EL PAíS › EL RECTOR DEL PELLEGRINI SIGUE SIN PODER ASUMIR

Con la ñata contra el vidrio

Estudiantes y docentes continúan con la toma de la escuela.Hoy permitirán el dictado de clases, pero volverán a rechazar el ingreso de Juan Carlos Viegas, rector designado por la UBA.

Juan Carlos Viegas sigue sin poder asumir como rector de la Escuela Superior de Comercio Carlos Pellegrini. Ayer, por segundo día consecutivo, estudiantes y docentes mantuvieron tomado el colegio e impidieron el ingreso de las nuevas autoridades designadas por la Universidad de Buenos Aires (UBA), en reclamo de una democratización de la institución. De acuerdo con lo decidido ayer, en la última asamblea, la situación será diferente hoy (para todos, menos para uno). La toma continuará bajo otra modalidad: los alumnos y los docentes controlarán el acceso con “un cinturón humano” para impedir que entre Viegas, pero permitirán el dictado de clases y el “normal funcionamiento de la escuela”.

Cerca de las 11, Viegas llegó al edificio ubicado en Marcelo T. de Alvear 1851. Se encontró con el mismo panorama que un día antes. En la puerta lo esperaban dirigentes estudiantiles y docentes, muchos de los que habían sostenido la ocupación del colegio durante la noche previa. “Seguimos ratificando la toma, porque estamos defendiendo nuestra escuela frente a lo que consideramos un avasallamiento del rectorado al designar de manera ilegítima una autoridad”, dijo Julio Bulacio, dirigente de la Asociación Gremial Docente (AGD).

De boca de los alumnos, Viegas escuchó otras palabras: “Usted no es un hombre de la casa, es ajeno a la comunidad educativa del Pellegrini”, según Julián Asiner, presidente del centro estudiantil, quien también acusó al rector designado de querer “expropiar el colegio en función de intereses ajenos”. “No vengo a tomar el colegio por la fuerza, he venido a hablar con la comunidad educativa”, respondió Viegas. Así, si bien las dos partes del conflicto proclaman su voluntad de dialogar, la pulseada está planteada con respecto a dónde dar la discusión. Para Viegas, el problema es de la escuela y la negociación debe suceder en su edificio. Para sus opositores, el diálogo debe realizarse en “terreno neutral”, en el rectorado de la universidad.

El rechazo de parte de los actores de la escuela se basa en razones diversas. El centro de estudiantes y la gremial docente AGD (a diferencia de la Ctera) consideran ilegítima la forma en que fue elegido Viegas (mediante una resolución del rector de la UBA, Rubén Hallú, ad referéndum del Consejo Superior, que aún debe votar la cuestión). Y, punto central, exigen la democratización de la forma de gobierno de la institución a través de la creación de un consejo directivo con participación de todos los actores de la comunidad.

Otro foco de resistencia proviene de un grupo de padres, quienes apoyaban la continuidad de Abraham Gak, rector saliente tras 14 años de gestión. La inquietud de estos padres, compartida por parte de los alumnos y docentes, proviene del avance de un perfil técnico, con sustento en la contabilidad, sobre el modelo pedagógico de la escuela, representado por la designación de Viegas, profesor y ex vicedecano de la Facultad de Ciencias Económicas. Nombrado el miércoles pasado, Viegas tendría que haber asumido el lunes. La toma de la escuela se lo impidió dos veces y, ayer, la tercera no fue la vencida. “Estamos tratando de ver si mañana podemos retomar la actividad. Hay muchos padres preocupados, deseosos de que los chicos no pierdan más días de clases. Por eso quiero darles la tranquilidad de que lo que se pierda lo vamos a recuperar”, dijo Viegas a Página/12. También se refirió a “la responsabilidad de los docentes para que vuelva la actividad en las aulas”. “No podemos seguir eternamente en esta postura, no podemos poner en riesgo la formación de los alumnos.” ¿Qué hará hoy? “Estamos invitando amablemente a todos los docentes y estudiantes a volver a las actividades –dijo–. El proyecto educativo va a ser el mismo que tiene la escuela actualmente, vamos a cumplir el contrato que la institución asumió con los padres.”

Daniel Filmus, ministro de Educación y candidato kirchnerista, pidió que el conflicto en la escuela de la UBA se solucione por la vía “del diálogo y la discusión”, para que “no se pierdan más días de clase”, aunque recordó que el Gobierno se mantendrá al margen, en respeto a la autonomía universitaria. En cualquier caso, la asamblea de estudiantes, docentes y no docentes del Pellegrini, reunida avanzada la tarde de ayer, resolvió mantener la toma de la escuela al menos 24 horas más, “sin la presencia del rector electo y con control estudiantil”.

Compartir: 

Twitter
 

Viegas llegó a la escuela a las 11 y fue repelido por el centro de estudiantes y la AGD.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.