EL PAíS

En una semana Binner puede hacer historia socialista en Santa Fe

Las elecciones del domingo próximo muestran encuestas unánimes con el candidato socialista a la cabeza. Sería el primer gobernador de esa tendencia en la historia política argentina.

 Por Pablo Feldman

A una semana de las elecciones en Santa Fe no hay ni una sola encuesta que insinúe un triunfo del Frente para la Victoria en la disputa por la gobernación. De confirmarse los pronósticos de media docena de consultoras nacionales y locales –que dan ventaja de entre 8 y 18 puntos a la coalición opositora–, Hermes Binner se transformaría en el primer gobernador socialista de la historia argentina y su adversario, Rafael Bielsa, en el primer candidato peronista que pierde una elección. Sin duda una manera más ingrata de quedar en los registros, que hasta último momento el ex canciller tratara de evitar; para ello el próximo miércoles el presidente Néstor Kirchner estará en Sauce Viejo –en las afueras de la ciudad capital– en el parque industrial donde se espera que haga una serie de anuncios que contribuyan a mejorar las chances del diputado por la Capital Federal.

El invicto del peronismo santafesino corre peligro como nunca antes. La derogación de la promiscua ley de lemas –que en tres ocasiones ungió gobernador a un candidato que no fue el más votado– y la “borratina” de Carlos Reutemann a presentarse como candidato obligaron al oficialismo a encarar un proceso de selección de candidatos que culminó en una “interna abierta, simultánea y obligatoria” que enfrentó al presidente del bloque de diputados nacionales, Agustín Rossi, con su colega por la Capital Federal –pero nacido en Rosario– Rafael Bielsa. Con el apoyo del gobernador Jorge Obeid, el hermano del DT de la selección chilena de fútbol se impuso con comodidad, y no sólo eso, sino que sumados sus votos a los de Rossi –en un déjà vu de la ley de lemas– superaron por 15 mil los obtenidos por el socialista Binner que no disputaba con nadie la nominación a gobernador, pero que la ley impulsada por Obeid obligaba a participar de la primaria.

Con una ventaja de 200 mil votos de Binner sobre Bielsa en aquellas primarias del 3 de julio, se perfiló la campaña que culmina esta semana con el ex intendente socialista en el centro del ring, y el ex canciller propiciando un debate que Binner rechazó, denunciando ser víctima de una “campaña sucia” y calificando de “asno” al dirigente socialista para pedirle disculpas 48 horas más tarde.

Más allá de los escarceos, la ventaja que el socialismo obtendría en Rosario –ciudad que gobierna desde hace 15 años– sería el factor determinante para una hipotética victoria. El peronismo, en cambio, apuesta a la tracción de los referentes territoriales en ciudades y comunas que gobierna también desde hace más de una década.

De acuerdo a las últimas encuestas –que datan de la semana que pasó– Binner se impondría por alrededor de 10 puntos. Esa ventaja fue precisamente la que sacó el socialista a Agustín Rossi hace dos años cuando se enfrentaron en una elección para la Cámara de Diputados. Hugo Haime, Ricardo Rouvier, Nueva Comunicación, Mautone (consultora local) y otras empresas que midieron en Santa Fe concluyeron que el “escenario es muy favorable a Binner”, Manuel Mora y Araujo va más allá y le asigna una ventaja de 18 puntos a la fórmula que se completa con Griselda Tessio, ex fiscal para delitos contra los derechos humanos, hija del último gobernador no peronista que tuvo Santa Fe, el radical Aldo Tessio.

La difusión de esos sondeos llevó al candidato del FPV a sostener que “las encuestas mienten” y a insistir con “la campaña sucia” de la que se considera víctima y que lo vinculó con el caso de la valija con 800 mil dólares y el santafesino Uberti.

Binner, por su parte, rehúye el enfrentamiento y remarca que “Bielsa se metió a los golpes en Santa Fe, y así pierde”, remarca el dos veces intendente de Rosario que no deja de mencionar que “es y seguirá siendo diputado por la Capital Federal”. En este contexto, se espera el miércoles la llegada del presidente Kirchner a la localidad de Sauce Viejo, en las afueras de Santa Fe, donde anunciará la construcción de una usina eléctrica, y otras obras para la región. Lo hará justamente en momentos en que han caducado los plazos para la adjudicación de las obras de reconstrucción de parte de la costanera rosarina, que se desmoronó hace 30 meses y que en una de sus visitas llevó al Presidente a comprometer los fondos para su restauración. Pasaron más de dos años, y Ricardo Jaime nunca firmó los expedientes, ni siquiera en campaña.

Compartir: 

Twitter
 

Hermes Binner, dicen las encuestas, va a superar al ex canciller Rafael Bielsa.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.