SOCIEDAD › LA POSTURA DE ESTADOS UNIDOS

“Tercera vía”

 Por Emilio Ruchansky

El encargado de las políticas de drogas en Estados Unidos, Gil Kerlikowske, dio un largo discurso ante la Cicad en el que planteó una “tercera vía”, entre la prohibición y la legalización de las drogas. Esa vía serían las “Cortes de drogas”, un sistema que sigue judicializando la atención a los usuarios, ya que impone tratamiento obligatorio a quienes son detenidos por infringir las leyes de drogas de su país. Algo similar ocurre en la Argentina, aunque todos los proyectos de despenalización presentados por las distintas fuerzas políticas en el Congreso proponen eliminar este sistema.

“No existe una bala de plata que permita solucionar el problema”, dijo el funcionario. Luego mencionó los avances que implica el nuevo plan de drogas presentado por el presidente Barack Obama, que pone el foco en la reducción de la demanda y no en combatir la oferta. “Debemos confiar en la ciencia, no en los dogmas. Debemos confiar en la investigación, no en la ideología”, dijo Kerlikowske, quien luego resaltó que 120 mil personas por año en su país pasan por las Cortes de drogas y reciben tratamiento.

Sin aclarar de dónde provenían las cifras, el funcionario aseguró que en los últimos cinco años bajó un 40 por ciento el consumo de cocaína y un 50 el consumo de metaanfetaminas. “La cantidad de cocaína consumida en Europa del oeste y central se duplicó en la última década”, agregó. Luego advirtió que su país sigue siendo el principal donante de asistencia técnica y material de la Cicad y destacó que el director de Reducción de la Demanda de su gobierno, David Mineta, es parte del staff jerárquico de ese organismo.

Kerlikowske también dedicó varios tramos de su discurso a criticar la estrategia de legalización y regulación de las drogas y ninguno a reconocer el fracaso del prohibicionismo. “Damos la bienvenida al diálogo en busca de la mejor táctica para enfrentar la amenaza que implica el crimen organizado transnacional. Reconocemos que es apropiado examinar si puede funcionar mejor. Pero también reconocemos que las redes del crimen transnacional no van a desaparecer si las drogas se legalizan”, aseguró.

Su argumento, similar al de varios funcionarios de la Oficina de Drogas y Delito de la ONU, es que no sólo se financia con drogas. “Ellos diversificaron el negocio, sacando ganancia de la trata de personas, el secuestro y la extorsión”, dijo Kerlikowske. No mostró ninguna prueba sobre sus dichos, pero insistió en que los impuestos sobre las drogas, en caso de legalizarlas, no alcanzarían para cubrir el daño sanitario que implican. Y ahí sí dio un ejemplo: el alcohol. Sin embargo, Estados Unidos lo legalizó luego de las mafias y las muertes por bebidas adulteradas que produjo esa prohibición. “Desgraciadamente, no existen soluciones simples aquí”, dijo.

“Al menos, esta vez tuvieron que salir a la defensiva y decir que es más importante la salud de los usuarios, que la represión. La visión estadounidense ya no es tan hegemónica”, reflexionó anoche una fuente de la Sedronar.

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
  • “Tercera vía”
    Por Emilio Ruchansky
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.