PIRULO DE TAPA

PRINCESA

“Hermano, estoy contigo... ser un SEAL es duro, esto parece más difícil. Paz”, le escribió un comando a Kirsten Beck, también ex integrante del famoso equipo de comandos de elite de la marina de los Estados Unidos. Beck publicó un libro electrónico (La princesa guerrero) sobre sus 20 años de carrera militar, por la que fue condecorado y enviado trece veces a distintas partes del mundo, y durante la cual luchó con su identidad de género y gradualmente reconoció que estaba destinado a ser una mujer. El ex comando hizo un tratamiento de hormonas y asumió su identidad femenina.

Compartir: 

Twitter
 

 

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.