17:17 › MEMORIA, VERDAD Y JUSTICIA

Condena para una apropiadora

El Tribunal Oral Federal 1 de La Plata, sentenció a Silvia Molina a la pena de cinco años y medio de prisión por la apropiación de Sebastián Casado Tasca, nacido mientras su madre estaba en cautiverio durante la última dictadura cívico-militar y cuya identidad fue restituida hace seis años por Abuelas de Plaza de Mayo. También fue condenada a 10 años la médica Nora Manacorda por firmar el certificado de nacimiento que permitió la sustracción del niño.

Sebastián Casado Tasca recuperó su identidad en 2006, cuando se supo que había nacido en marzo de 1978, que su madre Adriana Leonor Tasca era estudiante de derecho secuestrada en La Plata a fines de 1977, cuando tenía 5 meses de embarazo, y que estuvo cautiva en el centro clandestino de detención conocido como "La Cacha".

Ella permanece desaparecida, al igual que su esposo, Gaspar Casado, también estudiante de derecho secuestrado, quien, según testigos, estuvo detenido en la ESMA.

Antes de dar a conocer el veredicto, dio la posibilidad a Silvia Molina de decir sus últimas palabras: "Pido perdón a Sebastián, no sabía sus orígenes, y dijo que él "no es culpable de lo que me puede pasar a mi". Por su parte, la médica Manacorda, con la voz quebrada, afirmó que "lamento que con mi firma haya causado tanto daño".

"Lo hice bajo presión", aseguró en alusión a la firma del certificado de nacimiento que permitió que Casado Tasca haya sido inscripto como hijo de Silvia Molina. "Estaban en juego mis hijos, tenía miedo al dolor, miedo a que me torturaran, me mataran (...) Si hubiera podido elegir, no lo hubiera hecho", intentó justifica.

El viernes pasado, los fiscales Hernán Schapiro y Gerardo Fernández pidieron la pena de 10 años de prisión para Molina y 12 años de prisión para Manacorda, acusándolas de los delitos de retención y ocultamiento de menor, supresión y suposición de estado civil y falsedad ideológica de documento. Por su parte, el abogado de Abuelas de Plaza de Mayo, Emanuel Lovelli, pidió la pena de 13 años de prisión para Molina y 19 años de prisión para Manacorda.

Según la causa, tras dar a luz, el niño fue entregado por un oficial de las Fuerzas Armadas a un matrimonio allegado, integrado por Angel Capitolino y Silvia Beatriz Molina, quienes lo inscribieron como hijo propio, con el nombre de Sebastián Capitolino, con una partida de nacimiento falsa firmada por Manacorda, médica de la policía bonaerense que se desempeñaba en la División Sanidad de la fuerza.

Compartir: 

Twitter
 

 
ULTIMAS NOTICIAS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.