EL PAíS

La CTA vota con el oficialismo como favorito y una oposición dividida

Más de un millón de afiliados están en condiciones de votar. Hugo Yasky, de Ctera, es el favorito para suceder a De Gennaro. Enrique Gandolfo y Néstor Correa van por las otras listas.

 Por Adriana Meyer

Los afiliados de la Central de Trabajadores Argentinos (CTA) votan hoy en todo el país para elegir sus autoridades y, en este caso, la nueva conducción de una de las dos centrales obreras del sindicalismo argentino se disputa entre tres representantes de gremios vinculados con la educación, poniendo fin al predominio de los estatales que supo dirigir Víctor De Gennaro. A diferencia de la CGT, esta central elige sus representantes por voto directo. El dirigente docente Hugo Yasky, actual jefe de la Ctera, tiene todo a favor para erigirse en el nuevo secretario general, dado que en esta elección la oposición se presenta dividida pero coincidiendo en cuestionar la legitimidad de los comicios y la reciente reforma estatutaria. Además, las dos listas opositoras critican a los seguros ganadores porque consideran que profundizarán la integración de la central con el kirchnerismo.

La CTA tiene más de 1 millón 100 mil afiliados habilitados para votar. Son trabajadoras y trabajadores de la actividad pública y privada, activos y jubilados, formales, precarios, cuentapropistas e incluso desocupados; enrolados en organizaciones sindicales con personería gremial o simplemente inscriptas, militantes de organizaciones barriales, comunitarias, juveniles, de discapacitados, migrantes y todos los que integran las federaciones de trabajadores de la energía, la industria, la salud, la cultura y la comunicación, entre otras. Se eligen 14.571 cuadros de conducción, 6877 cargos corresponden a las comisiones ejecutivas, 7187 a los congresales provinciales y 507 a congresales nacionales.

Para la conducción nacional se presentaron tres listas: la 1, Germán Abdala, que lidera Hugo Yasky, heredero de Marta Maffei en el gremio docente, junto al secretario general de ATE, Pablo Miceli, y al jefe del gremio del neumático, Pedro Wasiejko; la 2, Roja y Negra, que postula como candidato a secretario general a Enrique Gandolfo, de Suteba Bahía Blanca, junto a Silvia Venero (ATEN Capital) y Guillermo Paganini (Cicop); y la Lista 3 Frente de Unidad Clasista (FUC) que encabeza el titular de la AGD-UBA Néstor Correa, con María Elena Molina (Amsafé) y Gustavo Lerer (Hospital Garrahan). Además, se presentarán tres listas en las provincias de Buenos Aires, La Pampa, y en la Capital. En Tucumán, Salta, La Rioja, Neuquén y Santa Cruz compiten dos listas, mientras que en el resto del país hay lista única.

Las dos agrupaciones opositoras se diferencian por la distancia que toman del oficialismo. La 3 no duda en acusar a Yasky de “traición”, mientras que la 2 sostiene que “representa lo opuesto a los principios fundacionales de la CTA” respecto de ser autónoma del Estado, del gobierno, de los partidos y de las patronales. Pero ambas coinciden en cuestionarle al futuro secretario general su apoyo a la ley nacional de educación que impulsa la Casa Rosada.

A pocas horas de –casi seguramente– pasar a ocupar el sillón de Víctor De Gennaro, Yasky responde: “La CTA tiene una historia de lucha que construyó un modelo sindical que rompió con la vieja tradición de la subordinación sindical a los partidos políticos, a los grupos económicos y a los gobiernos; es el capital político más importante que tenemos y es el mandato irrenunciable que me han dado los trabajadores, que confían en esta gestión no por éxitos materiales, que han sido pocos, sino en coherencia”. Página/12 le preguntó a propósito de los éxitos a los que hacía referencia. “No obtuvimos un aumento general de salarios, pero luchamos y no nos bajamos pantalones ante ningún gobierno ni tampoco ante un partido, porque la autonomía se tiene que dar en toda la línea”, respondió al asegurar que sus oponentes responden a directivas “partidarias”.

Guillermo Paganini, de la Asociación de los Profesionales de la Salud Bonaerense (Cicop) y candidato a secretario adjunto de la Lista 2, describió que su sector armó un “movimiento intersindical clasista y de oposición en ATE y Ctera, con estatales, docentes, aeronáuticos y judiciales”. Y cuestionó el último congreso de la Central, porque “se cerraron todos los espacios de debate y se modificó el estatuto en forma antidemocrática al no respetar la proporcionalidad de las diferentes corrientes minoritarias”. El dirigente de la Cicop cuestionó el mecanismo que “para obtener un congresal o un cargo en la conducción hay que sacar más del 20 por ciento de los votos, y además los congresales en vez de elegirse por gremio se eligen por territorio, por lista sábana”.

Consultado respecto de este cuestionamiento, Yasky replicó que “todo esto es parte del folklore de sectores que saben que son irremediable minoría y que tienen que justificar hacia afuera lo que saben va a ser resultado incontrastable de la elección”. “La reforma estatutaria fue votada por unanimidad en el congreso de Mar del Plata, por lo cual ese discurso apela a la ficción porque fue acordada con los sectores minoritarios”, completó.

La Lista 3 está integrada por docentes universitarios, dirigentes del Hospital Garrahan, de Astilleros Río Santiago, de los aeronáuticos, de Suteba de algunos distritos y docentes del interior, estatales, mineros de Río Turbio, el Partido Obrero, el MAS y otras corrientes sindicales. “Yasky representa un desorganizador de la lucha docente y, al mismo tiempo un ministro sin cartera que predica a favor de la ley educativa, que mantiene los parámetros menemistas. Kirchner necesita a Moyano y a Yasky para el cerrojo salarial”, disparó Correa. Este dirigente que encabeza la Lista 3 denunció la “falta de claridad del proceso electoral, porque los padrones generales ni los lugares de votación se difundieron con anticipación, hay padrones de hace 10 años, y hay más de 300 urnas volantes”. La FUC plantea la creación de una asamblea nacional contra la impunidad y por la aparición de Julio López.

¿Por qué la oposición no pudo unirse para sumar fuerzas? Según Gandolfo, porque la Lista 2 “priorizó la representatividad genuina por sobre la partidaria”; mientras que José Montes (ARS), de la Lista 3, enfatizó que “no se puede hacer oposición con candidatos oficialistas”.

Compartir: 

Twitter
 

Hugo Yasky (Ctera-Lista 1): “La legitimación de las urnas será el puente que nos permita transitar la legalidad con la personería gremial”.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.