SOCIEDAD

Víctima de violencia

Un niño de 12 años víctima de violencia doméstica, que mató a su padre, neonazi, mientras dormía en su casa de California, fue declarado ayer culpable de homicidio en segundo grado. Joseph tenía 10 años en el momento del crimen, en el que disparó a su padre, de 32 años, Jeff Hall, en la cabeza, en la madrugada del 1º de mayo de 2011 mientras dormía, borracho, en el sofá. El chico usó un revólver .357 de su progenitor. “El menor sabía que lo que hizo estaba mal”, dijo el juez Jean Leonard, del tribunal superior del condado de Riverside, al este de Los Angeles. El juez explicó cómo, durante los dos años previos al homicidio, el padre adoctrinó al chico sobre sus actividades en una organización nacionalsocialista y recurría a “métodos de castigo fuera de control” cuando el niño se portaba mal. Pero no tuvo en cuenta el contexto de violencia que rodeó la crianza del chico. Subrayó que el chico tenía tendencias violentas desde hacía tiempo. “El tribunal reconoce que se trataba de un menor aislado que sabía más que el promedio de chicos de su edad sobre odio, armas y violencia... Desde la edad de 18 meses, él mostraba un comportamiento violento”, dijo Leonard. “Fue expulsado de ocho colegios. Pero no era un niño inocente que no sabía nada de la vida”, agregó. La sentencia se decidirá en una fecha futura no precisada.

Compartir: 

Twitter
 

 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.