EL PAíS › LA PRIMERA RONDA EN NUEVA YORK POR LA PASTERA

La (re)localización de Botnia

Las delegaciones de Argentina y Uruguay analizaron durante ocho horas el conflicto por la instalación de la planta en Fray Bentos. Los cortes de rutas forman parte de la agenda que continúa hoy.

Argentina y Uruguay retomaron, en Nueva York, la discusión sobre Botnia. La primera de las dos jornadas destinadas a reabrir el diálogo, con la mediación de Antonio Yáñez Barnuevo, consistió en ocho horas de trabajo, cortadas por un almuerzo de gazpacho y paella, una cortesía del facilitador español. A la noche, al retirarse del encuentro, la jefa de la delegación argentina, Susana Ruiz Cerrutti, declaró que “todo el día” se habló “sobre un tema: la localización de Botnia que, para nosotros, es (el reclamo de) relocalización”.

Las delegaciones se encontraron a puertas cerradas en las oficinas de la Embajada de España ante Naciones Unidas (ONU). Tal como había sido acordado en Madrid el pasado 20 de abril, diplomáticos y técnicos comenzaron a exponer sus posiciones siguiendo un temario de cuatro puntos: la localización de la planta de Botnia, los cortes de rutas, el Tratado del río Uruguay y la preservación del medio ambiente en el área.

“Hemos empezado a desarrollar la agenda en el punto que nos interesa, que es la relocalización de la planta”, detalló Cerrutti; “el temario es más amplio y vamos a seguir mañana (por hoy), pero puedo decir que ha sido una reunión muy rica, que ha habido un intercambio de puntos de vista y de informaciones cruzadas”.

La funcionaria remarcó que esta etapa del diálogo es sólo técnica. “Recién cuando se agote esta instancia, acá en Nueva York o más adelante, se dará un nuevo encuentro del nivel político.”

Las posiciones con que las comitivas llegaron a Nueva York son conocidas: la Argentina acusa al gobierno de Tabaré Vázquez de haber violado el Tratado del río Uruguay “en cinco ocasiones” desde 2003 a la fecha y, en ese marco haber dado aval a un emprendimiento pastero cuestionado por sus riesgos de contaminación.

Según hicieron trascender fuentes de la delegación uruguaya, los técnicos orientales llevaron estudios y estadísticas para replicar el pedido de relocalización y además un documento “sorpresa”. El trabajo detallaría casos argentinos en los que se han detectado “niveles importantes de contaminación”, producto del funcionamiento de papeleras y de empresas de otros rubros.

El jefe de la comitiva uruguaya, José Luis Cancela, director de la Cancillería, sostuvo que el encuentro “se llevó a cabo en un buen clima”. Su jefe de Gabinete, Daniel Castillo, contó detalles del almuerzo. “Había dos mesas, pero nos sentamos todos mezclados. Comimos una paella deliciosa que nos ofreció el embajador Yáñez, gazpacho de entrada y un postre muy rico”, comentó, dispuesto a ponerle buena imagen a unas deliberaciones en las que ambas partes están aferradas a sus posturas.

Ayer, en un paréntesis de las reuniones, Yáñez Barnuevo habló con los medios y elogió el “empeño” puesto por Argentina y Uruguay para sentarse a esta negociación. El español anticipó que hoy por la noche, cuando termine la primera ronda, las partes intentarán redactar un comunicado conjunto que resuma el trabajo de los dos días.

La comitiva argentina está integrada por el jefe de Gabinete de la Cancillería, Alberto D’Alotto, el asesor científico de la Secretaría de Medio Ambiente, Jorge Rabinovich, y el secretario de Medio Ambiente de Entre Ríos, Gabriel Moguilner.

Por Uruguay participan el embajador Cancela, la directora nacional de Medio Ambiente, Alicia Torres, el abogado Alberto Pérez, el ingeniero químico Cyro Crocce y el asesor jurídico Marcelo Cousillas.

Compartir: 

Twitter
 

La jefa de la delegación argentina, Susana Ruiz Cerrutti, y Alberto D’Alotto.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.