EL PAíS › EL EX JEFE DE SEGURIDAD DE YABRAN, PRESO EN SU DOMICILIO

En la casa y sin tobillera

La Cámara Penal de Dolores ya le había otorgado el beneficio, pero indicó que se le colocara una tobillera electrónica. El Servicio Penitenciario no la tenía. Presentó un hábeas corpus.

 Por Raúl Kollmann

El ex jefe de seguridad de Alfredo Yabrán, Gregorio Ríos, condenado a 27 años de prisión por organizar el asesinato del fotógrafo José Luis Cabezas, ya está en su casa de Acassuso con el beneficio de la prisión domiciliaria. La Cámara Penal de Dolores ya le había otorgado ese beneficio, pero indicó que a Ríos se le debía colocar una tobillera para monitorear en forma electrónica que no se aleje de su domicilio. Sin embargo, el Servicio Penitenciario bonaerense argumentó que en este momento no cuenta con esas pulseras y también se negó a poner un efectivo de custodio en la puerta de la casa de Ríos. Finalmente, la Cámara aceptó un recurso de hábeas corpus, mandó a Ríos a su domicilio y la única custodia legal que tiene es la de su esposa, Rosa Rodríguez.

A nueve años del asesinato del fotógrafo de la revista Noticias sólo quedan dos personas en la cárcel: el oficial de la Policía Bonaerense Gustavo Prellezo, que dirigió el operativo de secuestro y asesinato de Cabezas, condenado a reclusión perpetua, y el ex comisario de Pinamar, Alberto “La Liebre” Gómez, quien habría liberado la zona para que se cometa el crimen.

La verdadera razón por la que la mayoría de los condenados está en libertad es motivo de polémica. Por un lado están los que piensan que es producto de las increíbles demoras de los tribunales de apelación bonaerenses, más allá de que hubiera tácticas dilatorias de algunos de los abogados que sabían que en el caso Cabezas se aplicaba la ley del dos por uno. Otros creen que no debería aplicarse esa ley porque después de una condena en un juicio oral no se puede seguir presumiendo la inocencia del imputado y no correspondería que cada día de prisión se computara por dos. De todas maneras, en este caso y en otros, los tribunales convalidaron el dos por uno. La secuencia fue la siguiente:

- El juicio se hizo con bastante rapidez, ya que el crimen se cometió en febrero de 1997 y en enero de 2000 el Tribunal Oral dictó las condenas.

- La apelación en el Tribunal de Casación se demoró nada menos que tres años, pese a la repercusión institucional del caso.

- En 2003 se inició el proceso de apelación a la Suprema Corte bonaerense, sin que el máximo tribunal se haya pronunciado hasta el momento.

En el caso de Ríos la secuencia lo benefició de la siguiente manera:

- Fue detenido en septiembre de 1997 y en 2000 se lo condenó a 27 años de prisión.

- Por lo tanto, llevaba en la cárcel más de nueve años. Dado que no hay sentencia definitiva, esos nueve años se computan como 16, por la aplicación del dos por uno (los dos primeros años no se computan doble, pero los siguientes siete sí).

- Con esos 16 años ya pasó la mitad de la pena y tendría derecho a salidas transitorias. Su abogado, Jorge Sandro, consiguió el beneficio de la prisión domiciliaria, pero lo más probable es que el año próximo quede en libertad condicional por cumplir dos tercios de la condena. En ese momento podrá salir de su casa.

Las idas y vueltas entre el Servicio Penitenciario y la Cámara de Dolores, integrada por Miriam Darling Yaltone, Jorge Luis Dupuy y Fernando Sotelo, terminaron con Ríos en su casa y a cargo de su esposa, aunque el tribunal dejó en claro que ni bien el SPB tenga una pulsera deberá colocársela a Ríos. Por otra parte, la lógica indica que la Suprema Corte bonaerense se expedirá sobre el caso, aunque después también vendrán apelaciones ante la Corte Suprema de la Nación. La familia Cabezas reclama que Ríos vuelva a la cárcel y la defensa del ex custodio de Yabrán insiste en que es inocente y quiere que el juicio se vuelva a hacer.

Compartir: 

Twitter
 

Gregorio Ríos y su abogado José Luis Manchón ayer, en los tribunales de Dolores.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.