SOCIEDAD › DOCENTES, ESTUDIANTES Y PADRES DEBATEN LOS CAMBIOS EN LA SECUNDARIA PORTEÑA

Cuando las reformas van a la escuela

Los nuevos planes se aplicarán a partir de 2014. Implican la reducción de los 158 planes actuales a 10 orientaciones, pero podrían incluirse otras contempladas como los bachilleratos pedagógicos. Es el requisito para que tengan validez nacional.

 Por Eduardo Videla

En 2014, los estudiantes de la ciudad de Buenos Aires que ingresen al primer año del nivel medio estrenarán lo que se llama “nueva secundaria”. Se trata de los nuevos planes de estudio que elabora el Gobierno de la Ciudad para ponerse a tono con los cambios impulsados en todo el país y homologar de esa manera, a nivel nacional, los títulos otorgados. En ese marco, se inició en 450 escuelas porteñas, estatales y privadas, un ciclo de nueve jornadas institucionales en los que el denominado “prediseño” de la nueva secundaria se pone a consideración de docentes, directivos de escuelas, estudiantes y familias. De acuerdo con lo previsto, el debate debería terminar antes de las vacaciones de invierno, para poder entregar en noviembre el nuevo diseño, para su aprobación, al Ministerio de Educación de la Nación.

Los cambios, que comenzaron a implementarse el año pasado en las escuelas técnicas, generaron inquietud en la comunidad educativa. Entre los docentes, porque al reducirse las cargas horarias de algunas materias, existía el riesgo de que algunos profesores vieran afectados sus ingresos. Entre los estudiantes, por la pérdida de horas en materias específicas de las carreras que habían elegido y por la reducción de los 158 planes de estudio existentes a sólo 10 orientaciones.

Ayer, el ministro de Educación, Esteban Bullrich, convocó a la prensa para explicar de qué forma se lleva adelante este proceso. En principio aseguró que desde su ministerio se está gestionando con la cartera educativa nacional la inclusión de otras orientaciones, además de las diez que están fijadas por el Consejo Federal de Educación (CFE). “Entre ellas, el bachillerato con Orientación Pedagógica, que es una demanda de los colegios normales, y la orientación en físico-matemática y en bilingüismo, para escuelas como en Lenguas Vivas”, explicó la directora de Planeamiento Educativo, Mercedes Miguel.

Uno de los cambios que propone la nueva secundaria es la eliminación del título de perito mercantil en las 38 escuelas hasta ahora llamadas comerciales. A partir del año próximo, los ingresantes comenzarán a cursar un bachillerato con Orientación en Economía y Administración. Los estudiantes que cursan hoy continuarán con los planes y el título actual.

El nuevo diseño está pensado con un ciclo básico, en 1º y 2º año, y un ciclo orientado, de 3º a 5º. Las otras orientaciones incluidas en el prediseño son Ciencias Sociales, Ciencias Naturales, Lengua, Turismo, Comunicación, Informática, Educación Física, Agro y Ambiente y Arte.

Según explicaron los funcionarios, lo que llaman Nueva Escuela Secundaria de Calidad contempla “la actualización de los contenidos curriculares, que datan de 1960”, con la idea de “incorporar metas orientadas al desarrollo de habilidades y competencias del siglo XXI, fundamentales para la inversión en el mundo laboral y la socialización de los jóvenes”.

El nuevo diseño, además, es obligatorio. De otra manera, los títulos otorgados en la Ciudad carecerían de validez a nivel nacional, según lo estableció el CFE. Además, la homologación de planes de estudio permitirá que un estudiante de cualquier región del país que se mude a la ciudad de Buenos Aires (o viceversa) pueda continuar con sus estudios sin necesidad de rendir equivalencias.

La experiencia en la ciudad es compleja, ya que el distrito nunca adhirió a la Ley Federal de Educación de los ’90, y porque conviven escuelas municipales con otras transferidas desde la Nación, normales, profesorados, escuelas artísticas y las viejas escuelas técnicas.

El conflicto que empezó en la educación técnica, a mediados de 2012, se extendió a otras escuelas, ya que cada una defendía su especificidad: los normales, su especialización pedagógica, no contemplada el año pasado; en las artísticas, la doble titulación, como bachilleres y maestros de arte, no contemplada a nivel nacional. “A las artísticas se les respetará la doble titulación, pero la incumbencia docente es sólo para la Ciudad”, aclaró Mercedes Miguel. “La formación docente no la van a dar las escuelas secundarias, sino los Institutos de Formación Docente, que tienen cuatro años de estudios”, agregó la viceministra Ana Ravaglia.

Ante ese universo complejo, el Ministerio de Educación porteño decidió abrir el debate después del conflicto del año pasado, en que docentes y estudiantes cuestionaron las reformas por inconsultas. En medio de las tomas de escuelas, el ministro se comprometió ante la Justicia a convocar a jornadas institucionales de discusión en todos los colegios, antes de adoptar una decisión final.

“La participación estudiantil es no vinculante, pero en el caso de los docentes, si nos presentan propuestas fundamentadas, serán incorporadas, como ya se hizo”, dijo Mercedes Miguel a Página/12.

El debate se lleva a cabo en las 114 escuelas de gestión estatal (ayer fue la cuarta jornada sobre un total de nueve) y de manera optativa en las 336 de gestión privada. “Las privadas no están obligadas a adecuar sus programas, pero deberán hacerlo si quieren que sus títulos tengan validez nacional”, aclaró Bullrich.

Una de las características novedosas del nuevo diseño es el reemplazo de horas cátedra de algunas materias por tutorías y por lo que se llaman “opciones institucionales”, consistentes en dos horas semanales de “talleres u otras propuestas organizados por cada escuela, de acuerdo con su propuesta pedagógica”, explicó Miguel. Eso implica la pérdida de horas de materias como Historia, Formación Ciudadana y Filosofía, en 4º y 5º año. En cuanto a la preocupación de los docentes por el impacto que eso tendrá en su salario, Miguel respondió que los profesores “podrán tomar horas de la misma materia en otros años o bien participar en el dictado de los talleres”.

El debate actual incluye a las escuelas técnicas, pese a que allí la reforma empezó a implementarse este año con los ingresantes a 1º. “Es que el diseño curricular no está cerrado, le vamos haciendo reformas a medida que vemos que sean necesarias”, informó la directora de Planeamiento. Algo similar ocurrirá con la nueva secundaria. “Nuestra idea es presentar el diseño en noviembre, para arrancar en primer año, pero en 2014 vamos a seguir trabajando para mejorar lo que sea necesario”, aclaró. “Es una excelente oportunidad para repensar la escuela desde adentro”, expresó la funcionaria. Los planes, informó, fueron presentados a especialistas de universidades nacionales para que expresen su opinión.

En las técnicas, la grilla quedó con ocho orientaciones (sobre un total de 22), pero quedó abierta la negociación para incluir otras, específicas, como la escuela Raggio, donde se cursan las especializaciones en orfebrería y ebanistería, y la Hickens, única en América latina especializada en jardinería.

Compartir: 

Twitter
 

El nuevo diseño prevé un ciclo básico, en 1º y 2º año, y un ciclo orientado, de 3º a 5º.
Imagen: Stock Press
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.