SOCIEDAD › EN HAITI SIGUEN CON LA POLEMICA

¿Dónde será el juicio?

“Cuando un haitiano comete un crimen en Estados Unidos, ¿es juzgado en Haití o en Estados Unidos?”, ironizó el ministro de Justicia del país derrumbado, Paul Denis. El funcionario realizó la declaración luego de una audiencia a puertas cerradas donde se confirmaron los cargos por “secuestro de menores y asociación criminal” para los diez misioneros baptistas estadounidenses que el viernes fueron detenidos tras intentar cruzar la frontera a República Dominicana con 33 niños haitianos sin documentos. Los integrantes de la New Life Children’s Refuge permanecerán detenidos en una comisaría de Puerto Príncipe a la espera del proceso judicial que podrá penarlos con condenas de hasta 15 años, según las leyes haitianas. Sin embargo, tras la audiencia, el abogado de los estadounidenses sostuvo que “ellos vinieron a ayudar a la gente”.

A pesar de las declaraciones del funcionario de Justicia haitiano, el fiscal de la Procuraduría de Puerto Príncipe, Mazar Fortil, consultado por dónde se realizará el juicio sostuvo: “No podemos decirlo por el momento”. Según el fiscal, las extradiciones sólo pueden aprobarse después de un proceso judicial como corresponde”.

De todas maneras, Denis mantuvo firme su postura: “No veo por qué deberían ser juzgados en Estados Unidos. Cometieron un delito en Haití, por lo tanto es en Haití donde deben ser juzgados”. “Es la ley haitiana la que fue violada. Corresponde a las autoridades haitianas escuchar y juzgar”, sentenció el ministro.

Lo que quedó confirmado son los cargos por los cuales serán juzgados los diez misioneros estadounidenses. Según la legislación haitiana, los detenidos podrían ser condenados con hasta 9 años de cárcel por sólo uno de los cargos, de acuerdo a lo que informó el decano del Colegio de Abogados de Puerto Príncipe, Gervais Charles, tras citar artículos del Código Penal.

Mientras los norteamericanos esperan el proceso judicial y la sentencia, los 33 chicos continúan bajo el cuidado de protección infantil SOS Villages –también de origen estadounidense– donde, según su vocera, varios de los menores dijeron que tenían padres. Eso quedó confirmado hoy a través de una entrevista realizada por el diario El País con padres y hermanos de 20 de los niños que intentaron ser llevados a República Dominicana en la que indicaron conocer al hombre “blanco” que les presentó a los diez misioneros y que volverían a entregar a los niños porque prometieron que “podían dar un futuro mejor a los niños”.

Al principio de semana, especialistas de derechos humanos de la ONU habían advertido que frente al “tráfico de niños” un factor de riesgo son los niños de familias pobres, que suelen ser entregados a personas de mayores recursos para que se hagan cargo de su alimentación y su educación.

Compartir: 

Twitter
 

 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.