EL PAíS › LA PRESIDENTA DIJO QUE EL TRATADO DE LISBOA NO AFECTA LOS DERECHOS

Un contrapunto por Malvinas

En la Cumbre firmaron una reafirmación de los derechos argentinos sobre Malvinas. Pero eso se contradice con la puesta en marcha del nuevo tratado de integración de la Unión Europea, que toma a las islas como territorio del Reino Unido.

 Por Martín Piqué

Desde Estoril

Nadie imaginaba que el cierre de esta Cumbre Iberoamericana iba a encontrar un nuevo tema de discusión. Un tópico que no estaba en la agenda, pero las circunstancias, las coincidencias de fechas, hicieron que apareciera a último momento. Pero las cumbres dan sorpresas y ésta no fue la excepción. Todo comenzó cuando se supo que los países participantes –toda América latina más España y Portugal– habían firmado una declaración impulsada por la comitiva argentina que reafirmaba la soberanía sobre las islas Malvinas. El reclamo de que se cumplan las resoluciones de las Naciones Unidas que condenan la ocupación británica de las islas es una demanda recurrente de la Cancillería que encabeza Jorge Taiana. Sin embargo, esta vez la unanimidad en el apoyo a la iniciativa coincidió con la entrada en vigencia del Tratado de Lisboa, un acuerdo que profundiza la integración de los 27 países que forman parte de la Unión Europea. El problema es que en ese Tratado las Malvinas figuran como “territorio de ultramar” del Reino Unido y, por lo tanto, como espacio asociado a la Unión Europea. “Eso no altera nuestro derecho sobre las islas Malvinas”, aseguró ayer Cristina Kirchner.

Era inevitable que la inclusión en el Acta de Lisboa de las Malvinas como territorio asociado a la UE despertara polémica en Estoril. La cuestión no pasó desapercibida para los cronistas que cubrieron el encuentro. Cuando llegó el momento, aprovecharon la conferencia de prensa posterior a la clausura de la cumbre para preguntarle sobre el tema al primer ministro portugués, José Sócrates. También interrogaron a Cristina Kirchner. “El Tratado de Lisboa va a convertir a Europa en una unión más fuerte. Una Europa más fuerte es una buena noticia para el mundo”, aseguró el portugués. Sin responder la pregunta sobre la disputa por Malvinas, Sócrates agregó que los países europeos seguirían manteniendo sus valores “de respeto al derecho internacional, a la resolución pacífica de los conflictos, respeto al multilateralismo y a la recuperación democrática”. La Presidenta se encontraba al lado de Sócrates. Tras escuchar al primer ministro portugués, CFK dijo que quería “completar la respuesta” del anfitrión. “La ocupación ilegal por parte de Gran Bretaña de las Malvinas no es sólo una aseveración argentina. Esta incorporación de 1972 ha sido protestada en términos diplomáticos formalmente por la Argentina y la inclusión en el Acta de Lisboa no altera nuestros derechos sobre las islas Malvinas. Somos miembros de las Naciones Unidas y las Naciones Unidas interpelan a ambos países para que se sienten a la mesa. Cosa que no ha ocurrido por la negativa rotunda de Inglaterra a cumplir con la resolución”, subrayó.

Observada con atención por Sócrates –Portugal tuvo siempre lazos históricos con Gran Bretaña–, la Presidenta recordó que todos los países participantes de la Cumbre Iberoamericana, incluyendo obviamente a España y Portugal, habían firmado la carta de San Francisco que dio origen a las Naciones Unidas. Su planteo buscaba destacar que, como organismo multilateral, la ONU tiene más importancia que la Unión Europea.

La mención de CFK al año 1972 no fue casual. El Tratado de Lisboa, que recién ayer entró en vigencia, fue elaborado en aquel momento. Todavía no se había producido la guerra de Malvinas –el conflicto se desataría diez años después– y el archipiélago estaba en manos de los británicos. En esa época la disputa por la soberanía de las islas no ocupaba demasiado espacio en la política internacional. Ayer, tras la conferencia de prensa en la que la Presidenta fue consultada por el Tratado de Lisboa, en la delegación argentina salieron a decir que la firma de España y Portugal de la declaración de apoyo a la soberanía sobre Malvinas era “muy importante”. La declaración impulsada por la Cancillería fue incluida como anexo del documento final de la cumbre.

Compartir: 

Twitter
 

Cristina Kirchner en un aparte con Rodríguez Zapatero, Fernández de la Vega y el rey Juan Carlos.
Imagen: Télam
SUBNOTAS
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.