EL PAíS › EL PASADO Y EL PRESENTE DE TRINIDAD Y TOBAGO

Un país que se acerca al continente

 Por Fernando Cibeira

Desde Trinidad y Tobago

La organización de la V Cumbre de las Américas representa todo un desafío para la pequeña Trinidad y Tobago, una nación de 1.300.000 habitantes ubicada en el sur del Caribe, a 20 kilómetros del extremo oriental de Venezuela. En su capital, Puerto España, viven apenas 50 mil personas, por lo que previendo que su capacidad hotelera se vería colapsada los organizadores contrataron dos cruceros para alojar a comitivas y a la prensa, lo que le da un marco aún más exótico al encuentro.

Trinidad es la más importante de las dos islas, Tobago está escasamente poblada. Colón la descubrió en 1498 y la llamó Tierra de la Santísima Trinidad. Puesto estratégico para la navegación, las islas pasaron por varias manos hasta que en 1802 quedaron en poder británico. Los ingleses trajeron mano de obra esclava para trabajar en las plantaciones de caña de azúcar y tabaco. Y cuando los africanos les resultaron muy caros, comenzaron a traer trabajadores de la India, otra de sus colonias. Así, hoy la población de Trinidad y Tobago es 40 por ciento descendiente de africanos y otro 40 por ciento de indios. El idioma oficial es el inglés, pero en el interior se habla un dialecto que mezcla el inglés, el hindi, el africano y hasta el francés. Hay una política oficial para impulsar el español, al que el gobierno quiere elevar a nivel de lengua oficial en el 2020 como estrategia de acercamiento al continente. Pero lo cierto es que hoy pocos lo hablan.

Trinidad y Tobago recién declaró su independencia total de la corona británica en 1976, aunque se mantiene dentro de la Commonwealth. Se rige con un sistema parlamentario. Hay un presidente, George Richards, y un primer ministro, Patrick Manning, quien realmente maneja el gobierno. Manning ha hecho toda una apuesta de la organización de la cumbre que llevó al país a elaborar un presupuesto deficitario por primera vez en más de una década, justo en tiempos de crisis mundial. En su apuesta, Manning entrevistó a varios colegas de la región en las semanas previas a la cumbre, incluyendo al cubano Raúl Castro, a quien invitó a visitar su país en algún momento, ya que no está invitado al evento por no pertenecer a la OEA. Quiso el destino que Manning sea un buen conocido de Raúl y Fidel Castro. El primer ministro se extirpó en La Habana un tumor de riñón en 2006 y recientemente médicos cubanos también le colocaron un marcapasos.

Trinidad y Tobago cuenta con reservas de petróleo y de gas natural lo que le dio la posibilidad de experimentar un tibio crecimiento económico en los últimos años. También son importantes los ingresos por el turismo. En general, Puerto España se ve como una ciudad pobre, aunque pintoresca con sus barriadas de casas de colores.

Las islas se promocionan como la cuna del Calipso, un ritmo afrocaribeño que utiliza como principal instrumento tambores metálicos, en verdad barriles de petróleo reciclados. El momento cumbre del Calipso, cuentan, se da durante la época de Carnaval.

Por otro lado, Trinidad y Tobago puede exhibir la proeza de contar con dos premios Nobel de Literatura siendo tan pocos habitantes: el poeta Derek Walcott y en novelista V. S. Naipaul.

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.