EL PAíS › LA COMISION DE ACUERDOS DEL SENADO FIRMO EL DICTAMEN DE NILDA GARRE COMO EMBAJADORA EN LA OEA

Un lugar donde buscar el equilibrio

“Queremos garantizar el funcionamiento de la OEA, pero también la soberanía de nuestros países”, dijo Garré.

 Por Sebastian Abrevaya

A pocos días de los cambios anunciados en el gabinete nacional, el Senado emitió ayer dictamen para designar como embajadora ante la Organización de Estados Americanos a la ex ministra de Seguridad Nilda Garré. “Queremos garantizar el funcionamiento de la OEA, pero también la soberanía de nuestros países. Tenemos que dotar a la OEA de los instrumentos que le permitan un funcionamiento autónomo”, aseguró ayer Garré al presentarse en la Comisión de Acuerdos, donde se señaló la necesidad de avanzar en la “imparcialidad” del organismo.

La ex funcionaria remarcó que la OEA no se pronunció sobre la soberanía de las islas Malvinas ,aunque sí apoya el diálogo entre la Argentina y el Reino Unido (ver aparte) y que no se tomó posición en el caso del golpe institucional a Paraguay. Desde la UCR adelantaron el rechazo al pliego de Garré por considerar que la ex funcionaria tuvo un desempeño “muy deficiente” como ministra. De todas maneras, el oficialismo consiguió las firmas y el pliego será aprobado en la sesión del próximo 26 de junio.

Después de dos años, avanza la designación de un embajador argentino ante la OEA, luego de que el cargo quedara vacante en 2010 tras la renuncia del ahora operador lavagnista Rodolfo Gil. Tras la designación de Agustín Rossi en Defensa y Arturo Puricelli en Seguridad, Garré llegará entonces a la OEA en reemplazo de quien ocupa interinamente el cargo, Martín Gómez Bustillo. “Lo que se busca es que la OEA se fortalezca en base a actividades que sean absolutamente insospechables de imparcialidad”, aseguró ayer Garré al transmitir los lineamientos centrales de la misión que le encargó la presidenta Cristina Fernández.

En ese sentido, uno de los puntos que llevará Garré al seno de la OEA es el apoyo para el traslado de su sede, actualmente en Washington, que “sugestivamente” pertenece a un país que no suscribió al Pacto de San José de Costa Rica. El radical jujeño, Gerardo Morales, le replicó con una chicana sobre el lugar que sugeriría para la nueva ubicación: “¿En Buenos Aires para que la maneje La Cámpora?”, ironizó.

La ex ministra criticó la posición pasiva adoptada por el organismo cuando se produjo el golpe institucional a Fernando Lugo en Paraguay, mientras que sí decidió suspender la participación de Honduras en el caso del golpe a Manuel Zelaya en 2009. “Tenemos una carta democrática en la OEA. Así como se suspende la participación de Honduras, no se suspende la de Paraguay. Hay otros factores políticos interesados que juegan en la discusión”, señaló Garré.

La ex ministra sostuvo que otro de los objetivos de la Argentina será “preservar y fortalecer el funcionamiento del Sistema Interamericano de Derechos Humanos”. Sobre este punto, advirtió sobre el financiamiento de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos. “Nadie puede negar que si hay 67 estados observadores y además puede haber aportes de ONG y sectores privados no se garantiza la imparcialidad de los informes sobre los estados”, apuntó Garré y agregó que cuando no se trate de aportes estatales éstos deberían ser entregados a la CIDH y no a las relatorías especiales para que sea el organismo el que determine el reparto de fondos.

Más allá de las críticas, Garré señaló que la Argentina apuntará a “cuidar el espacio fundamental” que representa la OEA “como ámbito para exponer ahí nuestros reclamos sobre las islas Malvinas para que el Reino Unido se siente a conversar”.

Durante casi dos horas de reunión, la ex ministra respondió preguntas de la oposición, que cuestionó en duros términos su desempeño como jefa de las cartera de Defensa primero y de Seguridad después. “Si hay un área en la que se nota el fracaso en la gestión es justamente la que tenía usted a su cargo”, le espetó Morales. Su compañero de bancada, Ernesto Sanz, consideró que el oficialismo no tiene intención de jerarquizar la representación argentina en la OEA, sino que busca “resolver cuestiones internas” vinculadas con su gestión en el Ministerio de Seguridad.

Por el contrario, el jefe de la bancada kirchnerista, Miguel Angel Pichetto, destacó el “compromiso” de Garré con los derechos humanos, la “democratización de las Fuerzas Armadas” y la “eliminación de vestigios de autoritarismo” en los planes de formación. También remarcó el “esfuerzo” de su gestión para “prevenir conflicto en la calle” y “evitar la violencia”. “La OEA debe cambiar un paradigma que sigue en la visión de la década de 1960” manifestada en la “Alianza para el Progreso y la lucha contra el comunismo”, concluyó Pichetto.

[email protected]

Compartir: 

Twitter
 

Nilda Garré y el senador Marcelo Guinle, presidente de la Comisión de Acuerdos.
Imagen: DyN
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.