EL PAíS

Un obispo en defensa

El obispo de Alto Valle del Río Negro, Marcelo Cuenca Revuelta, aseguró que Julio César Grassi es “totalmente inocente” y atribuyó las acusaciones en contra del religioso a “una cosa armada”. “Le han querido colgar, sumar una acusación que, precisamente, responde a otros motivos y no a esta lamentable situación que reconozco pueden haberla vivido algunos sacerdotes, de abusos de niños”, dijo en declaraciones a Radio Versión, de General Roca.

El prelado consideró que “ha sido una cosa armada, precisamente, por el poder económico que Grassi no permitió usar, han querido vengarse de él excluyéndolo de los servicios que él desarrolló”. Cuenca respondió en estos términos a la pregunta de una oyente, que lo interpeló a raíz de que la Suprema Corte de Justicia bonaerense rechazara recursos extraordinarios presentados por la defensa de Grassi y confirmara la condena de 15 años de prisión del sacerdote como autor responsable de los delitos de abuso sexual agravado y corrupción de menores de edad. El obispo sostuvo que “se intenta ensuciar no sólo al padre Gra-ssi, sino también a los caminos innumerables que tiene la Iglesia de ayuda, auxilio, supervivencia de niños”.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.