EL PAíS › LOS VECINOS VOLVIERON AL PARQUE MIENTRAS COMENZABAN LAS CONVERSACIONES CON EL MACRISMO Y LA OPOSICIóN

Tras la violencia, la negociación

El juez Gallardo reunió a vecinos, ministros macristas y legisladores opositores. Dicen que todo empezó con la promesa de dar títulos de propiedad.

 Por Carlos Rodríguez

“Acordamos quedarnos en el parque hasta que se encuentre una solución al problema. Mientras siguen las negociaciones, estamos esperando que nos envíen carpas, comida, agua y baños químicos para las centenares de familias que necesitan una vivienda.” Diosnel Pérez, dirigente de la Villa 20, explicó anoche la situación que se vivía en el barrio de Villa Soldati. A mediodía de ayer, luego de amenazar con un nuevo enfrentamiento con unos cuarenta policías metropolitanos, los vecinos retomaron sus lugares en el predio que habían abandonado por la represión policial. Cada familia, como se estila en los asentamientos, marcó su proyecto de terreno propio trazando un cuadrado marcado con hilos, telas o fajas de plástico. Representantes de las organizaciones vecinales abrieron una negociación con el Gobierno de la Ciudad y asistieron a una audiencia convocada por el juez porteño Roberto Gallardo.

Las deliberaciones se realizaron en Uruguay 485, sede de la Asociación de Abogados de Buenos Aires. Mientras los vecinos pidieron permanecer en el predio –algo que están haciendo en los hechos–, el gobierno porteño pretende que se retiren del predio y esperen a ser censados, para luego comenzar las negociaciones sobre las viviendas. El primer contacto lo tuvieron en la Unidad de Gestión e Intervención Social (UGIS) de Soldati, pero no hubo acuerdo. El juez Gallardo, por su parte, dictó una medida de “no innovar” en el conflicto, en respuesta a una solicitud del defensor general de la Ciudad de Buenos Aires, Mario Kestelboim.

Los vecinos fueron acompañados ayer por organizaciones sociales, partidos políticos y dirigentes de distintos sectores, que criticaron el desalojo y las muertes. Consideraron que “la represión fue instigada por el gobierno de (Mauricio) Macri, que preparó el terreno para este crimen con una larga serie de acciones violatorias de los derechos humanos”. También hubo crítica a la “subejecución de viviendas” en el ámbito de la Ciudad. Dijeron que alcanza “niveles record que van del 20 al cero por ciento”, según denunció la legisladora María Elena Naddeo. Precisó que en 2010 “se entregaron sólo 74 unidades habitacionales”.

La nueva ocupación de tierras, que se concretó ayer, cuenta con la participación mayoritaria de vecinos de la Villa 20, aunque también hay pobladores de los barrios Fátima y Los Piletones. En forma paralela, el juez Gallardo y los representantes vecinales se reunieron con la ministra de Desarrollo Social porteña, María Eugenia Vidal; el ministro de Espacio Público, Diego Santilli; y los legisladores Gabriela Alegre, Rocío Sánchez Andía, María América González, María José Lubertino y Laura García Tuñón.

El vecino Oscar Aguirre explicó que muchos habitantes de la Villa 20 “decidieron ocupar los terrenos porque alquilan piezas de reducidas dimensiones en donde hay hasta diez personas conviviendo”. Según Aguirre, el problema se produjo a partir del anuncio del gobierno porteño de que iba a entregar “títulos de propiedad” de las tierras. “Hubo expectativas porque se pensó en la posibilidad de garantizar una vivienda, pero está claro que Macri no quería tal cosa.”

Diosnel Pérez anticipó que “la gente no va aceptar los subsidios que siempre ofrece el gobierno de Macri. Queremos una solución de fondo, ya que aceptar el dinero implica no poder reclamar después. El gobierno porteño incumplió con la ley 1770 que lo obligaba a construir 1600 viviendas”. El dirigente recalcó que “no sólo no construyó nada sino que ni siquiera desalojó el cementerio de autos para poder edificar casas en ese lugar. La solución al problema para el Gobierno de la Ciudad es dar bala. No sabemos de dónde salió la orden, pero nos emboscaron”.

Ayer por la tarde, el Frente Darío Santillán, la Corriente Clasista y Combativa, el Polo Obrero, el PTS y agrupaciones estudiantiles, realizaron una marcha por la avenida Escalada y las calles vecinas al Parque Indoamericano, para apoyar la lucha de los habitantes de la villa. Distintos oradores criticaron por igual tanto al gobierno porteño como al gobierno nacional, a la vez que reclamaron el esclarecimiento de los hechos ocurridos el martes y que se retire la policía.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.