SOCIEDAD › LA JUSTICIA PIDIO UN INFORME A LA COMISION NACIONAL DE MUSEOS Y MONUMENTOS

Colón no puede ir a la feria

Por segunda vez en un mes, un tribunal rechazó la pretensión de la organización Basta de Demoler de habilitar la feria judicial para resolver supuestos daños sufridos por el monumento, en proceso de restauración.

 Por Eduardo Videla

La jueza en lo Contencioso Administrativo Federal de turno, Cecilia Gilardi Madariaga de Negre, rechazó el pedido de “habilitación de feria” realizada por la ONG Basta de Demoler, para tratar supuestos daños sufridos en el Monumento a Cristóbal Colón, ubicado detrás de la Casa Rosada, que está en proceso de restauración. La jueza, en cambio, ordenó la intervención de la Comisión Nacional de Museos y de Monumentos y Lugares Históricos para que realice, en un plazo de cinco días, “un informe detallado respecto del estado y situación actual del monumento”, de acuerdo con la resolución a la que accedió Página/12.

De esta forma, con el plazo otorgado por la jueza, en los hechos se hace imposible la apertura de la feria judicial en enero.

La intervención de la magistrada subrogante se originó en una presentación de Basta de Demoler, a partir de una versión de que el monumento estaría sufriendo fisuras y otros daños en el marco de los trabajos de restauración que se llevan a cabo en el mismo lugar donde fue desmontada la escultura.

Según informaron ayer fuentes del gobierno nacional a este diario, Basta de Demoler hizo, en lo que va de enero, “dos presentaciones judiciales con resultados adversos: la primera, el día 2, solicitando la habilitación de la feria con el objeto de analizar la supuesta violación por parte del Estado nacional de la medida cautelar, lo cual fue rechazado el día 7; la segunda, el día 16, pidiendo la reposición del rechazo y la habilitación de la feria, que la nueva magistrada, con fecha 22 ha rechazado”.

La última presentación se hizo después de que una publicación periodística denunciara presuntas roturas en la obra del escultor Arnaldo Zocchi. Allí se adjudicaban los daños a las tareas de desmantelamiento de la estatua.

El Monumento a Colón se encuentra desmantelado debido a los trabajos de reparación que están a cargo del restaurador Domingo Tellechea. Las piezas removidas pueden verse desde el enrejado que bordea la plaza Colón.

“Ninguna pieza tiene rotura por los trabajos realizados”, señaló Tellechea en ese momento. Y aclaró que “las rajaduras que presenta el monumento fueron producidas por efecto del agua, lanzada violentamente por hidrolavadoras habiendo sido este proceso responsable de la lixiviación del deterioro de la superficie de la roca; por las vibraciones del intenso y pesado tránsito circundante; por las explosiones del bombardeo a la Casa Rosada de junio del año 1955; por el atentado intencional con una bomba de gran magnitud que explotó en su interior en el año 1987 y por la falta de conservación y mantenimiento durante toda su existencia”.

Tellechea precisó que “antes de proceder a bajar una pieza de la escultura se realiza un estudio de las muchas rajaduras, habiendo sido las profundas, consolidadas antes de su separación y remoción, a efectos de darle resistencia para su integridad y seguridad en el trabajo”. Además detalló que el de-sarmado fue hecho “de acuerdo con los ensambles realizados por el autor, Arnaldo Zocchi”. En las tareas de restauración intervinieron además la Dirección Nacional de Arquitectura y las facultades de Ingeniería y de Bellas Artes de la Universidad de La Plata.

En la causa hay una medida cautelar vigente, dispuesta el 31 de mayo del año pasado por la jueza María Alejandra Biotti, según la cual el Poder Ejecutivo nacional puede realizar los trabajos de conservación del monumento pero sin trasladarlo desde el lugar donde está emplazado hasta que se resuelva la cuestión de fondo.

La idea original del gobierno nacional era llevar esa escultura a la ciudad de Mar del Plata, para instalar en su lugar un monumento en homenaje a Juana Azurduy, donada por el presidente de Bolivia, Evo Morales. Pero la propuesta generó la resistencia de organizaciones de la comunidad italiana y de Basta de Demoler. El monumento está instalado en la plaza Colón, que pertenece a la Ciudad pero fue cedida a Presidencia, por un convenio, para enrejar el sector por cuestiones de seguridad.

En diciembre, el jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, y el jefe de Gabinete de la Nación, Jorge Capitanich, acordaron que el monumento no sería trasladado a Mar del Plata sino a otra plaza porteña.

Compartir: 

Twitter
 

La nueva medida judicial permite continuar los trabajos de restauración.
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.