SOCIEDAD › UN VERDULERO, UN FLETERO Y UN ADOLESCENTE ACUSADO POR EL LLAMADO

Más detenidos por Candela

Son tres nuevos detenidos señalados por un testigo encubierto. Uno de ellos había presentado un hábeas corpus porque policías de Morón le exigieron dinero para no armarle una causa. Hoy podrían estar listos los resultados de ADN de los primeros detenidos.

La investigación del caso Candela sigue aportando detenciones, nombres, hipótesis y excarcelaciones, demorados que pasan a ser testigos y testigos que pasan a quedar entrerrejas. Ayer se sumaron tres nuevos detenidos. Uno de ellos había denunciado hace tres meses a la Bonaerense porque los uniformados le habían exigido dinero para no armarle una causa, y ahora le golpearon a la puerta de nuevo. Dos de los detenidos, que son mayores de edad, se declararon inocentes. El tercero es un menor de 18, a quien le imputan haber realizado la llamada que luego fue distribuida entre los medios.

Dos de los detenidos son hombres, de entre 30 y 35 años, uno de ellos verdulero y el otro fletero. El abogado de ambos, Rodrigo González, aseguró que “son inocentes y no tienen nada que esconder”. El tercer detenido es un adolescente, acusado de haber sido quien realizó una llamada extorsiva a la familia, la misma que circuló entre los medios curiosamente minutos después de que hubiera aparecido el cuerpo de Candela, entregada aún no se sabe bien por quién.

Durante el mediodía declaró ante Tavolaro el carpintero Ramón Altamirano, detenido como partícipe necesario, quien aseguró que es “inocente” y aportó datos de personas a las que aseguró haber visto en la casa donde se cree que la nena estuvo cautiva. Su abogado, Matías Morla, dijo que su defendido “no tiene nada que ver con este caso” y que luego de que declaren una serie de testigos que propuso se mostró seguro de que van a ordenar su libertad. “A nuestro criterio, resultó sumamente convincente y va a terminar la cuestión como una persona que estaba en un lugar poco indicado y nada más, pero que no tiene absolutamente nada que ver, es inocente”, remarcó.

Altamirano fue involucrado por un testigo de identidad reservada que declaró que Candela estuvo cautiva en su casa, en la calle Charrúas 1081 de Villa Tesei, y luego en la casa de Kiernan 992, a pocos metros de la anterior, propiedad de otra detenida en el caso, Gladys Cabrera. Más tarde, declararon el fletero y el verdulero detenidos. “El perfil de mis clientes no da con el de una persona que vaya a cometer un crimen tan aberrante y además no tienen ningún móvil para hacerlo”, subrayó González.

Después de Altamirano declaró el fletero. “Dijo que tiene una camioneta con la que hace fletes” y que “no puede creer” que lo estén involucrando en la causa. “Por lo que me dice él, no creo que haya ninguna prueba que lo incrimine, simplemente el relato de un testigo de identidad reservada que vaya a saber uno qué dijo, quién es y por qué lo dijo”, expresó el abogado. González dijo que al fletero le secuestraron su camioneta con la que realiza los fletes y adelantó que su defendido “se va a someter voluntariamente a los cotejos de ADN”. En el caso del verdulero, González atribuyó la detención a una reciente denuncia de éste contra policías. “Hace tres meses –aseguró–, mi cliente había interpuesto un hábeas corpus por amenazas de policías de Morón. Le habían pedido plata para no armarle una causa”, afirmó el letrado, y dijo que “ésta es una buena causa para tomar revancha”. El verdulero declaró que a “Espíndola –detenido en el hospital– lo conocía de vista” y al fletero también por la proximidad a la que residen uno del otro, en William Morris, vecina a Villa Tesei, “no tiene vehículo” y cuenta con “antecedentes por robo de 2003”. “Le preguntaron sobre su hija –señaló el abogado– y dijo que concurría a la misma escuela que Candela pero desde julio a un aula diferente. Pero que no conoció a la niña ni a la familia de ésta.”

Respecto del menor de edad, está acusado del delito de “extorsión”, porque lo suponen autor del llamado extorsivo. “En caso de que la voz sea similar al llamado que se hizo desde Retiro, va a ser sometido a un estudio de scopometría, un cotejo de voz”, explicó Matías Morla. Hoy se conocerán los resultados de los últimos estudios genéticos de todos los detenidos tras extracciones de sangre e hisopados bucales y de los peritajes efectuados en la camioneta de Hugo Bermúdez, señalado como autor material del crimen junto con Alberto Espíndola.

Compartir: 

Twitter
 

La casa de Kiernan 992, donde se supone que estuvo secuestrada Candela durante tres días.
Imagen: Sandra Cartasso
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.