14:32 › EL GOBIERNO DECRETO DOS DIAS DE DUELO NACIONAL

Murió Julio Strassera

El exfiscal federal tenía 81 años y hace diez días había sido internado en la Clínica San Camilo, de Villa Crespo, por trastornos intestinales y un cuadro de hiperglucemia. En 1985 actuó en el juicio contra los integrantes de las Juntas de la última dictadura militar, que culminó con las condenas a reclusión perpetua a los genocidas Jorge Rafael Videla y Eduardo Emilio Massera. El Gobierno, a través del ministerio de Justicia y Derechos Humanos, resaltó que Strassera brindó "un aporte trascendente en el proceso de consolidación de la democracia" y manifestó sus condolencias a la familia.

Su participación como fiscal en el Juicio a las Juntas Militares tuvo repercusión a nivel mundial, cuando en diciembre de 1985 fueron condenados los principales jerarcas de la más sangrienta dictadura militar que vivió el país. "Señores jueces, nunca más", manifestó Strassera al finalizar su alegato del juicio que condenó a los genocidas Jorge Rafael Videla y Eduardo Massera a reclusión perpetua; a Roberto Viola a 17 años de prisión; a Armando Lambruschini a ocho; y a Orlando Ramón Agosti a cuatro. Luego, esas y otras condenas quedaron sin efecto con los indultos del entonces presidente Carlos Menem en 1990.

En su histórico alegato, Strassera había advertido que los argentinos habían tratado de "obtener la paz fundándola en el olvido" y que eso había fracasado. "Hemos tratado de buscar la paz por la vía de la violencia y el exterminio del adversario, y fracasamos: me remito al período que acabamos de describir. A partir de este juicio y de la condena que propugno, nos cabe la responsabilidad de fundar una paz basada no en el olvido sino en la memoria; no en la violencia sino en la justicia. Ésta es nuestra oportunidad: quizá sea la última", señaló en las afirmaciones que coronaron su actuación clave en el juicio, junto a Luis Moreno Ocampo.

En el año 1976, Strassera fue nombrado Secretario de Juzgado y durante la dictadura fue promovido como Fiscal General. Muchos sobrevivientes y familiares de víctimas de la represión le reprochan su actuación durante esos años, por haber rechazado pedidos de hábeas corpus.

Desde 1984 fue fiscal de la Cámara Federal de Apelaciones en lo Criminal y Correccional. Durante la década del '90 y como abogado, Strassera representó al país ante organismos internacionales de derechos humanos y participó de la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos (APDH), organización de la que siguió formando parte hasta hoy desde su Consejo de Presidencia.

En 2003, se afilió a la Unión Cívica Radical y en 2006 defendió al entonces jefe de Gobierno porteño, Aníbal Ibarra, en el marco del juicio político que la Legislatura de la ciudad llevó adelante en su contra a raíz de la denominada Masacre de Cromañón, que finalizó con su destitución del cargo.

En los últimos años, el exfiscal criticó al gobierno nacional, lo que lo llevó a mantener distintos contrapuntos con funcionarios. También defendió al juez de Mar del Plata Pedro Hooft, acusado por sobrevivientes de la última dictadura de ser cómplice y encubrir el secuestro y desaparición de un grupo de abogados, episodio conocido como La Noche de las Corbatas.

Su última aparición pública fue a principios de febrero, cuando criticó lo que entendía era un "avance" del Gobierno sobre la Justicia y anticipó su intención de participar de la marcha del 18 de febrero en reclamo de justicia por la muerte del fiscal Alberto Nisman. Sin embargo, el 16 debió ser internado en el Sanatorio San Camilo a raíz de un cuadro intestinal y de hiperglucemia que, tras permanecer en estado de coma, derivó hoy en su muerte.

El ministerio de Justicia y Derechos Humanos, en nombre del Gobierno nacional, expresó su profundo dolor por el fallecimiento del exfiscal y manifestó sus condolencias a la familia. En un comunicado, la cartera de Justicia señaló que "Strassera realizó un aporte trascendente en el proceso de consolidación de la democracia y tuvo una valiente actitud al acusar a los principales responsables de la última dictadura cívico militar".

"El juzgamiento a la Junta Militar, en el año 1985, fue el primer paso de una larga lucha por los valores de Memoria, Verdad y Justicia, que hoy ha convertido a la Argentina en un país líder en el mundo en materia de derechos humanos", destaca el texto. A través del decreto 295, la presidenta Cristina Fernández de Kirchner dispuso dos días de duelo nacional.

En tanto, el Senado rindió homenaje al fiscal de los juicios contra las juntas militares y aprobó por unanimidad un proyecto de Declaración para expresar su “pesar por el fallecimiento” de Strassera y otro de Comunicación para pedirle al Ejecutivo que declarase duelo nacional por su muerte.

El vicepresidente Amado Boudou ordenó que sea izada a media asta la bandera argentina en el recinto de sesiones y un minuto de silencio. El bloque del Frente para la Victoria, a través de su presidente, Miguel Angel Pichetto, adhirió al homenaje propuesto por su par de la bancada radical, Gerardo Morales, quien consideró que la muerte de Strassera “le duele a todos los argentinos”. "En este país hicimos una fuerte apuesta por el respeto a los derechos humanos desde 1983 en adelante”, remarcó Morales.

Compartir: 

Twitter
 

 
ULTIMAS NOTICIAS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.