EL PAíS › PUERTA LANZO UNA CORRIENTE QUE PROYECTA ALIANZAS CON LA DERECHA

El eterno retorno no es un mito

El ex gobernador misionero presentó la línea interna Peronismo de Pie rodeado de dirigentes históricos del menemismo y el duhaldismo. Desde allí busca posicionarse y conformar un frente.

 Por Werner Pertot

“Puerta 2007”, anunciaban los carteles y pasacalles que rodeaban el antiguo hotel Los Dos Chinos. Cuidadosos hasta el detalle, la “P” de Puerta tenía una “V” debajo, que simbolizaba “Puerta Vuelve”. Y con él volvieron otros tantos: con emisarios de Eduardo Duhalde, Carlos Menem, Adolfo Rodríguez Saá y Mauricio Macri se lanzó la corriente Peronismo de Pie. A la cabeza de una larga concurrencia de delegados provinciales, Ramón Puerta anunció que iniciará el diálogo para conformar un Frente de la Dignidad –el nombre, no por casualidad, es casi el mismo de la coalición que ganó en Misiones– con Macri, Jorge Sobisch, el ex ministro Roberto Lavagna y el ingeniero Juan Carlos Blumberg. Lo flanqueaban el ex secretario de Seguridad Miguel Angel Toma y un invitado sorpresa: Eduardo Arnold, ex vicegobernador en Santa Cruz de Néstor Carlos Kirchner.

Las columnas doradas, las paredes de madera oscura, decoradas con espejos al estilo de los setenta le dieron al encuentro un tono casi de otro tiempo. Al convite asistieron varias decenas de dirigentes del menemismo y el duhaldismo, que hasta hace poco trashumaban las afueras del armado kirchnerista.

Entre las sesenta personas que se sentaron a la mesa de dirigentes estaban el duhaldista Daniel “Chicho” Basile, con una vistosa camisa naranja, y la diputada Marina Cassese, quien representó al grupo de El General, que apoya la candidatura de Lavagna. De las remanidas figuras del duhaldismo también se pudo ver al ex director de Migraciones Hugo Franco y al ex diputado duhaldista Carlos “Tato” Brown. En cambio, no contaron con la presencia de la senadora Chiche Duhalde, aunque su marido no fue ajeno al armado del encuentro.

–No quiero exponerla ni quiero exponerme tanto –dicen que dijo Eduardo Duhalde, cuando invitaron a su esposa.

El ex presidente, de todas formas, mantiene un diálogo fluido con Puerta y Toma, las dos caras visibles del encuentro. Como enviado del ex presidente Rodríguez Saá asistió el diputado Luis Lusquiños. “Coincidimos en la idea de normalizar el PJ, que está intervenido y proscripto”, aseguró antes de retirarse. El gobernador de Salta, Juan Carlos Romero, mandó a su asesor, Angel Torres, aunque tiene su propia corriente, llamada 8 de Octubre. En nombre del senador con fueros Carlos Menem estuvieron los riojanos Alejandra Oviedo y Adrián Menem, sobrino del ex presidente, quien aseguró a este diario que “es un encuentro extraordinario. Mi tío apoya el armado de esta corriente”. No dijo si Menem pretendía encabezarla como candidato a presidente. “Eso se verá después”, acotó. Sobisch no se privó de enviar a un grupo de diputados provinciales y el líder de PRO tuvo como embajadores a los dirigentes Cristian Ritondo, Diego Santilli y Daniel Amoroso.

Con ellos reaparecieron varios integrantes del Club de los Ex: el ex ministro del Interior de Duhalde, Jorge Matzkin; el ex jefe de campaña de Carlos Menem, Julio César “Chiche” Aráoz; el hijo del ex ministro del Interior de Menem, Juan Carlos Corach; el ex embajador menemista Abel Posse; su ex par en Francia, Archibaldo Lanús, y el ex vicecanciller Andrés Cisneros. Completaron la foto el menemista Moisés Ikonicoff, la actriz Irma Roy, con un trajecito impecable de un celeste furioso, y su ex marido, el periodista Osvaldo Papaleo.

–Sólo falta la ambulancia para empezar a juntar los heridos –se reía un movilero veterano ante el cuadro que presentaban.

No hubo ni bombos ni redoblantes, sino promotoras cuasi empresariales de camisas blancas y guardaespaldas de traje negro y auricular en la oreja.

El folklore peronista se limitó al logo del PJ y a las fotos de Evita y Perón en un estandarte algo estilizado. Los discursos, en cambio, fueron candentes: además de las previsibles críticas a Kirchner, los apellidos de Duhalde y Menem fueron los más aplaudidos junto con el de Puerta, que invitó a construir “un justicialismo democrático, moderno y progresista”.

“No somos ni antikirchneristas ni antimenemistas. Reivindicamos esas figuras con sus yerros y sus aciertos. También está la del compañero Duhalde que gobernó el país en una época difícil”, regaló Puerta, a la cabeza del encuentro que culminó con dos documentos. El primero, al interior del PJ, exige la normalización del partido. El segundo será la plataforma que Puerta llevará a los distintos dirigentes de la oposición.

“El ingeniero Macri fue muy preciso: tiró una propuesta de diálogo que nosotros estamos dispuestos a abrir a negociación, como también con el doctor Lavagna, con el gobernador Sobisch y con un partido que tiene cien años de historia, como el radicalismo”, indicó Puerta. “Queremos una Argentina segura, donde no haya anarquía. El tema de la seguridad es central. Ignorar al ingeniero Blumberg sería ignorar el cuadro social”, aseguró el fugaz presidente.

Compartir: 

Twitter
 

En el lanzamiento de su línea, Puerta se mostró con Toma y el santacruceño Eduardo Arnold.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.