SOCIEDAD

MATAFUEGOS

“No accionar si no es sobre fuego.” A esa instrucción básica de cualquier matafuegos no hicieron caso los alumnos de una escuela de Caballito y 31 de ellos terminaron hospitalizados. Ocurrió en la Escuela Del Centenario y los estudiantes debieron ser atendidos porque, como parte de una broma, utilizaron la herramienta antiincendios e inhalaron involuntariamente el polvo que de ella salió. Los chicos fueron trasladados por doce ambulancias del SAME a los hospitales Alvarez y Durand. “Aparentemente, uno de los chicos tocó el precinto de seguridad y se empezó a expandir el polvo, que no es tóxico pero irrita la garganta”, explicó el director de educación primaria del gobierno porteño, Carlos Prado. La internación de los niños fue preventiva, ya que ninguno de los casos fue de gravedad. De esa forma, los alumnos –31 de entre cuarto y séptimo grado– fueron dados de alta y se reintegraron a la escuela o volvieron a sus casas. Prado resaltó que “el matafuegos estaba bien instalado” y señaló que la reglamentación establece que debe estar a 1,20 metro de altura, una distancia accesible para los estudiantes de séptimo.

Compartir: 

Twitter
 

 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.