12:07 › IRáN

Incidentes entre la oposición y los seguidores de Ahmadinejad

El funeral del ayatolá Hosein Alí Montazeri, muerto el sábado pasado en Teherán, se transformó en una verdadera manifestación opositora al régimen de Mahmud Ahmadinejad, acusado de fraude en las últimas elecciones. "Montazeri no está muerto, el que está muerto es el gobierno", gritaba la multitud que llevaba pañuelos, bufandas o brazaletes verdes.

"Decenas de miles" de partidarios del ayatolá y de opositores acompañaron sus restos hasta el mausoleo de Masoumeh, importante santuario del islam chiita iraní, donde será inhumado.

Milicianos progubernamentales del movimiento Ansar Hezbolá, provistos de altavoces, trataron de perturbar la procesión "modificando las consignas" de la multitud, lo que provocó "algunos enfrentamientos", según el portal Rahesabz.

Una inmensa multitud participó el lunes en el sepelio del gran ayatolá disidente Hosein Ali Montazeri en la ciudad santa de Qom, a unos cien kilómetros al sur de Teherán.

La prensa extranjera no fue autorizada a cubrir los funerales de Montazeri, fallecido el sábado pasado, a la edad de 87 años. El difunto llegó a ser el sucesor designado del imán Jomeini, fundador en 1979 de la República Islámica y Guía Supremo del país, antes de convertirse en una de las principales figuras de la oposición.

Miles de partidarios acompañaron los restos hasta el mausoleo de Masumeh, importante santuario del islam chiita iraní, donde fueron inhumados a media mañana. Los dirigentes de la oposición Mir Hosein Musavi y Mehdi Karubi, presentes en la ceremonia, habían convocado a una jornada de "duelo público" y a una participación popular en los funerales.

Compartir: 

Twitter
 

Un gran número de militantes opositores asistió al funeral de Montazeri en el mausoleo de Qom, al sur de Teherán.
 
ULTIMAS NOTICIAS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.