SOCIEDAD › PASAJEROS DEL COLECTIVO Y AMBOS TRENES DECLARARáN POR EL CHOQUE

El turno de los sobrevivientes

El juez comenzará la semana próxima a tomar declaración a las personas que iban en el colectivo y los trenes que chocaron en la estación de Flores. También fueron convocados colectiveros de la línea 92. El juez quiere saber qué pasaba antes en ese cruce.

 Por Pedro Lipcovich

El juez Julián Ercolini, a cargo de la investigación del siniestro del paso a nivel en Flores, puso a punto las primeras medidas de prueba, que consistirán en: testimonios de los pasajeros del colectivo y de los trenes; videos de toda la semana previa al accidente, que permitirían establecer el funcionamiento de la barrera, la presencia o ausencia de empleados a cargo y la conducta habitual de éstos y de los conductores de vehículos en el lugar. El magistrado también tomará declaración a otros colectiveros de la línea 92 y recibirá el sumario de la División Sarmiento de la Policía Federal. Entretanto, el vocero de la empresa TBA respondió a afirmaciones de vecinos y gremialistas ferroviarios sobre el funcionamiento irregular de las barreras en la zona de Flores. “Los automovilistas se niegan a detenerse en horario nocturno y han llegado a atropellar a nuestros guardabarreras”, sostuvo. En este clima, la Legislatura aprobó el requerimiento de que el Gobierno de la Ciudad disponga barreras de dos brazos en las avenidas de doble mano.

La declaración testimonial comprenderá a pasajeros del colectivo de la línea 92 y de los dos trenes afectados por el accidente en la madrugada del martes. El acto en sede judicial está previsto para comienzos de la próxima semana. El juez requerirá también al Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires que le envíe las filmaciones “de la última semana” previa al accidente, obtenidas por la cámara ubicada sobre la calle Artigas. El martes mismo se difundió una secuencia de la noche del siniestro, en la que puede apreciarse que la barrera se alzaba normalmente cuando las señales de peligro se apagaban, pero, cuando debía bajar en consonancia con las advertencias de alarma, permanecía a 45 grados, trabada por un palo.

Para hoy se prevé que la División Sarmiento de la Policía Federal entregue al magistrado el sumario realizado a partir del accidente. El juez también buscaría elementos para explicar la actitud del chofer del colectivo, que murió en el siniestro.

El proyecto de barreras de brazo doble fue presentado por el diputado porteño Raúl Puy. La Legislatura de la Ciudad, mediante una declaración, lo hizo suyo al proponer al gobierno porteño que implemente “los mecanismos necesarios” para instalar este tipo de barreras en las calles con doble mano de circulación. Esto impediría físicamente que los vehículos puedan pasar con las barreras bajas.

Gustavo Gago, vocero de la empresa de trenes TBA, explicó a este diario que “la Ley de Tránsito establece que una sola posición de la barrera habilita a cruzar: cuando está levantada a 90 grados con las señales sonoras y lumínicas apagadas. En la barrera de Artigas, el martes, el motor que la acciona funcionaba correctamente, al igual que las señales lumínicas y sonoras, aunque el brazo de la barrera no descendía hasta la posición horizontal, quizá por causa del camión de residuos que le había roto la puntera”.

–Pero el video de la Policía Metropolitana muestra la barrera a 45 grados antes de que pasara el camión –observó Página/12.

–Otro factor que pudo desequilibrar el mecanismo fue la presencia de un palo.

–Vecinos de la zona insistieron en la presencia de palos con esa función en distintas barreras. Esto es consistente con el video, donde el palo estaba puesto mientras un empleado dirige el tránsito y éste lo dejó cuando se retira minutos antes del accidente...

–Esa práctica no está avalada por la empresa. La Justicia deberá determinar quién y en qué circunstancias colocó ese palo. De todos modos, el chofer cruzó sin que la barrera estuviera alzada, con las alarmas lumínica y sonora en pleno funcionamiento y sin nadie que le indicara que pudiera hacerlo –contestó Gago.

–Uno o dos minutos antes, dos autos y una moto habían hecho lo mismo...

–Fue otra imprudencia. También podían haberse matado. Y hubo otros autos que sí se detuvieron; un micro de larga distancia estuvo ocho minutos esperando, antes del accidente.

–La Justicia determinará las causas del accidente pero, mientras tanto, no limitarse al conductor permite pensar cuestiones institucionales o culturales que puedan estar en juego...

–Lo que hizo el conductor del colectivo se encuadra en la inconsciencia que tenemos como sociedad, donde no respetamos las normas de tránsito: así como se cruzan las calles con semáforos en rojo, se violan las barreras ferroviarias. Pero el tren no puede esquivar obstáculos ni frenar en distancias cortas. Insisto, para que a nadie le queden dudas: no se puede pasar con una barrera a 45 grados; las barreras habilitan a pasar en una posición única, a 90 grados, con las señales luminosas apagadas y la chicharra en silencio.

Compartir: 

Twitter
 

La escena después del accidente del martes: en la esquina, la gente muy cerca del tren que pasa.
Imagen: Joaquín Salguero
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.