SOCIEDAD › OBAMA RECORDO EL FALLO DE LA CORTE ESTADOUNIDENSE QUE PERMITE EL ABORTO DESDE HACE 41 AÑOS

“Victoria histórica para las mujeres”

El presidente de Estados Unidos dijo que “cada mujer debe ser capaz de decidir sobre su cuerpo y su salud” y reafirmó su “firme compromiso” con el derecho al aborto.

A 41 años del fallo de la Corte Suprema estadounidense que declaró que impedir el acceso al aborto era inconstitucional, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, dijo que “cada mujer debe ser capaz de tomar sus propias elecciones sobre su cuerpo y su salud”, y reafirmó el “firme compromiso” de su gobierno con el derecho al aborto. El mandatario dijo, además, que su administración está decidida “a reducir el número de embarazos no deseados, apoyar la salud materna e infantil y seguir construyendo comunidades seguras y saludables”. A las declaraciones de Obama, que constituyeron un comunicado, se sumó luego una nueva toma de posición al respecto transmitida desde la cuenta oficial de Obama en Twitter: “A pesar de los intentos de cuestionar Roe vs. Wade, la decisión marca una victoria histórica para la salud de las mujeres”. Las palabras del presidente norteamericano coincidieron, además, con la marcha anual de sectores integristas en contra del derecho al aborto, la March for Life (ver aparte).

Barack Obama recordó el aniversario en un comunicado, en momentos en que el derecho al aborto es cuestionado por sectores fundamentalistas que proponen dar en adopción el bebé nacido de un embarazo no deseado como “alternativa” a la interrupción del embarazo y realizan lobby para que el presupuesto federal no destine fondos de salud a abortos y tratamientos relacionados. En 2012, por caso, el estado de Arkansas prohibió el aborto sin excepción, luego de las doce semanas de gestación, mientras que Dakota del Norte fue aún más lejos, al prohibir la interrupción del aborto en cuanto es detectable el latido del corazón del feto, algo que sucede en torno de las seis semanas de gestación.

El comunicado de Obama comenzó señalando: “Mientras reflexionamos sobre el 41° aniversario de la decisión de la Corte Suprema en (el caso) Roe vs. Wade, nos volvemos a comprometer con el principio que guía la decisión: que cada mujer debe ser capaz de hacer sus propias elecciones sobre su cuerpo y su salud”. El presidente norteamericano señaló que su administración ratifica el “firme compromiso con la protección del acceso de la mujer a un cuidado de salud seguro, accesible, y su derecho constitucional a la privacidad, incluyendo el derecho a la libertad reproductiva”. Además, agregó el comunicado, “estamos determinados a reducir el número de embarazos no deseados, apoyar la salud materna e infantil, y seguir construyendo comunidades seguras y saludables para nuestros niños. Porque este es un país en el que cada uno merece la misma libertad y las mismas oportunidades para alcanzar sus sueños”.

El 22 de enero de 1973, la Corte Suprema norteamericana abrió las puertas al derecho al aborto al fallar en el célebre caso Roe vs. Wade, por el cual una madre soltera que utilizó el nombre de fantasía Jane Roe (su nombre real es Norma Leah McCorvey) reclamó en 1971 interrumpir su embarazo, por lo que querelló contra quien representaba al condado de Dallas, el fiscal Henry Wade. Roe accionó judicialmente contra la ley de Texas, que sólo permitía el aborto en caso de peligro para la vida de la mujer. Por entonces, 30 de los 50 estados del país tenían legislaciones similares. En primera instancia, perdió. Meses después, ya convertida en madre, continuó la batalla legal y, en diciembre de 1971, el caso llegó al máximo tribunal norteamericano, que resolvió en 1973.

La Corte, en realidad, sentenció que la prohibición del acceso al aborto violaba la intimidad de la mujer que lo solicitaba (la intimidad está protegida por una Enmienda constitucional) y era, por tanto, inconstitucional. Por siete votos contra dos, el dictamen concluyó que las mujeres deben acceder al aborto en cualquier caso, cualquiera sea la razón para pedir la interrupción del embarazo, hasta el momento en que el feto sea viable. Durante el primer trimestre, estableció el dictamen, no hay ninguna restricción para que la mujer acceda al aborto. Entre los tres y los seis meses, la interrupción del embarazo sí puede estar sujeta a regulaciones estipuladas por el Estado, que debe privilegiar la salud de la madre si es que está en riesgo. En cambio, si el aborto es solicitado en el último trimestre, cuando el feto es viable, la decisión del Estado puede inclinarse por denegar la interrupción del embarazo.

Compartir: 

Twitter
 

Barack Obama confirmó el compromiso de su gobierno con el aborto, en medio de críticas fundamentalistas.
Imagen: EFE
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

MovilDesde su móvil acceda a través de http://m.pagina12.com.ar

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared