SOCIEDAD › PRIMER PASO LEGISLATIVO HACIA LA LEY DE IDENTIDAD DE GENERO

Cambio de sexo en el DNI

Diputados de distintos partidos apoyaron el tratamiento del proyecto, que concede el derecho a cambiar de nombre y de sexo por vía administrativa, sin necesidad de recurrir a la Justicia. Podría tener media sanción antes de fin de año.

 Por Soledad Vallejos

En el primer paso de su camino legislativo, diputadas y diputados de distintos partidos apoyaron firmemente el tratamiento del proyecto de Identidad de Género. El plenario que reunió a las comisiones de Legislación General y de Justicia se comprometió a elaborar un texto de consenso, a partir de iniciativas ya ingresadas en la Cámara para lograr prontamente un dictamen. Los presidentes de cada una de las comisiones, Vilma Ibarra y Juan Tunessi, explicitaron que la voluntad de ambos grupos de legisladores es que, antes de fin de año, llegue al recinto un proyecto de ley que habilite a rectificar el sexo en el DNI y cambiar el nombre de pila con sólo solicitarlo. De la reunión de comisiones participaron el interventor del Inadi, Pedro Mouratian, y dirigentes de organizaciones de la diversidad, que expusieron ante las y los representantes sus argumentos en defensa de la identidad de género como un derecho civil.

El debate comenzó cerca del mediodía, en una reunión de trabajo, cuya importancia había sido destacada hace unos días por las organizaciones de la diversidad. Además de Tunessi (UCR) e Ibarra (Nuevo Encuentro), se encontraban allí representantes que ya aseguraron su apoyo al tratamiento de la ley, y al texto que resulte del consenso, como Cecilia Merchán (Libres del Sur), Marcela Rodríguez, Laura Alonso (PRO) y Miguel Angel Barrios (PS). Al iniciar el encuentro, Vilma Ibarra señaló que se inicia el tratamiento de “una legislación en la que estamos atrasados y no sólo afecta el derecho a la identidad sino también a la dignidad”. Por ello pidió a sus pares trabajar sobre las propuestas en análisis para “sacar un dictamen por consenso que pueda ser tratado en el recinto en los próximos meses”.

Puesta a exponer ante las comisiones, la presidenta de Attta (Asociación Travestis Transexuales Transgéneros Argentinas) y secretaria general de la Federación Argentina LGBT, Marcela Romero, explicó que se trata de una demanda de inclusión e igualdad. “Exigimos ser parte de esta sociedad como personas con todos sus derechos; queremos oportunidad e inclusión; queremos ser diputadas, senadoras y presidentas”, dijo. A su turno, el interventor del Inadi, Pedro Mouratian, renovó el apoyo del organismo a la ley porque “quien no tiene nombre, no existe, y si no existe, no hay nada que darle, ni hay que protegerlo”.

Era el comienzo de un proceso que, de acuerdo con estimaciones de legisladores y dirigentes de la diversidad, podría culminar en una media sanción antes de fin de año. “Lo importante es haber podido debatir el tema en medio del clima preelectoral, que suele volver difícil que el Congreso convoque exitosamente. Que se haya podido hacer es importante”, observó, con entusiasmo, el presidente de la Federación Argentina LGBT, Esteban Paulón, quien también señaló como auspicioso el hecho de que la necesidad de una ley de identidad de género sea reconocida por todos los bloques.

El mismo optimismo manifestaba la dirigente de Alitt (Asociación Lucha por la Identidad Travesti-Transexual), Lohana Berkins, aunque prefirió referirlo como “desmesura positivista”, a la hora de evaluar el camino que puede esperar a la ley. “Es posible que haya sectores en desacuerdo, pero lo que deben tener claro es que no se nos puede negar un derecho. Que haya tantos proyectos demuestra que es una necesidad de toda nuestra comunidad. No se puede negar la realidad: se trata de reconocer la existencia de algo, no de crear cosas a futuro. Se trata de legitimar lo que ya existe, ponernos en pie de igualdad.”

Las cuatro iniciativas a partir de las cuales se consensuará un nuevo texto habían sido presentadas por Juliana Di Tullio, Diana Conti, Miguel Barrios y Silvana Giudici, tras conversaciones con distintas organizaciones de la diversidad, muchas de ellas nucleadas en el Frente Nacional por la Ley de Identidad de Género. Todos los textos coincidieron en que la ley debe permitir el trámite de cambio de identidad ante el Registro Nacional de las Personas sin más requisitos específicos que la solicitud de la o el interesado. No se requerirá intervención judicial, diagnósticos médicos ni cirugías. Los distintos proyectos sí difirieron en cuanto a la edad mínima necesaria para demandar el cambio de identidad, algo que será debatido entre asesores y dirigentes de las organizaciones.

[email protected]

Compartir: 

Twitter
 

Marcela Romero tuvo que recurrir a la Justicia para lograr el cambio de nombre en el DNI.
Imagen: Guadalupe Lombardo
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.