SOCIEDAD › UN GRUPO COMANDO CORTó LA AVENIDA PARA UN ROBO QUE NO RESULTó

A los tiros por Corrientes

Los ladrones cortaron a las 16 el tránsito con dos autos en la esquina de Corrientes y 25 de Mayo. Así lograron frenar al vehículo de una financiera que llevaba dinero. Le dispararon y le dieron mazazos, pero el auto estaba blindado. Todos escaparon.

El movimiento rutinario del microcentro porteño fue ayer el escenario elegido para perpetrar un robo muy planificado pero que no tuvo éxito, aunque contó con un importante despliegue: entre seis y ocho agresores, una importante seguidilla de disparos, la avenida Corrientes cortada por los delincuentes y la resistencia de un auto blindado. Alrededor de las 16, un auto blindado en el que viajaban tres personas de la financiera Giovinazzo, con una suma de dinero supuestamente para depositar, fue interceptado en medio del congestionamiento a los tiros y a mazazos por varios asaltantes, que luego de ver frustrado su ataque huyeron en varias motos y camuflándose entre la muchedumbre, informaron desde la comisaría primera, a cargo de la investigación.

“Fue cuestión de segundos. Se escucharon varios disparos, se vio mucho movimiento, un hombre –supuestamente uno de los agresores– que se cayó de una moto y gente muy asustada que comenzó a meterse en el negocio”, y no precisamente para comprar, relató un empleado de uno de los locales ubicado en el centro de la escena. El hecho ocurrió sobre la avenida Corrientes, esquina 25 de Mayo, cuando un grupo de entre seis y ocho personas estacionaron dos autos, un Fiat Uno y un Peugeot 206, en forma de “V” sobre Corrientes y obstaculizaron el tránsito. Según una fuente cercana a la investigación, los hombres “se bajaron de los vehículos explicando que eran de la Policía Bonaerense y que estaban realizando un operativo”.

Pero poco minutos después empezaron los disparos, mazazos y garrotazos a un único foco, un auto Volkswagen Passat que, para sorpresa de los agresores, estaba blindado. El Passat había quedado varado a 20 metros del Fiat y el Peugeot, y en su interior se encontraban el conductor y dos empleados de la financiera Giovinazzo, ubicada en Sarmiento 463, que “aparentemente iban armados” y se movilizaban con “una importante suma de dinero para depositar”, sostuvieron fuentes policiales. Aunque no pudieron dar precisiones sobre el destino final de esos pasajeros.

Los investigadores encontraron en la escena “unas seis vainas, por lo que se supone que se dieron entre seis y siete disparos”, detalló el comisario de la 1ª, Guillermo Sodini. Además, hallaron “una pistola nueve milímetros, una carabina, una maza y una barra de metal”, agregó el subcomisario, Angel Vasallo. Con esos elementos, más algunas armas que pudieron haberse llevado, atacaron al Passat hasta que se dieron cuenta de que no iban a poder sustraer nada del interior, contó Sodini. “Le dieron y le dieron y después se escaparon”, dijo un comerciante de la zona. Sin embargo, otra versión de los hechos sostiene que “los asaltantes lograron ver que los pasajeros estaban armados y por eso huyeron”, indicó otra fuente policial.

Sin poder concretar el robo, todos los agresores consiguieron escapar en varias motocicletas y “alguno seguramente pudo mezclarse entre los transeúntes”, señaló Vasallo. Walter, un canillita que hace 30 años trabaja en la zona, dijo que “la policía llegó en forma automática y que no realizó ningún disparo”. También contó que “es la primera vez que sucede algo de esta naturaleza en este lugar. Tan solo demoraron unos segundos. Aparentemente los venían siguiendo, los interceptaron, dispararon y salieron corriendo. Luego, se subieron en las motos y lograron escabullirse”. El hecho “buscó despistar porque una hora antes se había desarrollado una marcha muy cerca y la gente pudo haber asociado a ella el movimiento y los ruidos”, agregó.

En la misma línea, el subcomisario manifestó que “es muy difícil que algo así suceda en este lugar. Es una locura porque es una zona muy complicada por el tránsito y muy vigilada”, y resaltó: “Por suerte no debemos lamentar ningún herido”.

Sobre la hipótesis del robo, fuentes policiales indicaron que “seguramente alguien vinculado a la empresa tiró el dato”. Mientras ayer a las 17 la avenida Corrientes, desde 9 de Julio, se encontraba interrumpida al tránsito por el importante operativo policial que realizaba un peritaje en el lugar y a los tres vehículos –los abandonados por los asaltantes y el blindado–, “al menos tres testigos, más los tres damnificados” se encontraban declarando en la comisaría.

Informe: Rocío Ilama.

Compartir: 

Twitter
 

Entre el congestionamiento que provocaron, los delincuentes intentaron abrir sin éxito el auto.
Imagen: Pablo Dondero
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.