EL PAíS

ELIGEN HOY EN CORRIENTES CONVENCIONALES CONSTITUYENTES

La reforma de la Constitución de Corrientes incluye la reelección, aunque por un período. El gobernador Arturo Colombi y su vice aseguran que la situación no se parece a Misiones, porque los cambios fueron consensuados. El cura José Luis Niella se opone a la reelección pero, sobre todo, le preocupa la reforma agraria. Todos reivindican al Presidente.

 Por W. P.
Desde Corrientes

RUBEN PRUYAS, VICEGOBERNADOR Y CANDIDATO

“Nada que ver con Misiones”

Sereno, parsimonioso, el vicegobernador de Corrientes, Ruben Pruyas, desgrana los argumentos del oficialismo para impulsar la reforma de la Constitución provincial. En diálogo con Página/12, insistirá con una idea: la Iglesia estuvo de acuerdo con la reforma cuando se gestó y “esto no tiene nada que ver con Misiones”. Pruyas llegó a ocupar su cargo por el PJ en la alianza con la UCR que encabeza el radical K Arturo Colombi. Afecto a las simetrías, Colombi se puso al frente de la lista y Pruyas lo secunda en el intento por habilitar la reelección. “Por un período. No indefinida”, aclara. Por si las moscas.

Pediatra, cirujano infantil, Pruyas se hizo conocido no por el uso de su bisturí sino cuando la labilidad jurídica de Jorge Yoma –actual embajador en México y posible candidato a gobernador en La Rioja– lo colocó en el Senado en 1998. El menemismo andaba falto de una mayoría en la Cámara alta y pergeñó una maniobra para hacerse de una banca, que correspondía a los liberales correntinos. Su designación fue considerada irregular por la Cámara Nacional Electoral, pero la mayoría menemista –con ayuda de Raúl “Tato” Romero Feris– le aprobó el pliego de todos modos. La oposición puso el grito en el cielo y durante un tiempo tuvo que soportar que lo llamaran “el senatrucho”. Ahora es kirchnerista y responde a Juan Carlos “El Chueco” Mazzón.

–¿Por qué quiere reformar la Constitución provincial?

–La reforma constitucional es un acto institucional después de la intervención federal del 2001. Se consultó a entidades medias y a la Iglesia Católica y se decidió avanzar en un acuerdo de gobernabilidad después de tantas intervenciones federales. Esto viene desde hace cinco años. Aparece ahora, porque se lograron los consensos necesarios en la Legislatura.

–¿La reelección también fue consensuada con la Iglesia?

–Todo se hizo con consenso. Nuestra propuesta es reelección por un período.

–¿Colombi va a ir por la reelección en 2009, si se aprueba la reforma?

–(Se ríe.) Eso va a depender de una decisión de nuestra coalición: tanto de mi partido, el justicialista, como del gobernador, que es radical.

–Pero me imagino que no hacen todo esto para después no presentarse...

–Eso habría que preguntárselo al gobernador.

–¿No le preocupa que pueda alcanzarlos el “efecto Misiones”?

–No, nos preocupa porque no tiene nada que ver. Lo de Misiones era solo un punto y por reelección indefinida. Acá tenemos cerca de cincuenta puntos a discutir y no es indefinida.

–Tras la derrota de Rovira, Kirchner les pidió a los gobernadores de Jujuy y de Buenos Aires que abandonasen sus intentos de reelegir. ¿A Colombi se olvidó de avisarle?

–Noooo, pero era distinto. Solá estaba con ese tema en la Justicia. Acuérdese. Acá la diferencia fundamental es la gran coincidencia de todos los sectores políticos, incluso de la oposición.

–¿Kirchner los apoya a ustedes o a Niella?

–No, creo que es prescindente. Tenemos una muy buena relación con el Presidente. Hemos abierto las puertas, las ventanas y todas las rejillas de las provincias a una integración nacional.

–Niella introdujo la propuesta de la reforma agraria, ¿ustedes se oponen?

–La reforma agraria es privativa del Congreso nacional y de la Constitución nacional. Es distinto si hablamos de emprolijar los dominios de los terrenos que están en nuestra provincia, que lo estamos haciendo. Queremos que la producción sea un factor de despegue en la provincia.

–¿Y en el caso de Tompkins?

–Queremos evitar la extranjerización de nuestras tierras, pero todo tiene que ser dentro de la ley y nada fuera de ella, como decía el General. Nosotros tenemos en claro que el dominio de los recursos naturales es de las provincias. Tenemos la absoluta intencionalidad de que la soberanía de Corrientes sea real y imprescriptible. Lo vamos a ratificar en la reserva de los Esteros del Iberá y, por otro lado, del acuífero guaraní. Se está atendiendo la cuestión ambiental.

–¿No les preocupa que se instalen papeleras en Corrientes?

–Sí, nos preocupa, pero hay que saber si hay una protesta en el territorio de nuestros hermanos de Entre Ríos. Nosotros estuvimos en el acto con Kirchner en Gualeguaychú.

–Sí, pero Colombi defendió la instalación de papeleras en la provincia.

–No, Colombi se pronunció a favor de desarrollo forestal, siempre y cuando no afecte el ambiente.

–¿O sea que está descartada la instalación de una papelera?

–En este momento, sí. Nadie está haciendo ofertas.


EL CURA JOSE NIELLA, FRENTE SOCIAL PARA LA VICTORIA

“No entendieron el mensaje”

El rechazo a la reelección y la reforma agraria son los dos caballitos de batalla del cura párroco de Santa Lucía, José Luis Niella. Pero su preocupación no es simétrica. En sus argumentos, se extiende mucho más cuando se trata de hablar de la situación de los campesinos. Cura tercermundista, cercano a las Ligas Agrarias de Corrientes en los setenta y a los movimientos rurales de la actualidad, el sacerdote intenta seguir el camino que recorrieron antes los obispos Jaime de Nevares y Joaquín Piña y se presenta hoy como primer candidato a Constituyente, impulsado por las organizaciones sociales kirchneristas. “Colombi no entendió el mensaje de Misiones, pero Kirchner sí”, afirma, en diálogo con Página/12.

Corrían los sesenta y Niella era docente de un instituto agrotécnico en Mercedes cuando conoció a Alice Domon, una de las monjas francesas desaparecidas en la Iglesia de Santa Cruz, que por ese tiempo trabajaba como misionera en un pequeño pueblo llamado Perrugorría. Ella le llevó los primeros estudiantes del campo. Les consiguió ropa y comida para que pudieran estudiar. “¡Qué bien, Luis, lo que estás haciendo con los hijos del campo!”, lo entusiasmó. Las palabras quedaron flotando cuando se fue para Buenos Aires a denunciar las desapariciones de dirigentes agrarios. Y no volvió. “Fue algo parecido a lo que pasó en La Rioja, donde también lo mataron a mi amigo el padre Gabriel Longueville, junto con el padre Juan Carlos de Dios”, comenta Niella, sobre los dos curas cuyos secuestros denunció el obispo Enrique Angelelli.

En la actualidad, Niella sigue vinculado al campo a través de la pastoral social rural de Goya y tiene un hogar donde viven jóvenes en riesgo. De allí salió para recorrer la provincia en campaña, luego de que aceptó encabezar el Frente Social para la Victoria.

–Después de Misiones, se bajaron los gobernadores de Jujuy y de Buenos Aires, por pedido de Kirchner. En La Rioja derogaron la reelección indefinida. ¿Esta situación influye en Corrientes?

–Sí. Para mí que Colombi no entendió el mensaje. En cambio, Kirchner sí lo entendió, porque desde ese momento ya no insistió en la reelección de nadie. Si tal vez se sintió un poco apenado por haber perdido su (caballo) parejero –hablando en criollo–, la prudencia y la inteligencia le hicieron darse cuenta de que ese era el camino que el pueblo había elegido y que había que tenerlo muy en cuenta para el futuro.

–¿Usted se considera kirchnerista?

–Ni kirchnerista ni antikirchnerista. Tengo la misma posición del obispo Joaquín Piña: no soy político ni lo fui, pero en esta ocasión tuve que meterme porque era una necesidad del pueblo. Yo no quiero un evangelio light, sino una Iglesia en la que los pobres se sientan cómodos.

–¿Por qué se opone a la reelección, si no es indefinida?

–Es por un período. Sí...

–¿Están en contra de la reelección por un período?

–Y... nosotros estamos en contra incluso de la reelección por un período.

–Por lo tanto, si Kirchner fuera por la reelección, se opondría.

–No, no. Porque es un nivel distinto: eso es en el orden nacional y esto en el provincial. Estamos en un sistema federal, una cosa es la provincia y otra el país.

–Si tanto usted como el gobernador lo apoyan a Kirchner, ¿por qué el Presidente debería inclinarse por el Frente Social?

–A Kirchner le conviene que gane el Frente Social para la Victoria, porque nuestra propuesta está dentro de los ideales de él, que quiere hacer un país mejor. Si ganamos nosotros, va a salir más beneficiado que si gana el Frente de Todos. Los antecedentes políticos desaconsejan una reelección.

–¿La situación del campo lo llevó a aceptar la candidatura?

–Sí. Una de las situaciones que más nos ha impactado es la del campesinado. El gran problema es la falta de regularización de la tenencia de la tierra y la falta de unidades económicas de explotación.

–¿Lo consultó con Bergoglio antes de aceptar?

–No. Solamente hablé con algunos sacerdotes de la Diócesis. Y luego se lo comuniqué al obispo de Goya, que ya había pedido la inclusión de estos temas en una carta a los legisladores. El habla de reordenamiento ambiental rural y urbano. Pero esa palabra sola no basta: hay que poner reforma agraria, como dicen los documentos de la Santa Sede y del Episcopado Argentino. No sé por qué algunos católicos tienen miedo y dicen que eso es comunismo. Es la peor mentira.

–Colombi le respondió que “hay que respetar la propiedad privada”.

–Nosotros respetamos la propiedad privada. Pero, ¿quién respeta la propiedad privada de los pequeños minifundistas, de nuestra pobre gente, que no tiene la extensión necesaria de una unidad económica productiva que pueda hacer prosperar a su familia? Corrientes ha sido dotada de enormes recursos naturales: el agua y las tierras de los Esteros. Y esas tierras están pasando a manos de extranjeros. Nosotros tenemos que defender el patrimonio del Iberá para los argentinos. Han entregado a Tompkins las tierras y prácticamente han echado a los antiguos pobladores. Les han prometido que les hacían casas más lindas, pero los sacaban del lugar.

–¿Cómo vio el corte de alambrados que hizo D’Elía?

–Y bueno... Eso fue un acto mediático. Podría estar o no de acuerdo, pero estaba planteado eso en la Justicia, y la Justicia daba vueltas con el asunto. Tan equivocado no estuvo aquel hombre, lo que pasa es que la Justicia es demasiado lerda.

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.