientos contractuales (y en el último caso también delitos) se revocaron las concesiones del Correo Argentino, Aguas Argentinas y Thales Spectrum (para el control del espacio radioeléctrico).

- El juicio político a los miembros de la mayoría automática con que Menem anegó la Corte Suprema de Justicia y la designación de nuevos jueces respetados nacional e internacionalmente logró los objetivos simultáneos de elevación de la calidad técnica e independencia del Poder Ejecutivo, que además autolimitó sus atribuciones para la designación de los integrantes del tribunal. El descubrimiento de cuentas millonarias de dos de los jueces destituidos ratifica la racionalidad del procedimiento.

- La declaración de nulidad e inconstitucionalidad de las leyes de Obediencia Debida y Punto Final y el avance de los procesos por violaciones a los derechos humanos produjo un deslinde entre los autores de crímenes contra la humanidad y las nuevas generaciones castrenses.

La nueva síntesis

Este balance explica los resultados de octubre pasado, cuando el gobierno obtuvo la mayor diferencia electoral sobre la segunda fuerza desde que terminó la dictadura, de casi 30 puntos. Sólo Perón, en 1951 y 1973 superó ese desempeño, con 35 puntos de ventaja respecto de la segunda fórmula. La última medición de imagen entregada por Artemio Lopez al gobierno indica que la opinión favorable a la gestión oficial en todo el país es del 70 por ciento y la del presidente del 80 por ciento.

Una vez expuestos estos resultados, Kirchner se propone abordar en su discurso una visión del futuro, sobre las líneas generales que siguen:

- El 2007 no puede ser el año del continuismo, sino de consolidación del cambio y el enfrentamiento de las asignaturas pendientes, entre las que Kirchner reconoce la distribución del ingreso. Es el momento de profundizar las políticas que permitieron salir de la más grave crisis, mejorando la calidad institucional y ampliando la base de sustentación del gobierno. Ahora se trata de discutir el perfil futuro del país, cómo deben ser la educación, la salud, porque no basta con seguir respondiendo a la emergencia. En esa línea se inscribe la anunciada reforma integral del Código Penal, abierta a discusión con las organizaciones de la sociedad a partir de una propuesta de una comisión de juristas. También la inminente reglamentación de la ley de Defensa Nacional, que realzará el rol del Estado Mayor Conjunto y la conducción civil de las Fuerzas Armadas.

- La crisis de representación que se incubó en la última década e hizo eclosión entre octubre y diciembre de 2001 no se dejará atrás con los actuales partidos, perimidos en su funcionamiento y en los que la sociedad no se siente representada. Por eso no tiene sentido empeñarse en la reconstrucción de la UCR ni en la modernización del PJ, dos tareas que Kirchner considera imposibles. Aunque es improbable que mencione a Alfonsín o Duhalde, la propuesta del ex presidente de sumar esas voluntades en torno de un candidato potable, como forma de “salvar al radicalismo”, es la perfecta contracara de su propia concepción. Esos partidos son un lastre a echar y no un activo valioso.

- No se trata de crear una Concertación de partidos, sino de ideas. El modelo chileno no es para Kirchner un ejemplo a seguir, sino a evitar. Entiende que también allí los partidos son una carga con la que la nueva presidenta Bachelet debe lidiar, para hacerse cargo de desafíos muy similares a los que tiene por delante la Argentina.

- La construcción pendiente incluye a dirigentes de distintas procedencias, con pluralidad ideológica y representatividad. El Gobierno espera que las presencias en la plaza reflejen esa concepción. En los últimos tiempos Kirchner y algunos de sus colaboradores han tenido diálogo político con sectores socialistas, de la UCR, del ARI, del Partido Intransigente y de lo que Kirchner llama (como también lo hacía Perón) las Organizaciones Libres del Pueblo. Además de la presencia esperada de los aparatos provinciales del justicialismo se verán contingentes significativos de las principales centrales sindicales (CGT y CTA) y mucho aporte inorgánico de simpatizantes no encuadrados.

- El caso del gobernador mendocino Julio Cobos es especial por las deferencias que Kirchner ha tenido hacia él, pero representativo de un fenómeno más amplio. Cobos ha encargado mediciones de opinión pública que detectan una fuerte empatía del electorado radical con las políticas que lleva adelante Kirchner y entiende que sería un suicidio histórico ignorarlo. Kirchner a su vez afirma que en otro contexto político, la propuesta fórmula Perón-Balbín hubiera cambiado la historia posterior. “En cambio, el PJ se cerró sobre sí mismo y construyó lo peor”, opina.

- Kirchner no hará ninguna mención a candidaturas, que considera anecdóticas. Sigue repitiendo en privado que preferiría no presentarse para un nuevo mandato el año próximo, pero es difícil creer que ignore que la acumulación de poder que ha hecho en este trienio no es endosable, y tiene una conciencia muy clara de los desafíos que se aproximan.

Heterodoxia

Una solicitada que se publica en diarios nacionales de hoy, con la firma de entidades gremiales de trabajadores y de empresarios señala que los pilares del proceso de crecimiento que encomian fueron “superávit fiscal y comercial, crecimiento con inclusión social y un tipo de cambio competitivo”. Entre las metas compartidas con el gobierno que se proponen figuran el aumento de la inversión (con una referencia específica a la de infraestructura y energía, como sustentos del incremento de la capacidad productiva), el combate a la evasión fiscal, el crecimiento del empleo y la reducción de la informalidad, el desarrollo educativo, la ampliación del crédito y el mercado de capitales. Esa declaración en pro de “los consensos básicos imprescindibles para consolidar un desarrollo económico equilibrado, en un marco de paz y justicia social”, lleva la firma de las principales cámaras patronales. Por cierto, son las mismas que han hecho trascender su alarma por las reformas legislativas que impulsa desde la Cámara de Diputados Héctor Recalde, para devolver al trabajo parte de la dignidad (y de los ingresos) que le fueron arrebatados y las que no ocultan su fastidio por la política de seguimiento de precios adoptada por el gobierno, siguiendo el modelo francés. Tampoco se sienten felices por el involucramiento personal de Kirchner en esa política, expresada en una pregunta que dirigió a los directivos de Coca-Cola: “¿En qué otro lugar del mundo tienen una rentabilidad anual del 33,7 por ciento?”.

Pero estas contradicciones forman parte normal de la pugna de intereses. En cambio en la solicitada se destaca la ausencia de la Sociedad Rural. A la luz de la experiencia histórica es tan razonable que el núcleo central de la oligarquía quede al margen de este proceso, contra el que está maquinando paros, movilizaciones y cortes de ruta, como que el Poder Ejecutivo tenga en preparación la sorpresiva respuesta que le dará, política pero no sólo política. El intento de deslegitimación democrática del gobierno impulsado por ese sector tuvo un epifenómeno patético esta semana, con la sesión legislativa en la que se quiso presentar como un gesto autoritario y prepotente el natural relevo de la presidencia de una comisión de una diputada oficialista que resolvió oponerse a la política ganadera oficial. La falta de sintonía con la realidad que muestra la oposición política ha creado la oportunidad para la instalación en ese espacio vacante del minimalista ex ministro de Economía, Roberto Lavagna. Su autodefinición, como el más ortodoxo de los heterodoxos o el más heterodoxo de los ortodoxos, describe el estrecho margen de maniobra que Kirchner le ha dejado a la derecha argentina. Crítico, pero más próximo a Kirchner que a sus adversarios, Lavagna sólo adquiriría virtualidad electoral en una hipótesis de catástrofe, de esas que con frecuencia han tentado a los sectores dominantes. La plaza del jueves podría servir también como un disuasivo a un escenario de esas características.

Compartir: 

Twitter
 

Imagen: AFP
SUBNOTAS
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.