EL PAíS

Cómo juega el Estado

El 19 de noviembre de 2003, el Gobierno inauguró con el Correo Argentino una política de anulación de contratos de concesión y reestatizaciones. En total fueron siete casos, a los que se sumaron los acuerdos con Aeropuertos 2000 y Aerolíneas Argentinas para el canje de su deuda con el Estado por una porción de su capital accionario. Además, a fines de 2004 se creó Enarsa para intervenir en el mercado energético. Con el resto de las privatizadas, el Ejecutivo fue avanzando en la renegociación de los contratos, tarea a la que aún le restan varios capítulos.

- Correo Argentino: Después de un tibio intento por llegar a un acuerdo con el grupo Macri, el Gobierno dio de baja la concesión y creó una empresa estatal. El primer decreto establecía que el servicio sería reprivatizado al cabo de 180 días, pero luego de postergar esa decisión en distintas oportunidades se anunció que la compañía seguirá en manos del sector público. El servicio experimentó una leve mejora y la empresa tiene sus cuentas equilibradas.

- Thales Spectrum: El 26 de enero de 2004 el Gobierno dio de baja la concesión del espacio radioeléctrico, que operaba esa empresa francesa. El Estado recuperó esa función, que permite controlar la “piratería” y cobrar cánones por el uso del espacio que utiliza la telefonía celular, los canales de TV y las radios. Thales fue acusada de no cumplir adecuadamente esas tareas.

- Ferrocarril San Martín: La anulación de la concesión fue el 23 de junio de 2004, debido a los “graves y reiterados incumplimientos en la prestación del servicio” por parte del grupo Taselli. La gestión operativa de la empresa quedó en manos de Ugofe, una unión de empresas integradas por los restantes concesionarios de trenes: TBA, Metrovías y Ferrovías.

- Enarsa: En noviembre de 2004, el Senado aprobó la ley de creación de esta compañía energética. Con un presupuesto reducido, firmó acuerdos con la petrolera venezolana Pdvsa y con varias multinacionales para la exploración off shore y la generación de negocios conjuntos.

- Aguas Argentinas: El 21 de marzo de 2006, el Gobierno culpó a la empresa de “incumplimientos contractuales” y le quitó la concesión. En su lugar creó AySA.

- Tandanor: El 3 de abril de 2007 se reestatizó el astillero, que estaba siendo operado por los trabajadores tras la quiebra de su operadora privada.

- Ferrocarriles Roca y Belgrano Sur: El último jueves, el grupo Taselli perdió el control de los dos ramales por graves falencias en la prestación del servicio.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.