13:19 › UN DISPARO EN LA CABEZA PARA EL KILLER

El sospechoso de Toulouse, "idenficado y fuera de combate"

Así se refirió el presidente galo Nicolás Sarkozy a la captura y muerte de Mohammed Merah, el franco-argelino miembro de la red Al Qaeda y presunto autor de los asesinatos de tres niños y un adulto frente a una escuela, y tres soldados franceses en Montauban. Según el fiscal de París y responsable de la investigación, François Molins, el hombre, que permaneció rodeado por las fuerzas de seguridad durante 32 horas en un departamento, recibió un disparo en la cabeza mientras trataba de huír por una ventana. "Saltó y cuando llegó al suelo, ya estaba muerto", confirmó el ministro del Interior, Claude Guéant.

Luego de la muerte de Merah, Sarkozy dio una conferencia para confirmar la noticia y reconocer que su gobierno deberá sacar conclusiones sobre ese hecho que irrumpió también en los discursos de campaña, de cara a las próximas elecciones presidenciales. Aseguró que, a partir de esto, se sancionará penalmente a todo aquel que consulte páginas de Internet que hagan apología del terrorismo y subrayó que las ideas de venganza o de ira sirven de poco en estos momentos.

"Los franceses deben superar su indignación y no dar curso libre a su rabia", ya que "nuestros compatriotas musulmanes no tienen nada que ver con las motivaciones enloquecidas de un terrorista", enfatizó el mandatario.

El fiscal de París, Francois Molins confirmó, como al pasar, que el hombre murió de un disparo en la cabeza y ratificó que había filmado las masacres con su cámara. Dijo que cuando estuvo en la cárcel tuvo "un comportamiento violento con sus compañeros e intentó el suicidio", confirmó que la madre y el hermano del sospechoso están detenidos y añadió que "las investigaciones continúan con la búsqueda de todos los cómplices que hayan podido convencer a Merah de actuar o que lo hayan ayudado".

Según el Ministerio del Interior francés, el presunto autor de las masacres de Toulouse y Montauban estaba escondido en un baño del departamento donde estaba atrincherado desde ayer y la policía había perdido contacto en las últimas horas con él. El titular de esa cartera, Claude Gueant, sostuvo que Merah estaba dispuesto a "morir con las armas en la mano" y relató que atacó con "extrema violencia" a las fuerzas especiales cuando abrieron la puerta del baño.

"Saltó por la ventana con un arma" sin dejar de disparar, agregó el funcionario, quien precisó que "hasta las 22.45 de ayer Merah nos había dejado pensar que se rendiría, pero en el último contacto hizo saber que cambiaba de comportamiento y que no se rendiría. Nos dijo que haría pagar caro su arresto y que la muerte no le daba miedo".

El hombre, siempre según Gueant, disparaba contra los agentes del cuerpo de elite RAID "con una violencia y una intensidad" que un policía de las fuerzas especiales aseguró "no haber visto nunca". En el asalto resultaron heridos dos miembros de las fuerzas de elite, que tenían como prioridad capturar con vida al acusado. Pero Merah murió luego de saltar por la ventana y, según la versión oficial, no por el fuego policial, ya que tenía puesto un chaleco antibalas.

El canciller francés, Alain Juppé, manifestó que es necesario esclarecer eventuales errores de los servicios de información franceses en la vigilancia de Merah. Por su parte, el candidato socialista a la presidencia francesa, Francois Hollande, dijo que "la muerte de Mohammed Merah pone fin a una insoportable angustia". "Hasta el último momento el asesino mostró su peligrosidad extrema", manifestó el candidato con más chances que llegar a la Presidencia.

Compartir: 

Twitter
 

En todo momento, la zona del barrio residencial donde se atrincheraba Merah, de 23 años, estuvo acordonada por la policía francesa, que no permitió que se tomaran imágenes durante las negociaciones ni después de la muerte.
 
ULTIMAS NOTICIAS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.