EL PAíS › OPINION

Se dice presidenta

 Por Horacio González

No hay dudas de que hay un espíritu femenino en la historia; sólo que es muy difícil de definir. Quizá porque la virtú, concepto en que se basa buena parte de la teoría política clásica, se refiere al impulso constructor masculino. Noto más resistencia a cambiar el orden gramatical, el léxico y la sintaxis de la política, que a aceptar a la mujer en posiciones de comando. En efecto, poner o no en género femenino la palabra presidente será sin duda un próximo debate. Su importancia no es menor, pues no implicaría una sencilla partición en géneros de la institución idiomática, que es institución de instituciones. Por eso sería mejor adoptar un uso gramatical múltiple, según la inclinación de cada uno y el tenor de cada situación. Librado a la espontaneidad del usuario, el viejo vocablo “Presidente”, encarnado por una mujer, adquiere tal vez el doble rastro de conservar su forma habitual –legado de la virtú– pero ahora compenetrado de que “la fortuna es mujer”. El espíritu de lo femenino, en efecto, tiene su propia y oculta virtud en una obligada diferencia para percibir la interconexión entre lo público y lo privado. Pero ni las contemporáneas “políticas de género”, ni las grandes tradiciones del matriarcado –que sobreviven secretamente en todas las sociedades–, pueden hacerse cargo enteramente del principio de lo femenino en la historia. Es, sin duda, algo más parecido a un principio de esperanza tal como lo entiende Ernst Bloch que a una reposición de faltantes de género. En todo caso, la política en su expresión más eximia puede entenderse como el ámbito que a todos atraviesa por igual y que obliga a la seriedad, al tratamiento grave de los problemas y a agitar un patrimonio común de ideas. En tal sentido, lo femenino nunca dejó de ser la cuerda más antigua y sorprendente de lo político.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.