20:25 › EGIPTO

Anuncio de represión para las protestas islamistas

El gobierno de facto egipcio ordenó a la policía que adopte "las medidas necesarias" para poner fin a los acampes de los partidarios del depuesto presidente Mohamed Mursi. Los islamistas afirmaron que seguirán con sus manifestaciones. Mientras tanto, Mursi, que sigue detenido, fue visitado por una delegación de la Unión Africana.

Tras una semana de amenazas, el gobierno egipcio justificó su resolución en que las acampadas de las plazas cairotas de Rabea al Adauiya y Al Nahda suponen "un peligro para la seguridad nacional y la paz social". La policía llevará a cabo una operación "gradual y de acuerdo a la ley", informó un responsable del Ministerio del Interior a la agencia oficial Mena, sin especificar cuándo se efectuará dicha acción.

Segín la fuente, primero lanzarán advertencias, y si esto no surte efecto usaran gases lacrimógenos para disolver las acampadas, pudiendo recurrir al derecho a defenderse en caso de violencia. La decisión se basa en "la gran autorización del pueblo en el trato contra el terrorismo y la violencia", afirmó la ministra de Información, Dorreya Sharafedin, al término de una reunión del Ejecutivo.

Sharafedin hizo alusión a que decenas de miles de personas participaron el pasado viernes de la convocatoria del jefe del Ejército, Abdel Fatah al Sisi, que pidió el apoyo popular a eventuales medidas de este tipo. Para el Gobierno, "la violencia y el terrorismo amenazan con derrumbar la patria", por lo que es "inaceptable" la continuación de las protestas.

Los islamistas se mostraron de nuevo desafiantes. El portavoz de la Coalición Nacional para la Defensa de la Legitimidad, Ahmed Nashar, dijo a la agencia Efe que "resistirán de modo pac?fico" en Rabea al Adauiya y Al Nahda. Nashar denunció que la decisión del Gabinete es "propia de un estado represivo y de un régimen militar, policiaco y dictatorial".

Las mismas acusaciones fueron vertidas por el portavoz del Partido Libertad y Justicia (PLJ), brazo político de la Hermandad Musulmana, Ahmed Subaya, quien instó a la comunidad internacional a asumir "su responsabilidad para impedir eventuales masacres de civiles desarmados". Subaya dijo que el Gobierno "tiene el deseo de continuar con el asesinato de los manifestantes pacíficos partidarios de Mursi". El pasado sábado ochenta seguidores del depuesto presidente fallecieron en El Cairo en enfrentamientos con la policía cerca de Rabea al Adauiya, mientras que el día 8 de este mes medio centenar murieron frente a la sede de la Guardia Republicana.

En tanto, una delegación de la Unión Africana (UA) se entrevistó con el depuesto presidente, detenido en un lugar secreto por el ejército desde su destitución el pasado 3 de julio.El expresidente de Malí, Alpha Oumar Konaré, jefe de la delegación de la UA, confirmó el encuentro. Mursi, primer presidente elegido democráticamente del país, había recibido su primera visita oficial el martes, cuando se entrevistó durante dos horas con la jefa de la diplomacia de la Unión Europea (UE), Catherine Ashton.

Compartir: 

Twitter
 

El Ejecutivo consideró que los acampes en las plazas de Rabea al Adauiya y Al Nahda suponen "un peligro para la seguridad nacional y la paz social"-
 
ULTIMAS NOTICIAS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.