EL PAíS › CRISTINA KIRCHNER SE REUNIO CON EL PRESIDENTE DE CHILE, SEBASTIAN PIÑERA

Bajo la sombra de Romano

“Las personas que cometen un delito en un lugar tienen que responder frente a la Justicia donde han cometido un delito”, definió el canciller chileno, aunque ambos países aseguraron que no se tocó el tema en la entrevista.

 Por Fernando Cibeira

Desde Nueva York

No hubo una referencia explícita, pero la sensación que quedó fue que el gobierno de Chile libró a su suerte al suspendido juez mendocino Otilio Romano, quien está acusado en Argentina por crímenes de lesa humanidad y pretende conseguir status de refugiado político detrás de la cordillera. “En Chile nosotros consideramos que las personas que cometen un delito en un lugar, y si eso es así, tienen que responder frente a la Justicia donde han cometido un delito”, definió el canciller de Chile, Alfredo Moreno, quien además subrayó que el gobierno trasandino mantiene una política de defensa de los derechos humanos. Lo hizo al término del encuentro que ayer mantuvieron los presidentes Cristina Kirchner y Sebastián Piñera en el que, aseguraron, el tema de Romano no se trató y que en cambio se analizaron en extenso proyectos conjuntos de integración.

Una curiosidad: ambos presidentes se habían reunido hace poco, también en el exterior y a pedido de Piñera. Fue en junio pasado, en Roma, donde coincidieron por las celebraciones del 150º aniversario de la unificación italiana. Indudablemente, a Piñera le gusta tener la agenda completa cuando viaja. En este caso la expectativa estaba puesta en la situación del juez Romano, quien se fugó cuando el jury del Consejo de la Magistratura iba a tratar su destitución para que se lo juzgara por su complicidad con crímenes de la dictadura.

El encuentro se realizó en el hotel Mandarin Oriental donde se alojó la Presidenta. Cada noche, la entrada de este hotel es un espectáculo en sí mismo, con personas elegantísimas entrando y saliendo vaya a saber a qué, incluyendo actores y actrices de cine que uno tiene de cara, pero jamás sabría el nombre. En medio del desfile onda red carpet ingresó Piñera rumbo al piso 47, a la suite de la Presidenta. Hablaron mucho, una hora y media. Repasaron la relación bilateral y la manera de mejorar la conectividad de los pasos fronterizos y el vínculo energético entre las dos naciones. Piñera invitó a la Presidenta a visitar Chile luego de las elecciones de octubre y antes del fin del mandato en diciembre.

Hubo también un agradecimiento especial de parte de la Presidenta al apoyo chileno a los reclamos por Malvinas. Aunque no se aclaró si habían analizado la novedad que CFK tiró durante su discurso, de interrumpir los vuelos de LAN a las islas.

El dato esperado surgió en la aparición ante la prensa de los dos cancilleres, Héctor Timerman y Alfredo Moreno. Aunque aseguraron que el tema del juez Romano no se había tratado durante el encuentro, Timerman consideró que “es una situación que se está analizando: se están estudiando alternativas y estamos seguros de que se va a resolver de manera satisfactoria”. Ante una nueva pregunta de la televisión chilena, añadió: “Nosotros estamos convencidos de que el presidente Piñera respeta el estado de derecho, no tenemos ninguna duda de eso”.

Moreno incluso consideró “toda una señal” que el hecho no se hubiera tocado durante el encuentro. “Nosotros hemos sido muy claros. Chile en esta materia tiene un solo pensamiento y una sola acción. En Chile se respetan los derechos humanos, se cumplen las normas que existen respecto de esta materia y eso es lo que vamos a hacer y en función de esos principios es que vamos a actuar”, enfatizó. El canciller chileno evaluó la situación de Romano. Sostuvo que “por el momento no hemos recibido ningún requerimiento más que el de esta persona, de la solicitud de asilo que tiene un máximo de ocho meses de esta visa que corresponde entregarle”. Y allí fue cuando agregó que en Chile se considera que las personas “tienen que responder frente a la Justicia donde han cometido un delito”. “No sé qué va a pasar, pero lo que tenemos claro es que Piñera no quiere comerse ningún garrón por este tipo. Sobre todo ahora, que no anda muy bien y no está en condiciones de andar pagando costos”, evaluaba luego una alta fuente de la comitiva argentina.

Compartir: 

Twitter
 

CFK y su par chileno repasaron la relación bilateral y la manera de mejorar la conectividad de los pasos fronterizos.
SUBNOTAS
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.