EL PAíS

Inflación y subsidios

–Hasta ahora, el Gobierno mantuvo una ecuación que incluyó tarifas domiciliarias para ciertos sectores con poca o nula variación, autoabastecimiento con algunos sobresaltos y acompañamiento del crecimiento económico. ¿Esa ecuación es sustentable en los próximos años o ya está en crisis?

–Hay algunos grupos de empresarios que auguran la crisis. ¿Se acuerdan cuando asumí, que decían que con ese esquema de tarifas esto explotaba, nos íbamos a quedar sin energía? Lo primero que tiene que haber es una gran inversión de los sectores y luego ir viendo, ir estudiando los costos de rentabilidad. Si la rentabilidad subsiste, no hay por qué subir las tarifas. Si no, en su momento habrá que hacerlo, con el cuidado que tuvimos siempre.

–A esta altura, ¿no le parece que hay un esquema con excesivos subsidios a algunos sectores medios, que podrían ser más solidarios, por caso en la tarifa de gas domiciliario?

–Nosotros hemos tenido una explosión de los precios relativos y la amenaza de la inflación. En 2002 no había inflación porque no había demanda. Miren, México devaluó el ciento por ciento y tuvo 10 años de inflación de más del 10 por ciento. Argentina devaluó en forma asimétrica el 300 por ciento, debemos volver a la normalidad de forma muy gradual. El transporte público está subsidiado, alguna vez podremos salir de esta situación, pero siempre cuidando el bolsillo de la gente.

–No es sólo el transporte público, también el consumo domiciliario de gas. Muchas tarifas son irrisorias, la que pago en mi casa sin ir más lejos.

–El gas es muy bajo, pero estamos trabajando para la recuperación del consumo y de la competitividad industrial. Hay que mirar las variables con mucha tranquilidad.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.