EL PAíS › ACUSACION DE TERESA NEGRE A PAMPURO POR LA UNION CIVIL

Un arranque con show y enojo

 Por Sebastian Abrevaya

Un segundo antes de que se le diera inicio al debate del matrimonio de personas del mismo sexo, la senadora Liliana Negre de Alonso, presidenta de la Comisión de Legislación General, pidió la palabra: “Quiero plantear una cuestión de privilegio en contra suyo, señor presidente, y en contra del secretario parlamentario, Juan Estrada”, espetó con furia la senadora del PJ disidente. Para sorpresa de los presentes y del presidente provisional del Senado, José Pampuro, Negre de Alonso introducía un debate que los presidentes de los bloques habían acordado tratar al final, luego de los dictámenes sobre el matrimonio homosexual. La legisladora acusó al senador oficialista de violar la Constitución por aceptar la impugnación del dictamen de unión civil que había presentado el titular del bloque kirchnerista, Miguel Pichetto.

“Es una verdadera ilegalidad lo que usted ha hecho. Acá, en este ámbito, en esta casa, usted no les dio a los senadores que firmaron el dictamen ni siquiera una notificación. Es una violación de las garantías del debido proceso que se la dan a cualquier homicida, cualquiera condenado penalmente”, arremetió elevando el tono de voz Negre de Alonso, mientras Pampuro la miraba con cara de piedra.

La senadora puntana rezongó porque, como presidente del cuerpo, Pampuro entendió que el dictamen de la Comisión de Legislación General que impulsaba la unión civil violaba el artículo 81 de la Constitución Nacional. Ese artículo establece que “ningún proyecto de ley desechado totalmente por una de las Cámaras podrá repetirse en las sesiones de aquel año”. En este caso, como primero debe tratarse el dictamen de mayoría que rechaza totalmente la media sanción de Diputados, luego no podría tratarse otro proyecto sobre el mismo tema si es aprobado el rechazo.

“Usted no tiene facultades reglamentarias para invalidar ese dictamen –insistía Negre de Alonso–. Esto es una vergüenza, presidente, trampa, más trampa, más trampa, estoy cansada de sus atropellos.” Además, la senadora cuestionó al secretario parlamentario Juan Estrada, quien le habría ordenado al empleado de mesa de entradas que recibe los escritos que no le recibiera el dictamen que impulsaba la unión civil.

Pichetto le retrucó con otra cuestión de privilegio contra la senadora por “violentar el reglamento y la historia de este Senado y del Congreso”. “Sabe perfectamente que este proyecto no puede ser dejado de lado y aprobado un dictamen sobre el mismo tema y con el mismo objetivo”, replicó. Luego el PJ disidente salió nuevamente a la carga con declaraciones de Sonia Escudero y Agustín Pérez Alsina. “Son tramposas”, gritaba fuera de micrófono Pichetto. Aunque senadores del radicalismo, el socialismo y otros bloques acordaban con la medida adoptada por Pampuro, el radical Mario Cimadevilla increpó a Pampuro a que “si tiene argumentos venga a su banca y defienda tamaña barbaridad” como impugnar el dictamen de unión civil. Pampuro siguió inmóvil.

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
  • Un arranque con show y enojo
    Por Sebastian Abrevaya
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.